Altas y bajas en una radiografía de la Zona Industrial de Mendoza

La UNCUYO participó de un estudio completo para analizar su evolución.

Altas y bajas en una radiografía de la Zona Industrial de Mendoza

Foto: Archivo Unidiversidad

Sociedad Unidiversidad por Santiago Serrano / Unidiversidad / Publicado el 22 DE FEBRERO 2019

La Coordinación de Innovación Productiva de la secretaría de Extensión y Vinculación de la UNCUYO, junto con la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) y la Asociación de Empresarios Rodríguez Peña (ADERPE), difundieorn este viernes un estudio estructural de la situaciónde la mayor zona industrial de Mendoza.

Dicho relevamiento fue realizado sobre un total de 387 empresas ubicadas en Maipú, Godoy Cruz y Guaymallén, donde se analizaron aspectos económicos y financieros, procesos productivos y medio ambiente, avances tecnológicos y evolución en la capacitación del personal de trabajo.

Sin embargo, muchas veces, los números fríos no marcan la realidad puntual respecto a los avances o déficits. Hay algunos aspectos muy favorables y con posibilidades de crecimiento, mientras que otros que denotan un marcado retroceso.

Por ejemplo, el bajo uso de las energías alternativas, ¿es positivo o negativo para una empresa?, o el hecho de que se duplicaron los créditos estatales, ¿marca un avance o un retroceso? Así también, se puso en foco si el aumento de personal garantiza un crecimiento o marca un déficit en la capacitación.

Para responder todas estas preguntas, desde Unidiversidad nos comunicamos Roque D' Anna, a cargo de la Coordinación de Innovación Productiva de la UNCUYO y uno de los hacedores del informe industrial, quien nos aseguró que la situación es “mucho más positiva” de lo que se esperaba.

En primer lugar, Roque D’Anna aclaró que el relevamiento se realizó sobre empresas “ubicadas en el Carril Rodríguez Peña y sus alrededores” y aclaró que el número final no fue el deseado porque “varias empresas se negaron a brindar información”.

Las zonas que se recorrieron para realizar el informe. De las 367 empresas encuestadas, 199 pertenecen a Maipú, 166 a Godoy Cruz y 22 a Guaymallén.

En cuanto al uso de energías renovables por parte de estas empresas el ingeniero explicó: “Seguro que el bajo, casi nulo, uso de este tipo de energías no es bueno y está demostrando un atraso para distintos usos. Está claro que en el uso de energía de potencia no se pueden utilizar por su elevado costo y la técnica de uso, pero para el resto de las actividades como iluminación, comunicación y tareas administrativas está marcando un retroceso para Mendoza”.

En sintonía con la línea ambietal, D’Anna se refirió al impacto de las industrias mendocinas: “En general, los empresarios declararon que no tienen residuos. Es un dato que llama la atención y seguramente habrá trabajar mucho en la concientización y educación respecto a este tema. Sin embargo, hay muchos empresarios que reciclan sus propios desechos y es algo muy positivo. De todas maneras, la normativa provincial está vigente en este tema y habrá que cumplir las expectativas con el tiempo. En este tema será clave el acceso y el buen uso de los recursos económicos. Muchas veces, estos costos no pueden ser costeados por las pymes”.

Respecto a la cuestión económica, donde el informe reveló que desde 2012 al 2018 los préstamos estatales crecieron de un 17% a un 45%, D’Anna soslayó que este dato revela “dos cuestiones puntuales”. La primera de ellas, es que “el costo en Argentina es muy elevado” y por ello las empresas “deben recurrir a fuentes públicas”, como el “Banco Nación o el Fondo para la Transformación”, ya que “tienen tasas muchos más bajas y accesibles que las entidades privadas”. Y en segundo lugar, este hecho denota que “las tasas de los bancos privados son muy elevadas” para los sectores productivos y, además, “no hay un movimiento orientado a promover el sector”.

Los créditos estatales casi se triplicaron en los últimos 6 años.

En ese sentido, el ingeniero describió: “En comparación con el 2012, se tiene que decir que la actividad económica ha crecido de buena manera. Digo esto porque la cantidad de empresas en funcionamiento ha crecido considerablemente”. Sin embargo, remarcó: "Pero también hay que hablar de un diversificación de las actividades, porque antes era fuertemente industrial y ahora hay empresas de transporte, gastronómicas, comerciales y de servicios. Eso marca un dinamismo importante que repercute también en la cantidad de empleados que toman estas empresas”.

De todas maneras, recalcó: “Si bien el dato arroja que un 70% de empresas crecieron los últimos 6 años”, no es menor ni menos alarmante que “casi un 30% no haya podido costear sus gastos estructurales”.

Finalmente, haciendo un análisis global de todos los aspectos analizados en el informe, D’Anna consideró que el mayor déficit en el rubro industrial se debe a “la falta de asociatividad que hay entre las empresas” y, sobre todo, “a las falencias que existen a la hora de capacitar al recurso humano disponible”.

A pesar de ello, el ingeniero recalcó  que el crecimiento demostrado hasta el momento “tiene que ver con la vinculación de los rubros”.

Finalmente, el coordinador de Innovación Productiva hizo hincapié en un dato que le llamó “poderosamente la atención” y es que casi 70 empresas no cuentan con internet para desarrollar sus actividades.

“Supongo que esto se da por dos cuestiones puntuales. La primera de ellas es que muchos empresarios tienen una edad avanzada y toda la vida les fue bien de esta manera y no ven la razón por la cual aggiornarse. La otra cuestión es que varios dueños consideran que el servicio brindado es muy malo y por ello prefieren no tener internet”.

sociedad | provincial | industria | zonas | relevamientos | informe | positivo | negativo | 2019 |