Analizan en la UNCuyo el proyecto de ley "Plan Maestro"

Noticias UNCUyo | Universidad | Académica

02 de junio de 2017, 11:23.


Representantes académicos de las facultades, de los colegios, consejeros superiores y referentes de sindicatos de docentes universitarios discuten los puntos centrales del proyecto educativo que dio a conocer el Ministerio de Educación de la Nación. La intención es llevar la voz de la UNCuyo a la reunión del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), prevista entre el 12 y 13 de junio.



En un encuentro que se concretó en el Comedor Universitario, secretarios y equipos académicos de las facultades, profesores y directivos de los colegios preuniversitarios, miembros de la comisión de Docencia y Concursos del Consejo Superior y de sindicatos de docentes universitarios, debaten los contenidos y alcances de la propuesta de ley "Plan Maestro", que presentó el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.

Se reúnen de cara al encuentro que promueve para el 12 y 13 de junio, la Comisión de Asuntos Académicos del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), donde se conocerá la posición de las distintas casas de estudios.

La secretaria académica de la UNCuyo, Adriana García, encabezó la jornada que se dividió en dos etapas. Primero se detallaron los puntos centrales del proyecto educativo y luego se realizó una puesta en común para su análisis, partiendo del concepto de educación y del marco legal.

Para García se trata de "un proyecto ambicioso que encierra una serie de metas generales y específicas y estrategias para llegar a una mejora en el nivel primario, secundario y universitario; metas focalizadas para el 2021 y 2026”.

También explicó que se inició una consulta del proyecto en algunas universidades nacionales, circunscripta al área de Ciencias de la Educación, de la que participó la facultad de Filosofía y Letras. Como resultado se elaboró un documento que también se puso a consideración en la discusión. “Nos pareció desde la Secretaría Académica que también teníamos que escuchar las voces de las otras Unidades Académicas. Constituimos una gran Universidad que la componen 14 unidades académicas, donde seis de ellas son las que tienen formación de formadores”.

Por último agregó: “Esperamos que esta sea una jornada muy rica en la discusión y que trascienda el debate ideológico político y que se circunscriba a lo que realmente nos importa a todos los argentinos que es la educación en nuestro país”.

Lineas generales del proyecto de ley

Establece la aprobación de un plan de educación llamado “maestro” y se enmarca en dos supuestos fundamentales: Que la educación es un bien público y un derecho tanto social como personal, los cuáles deben ser garantizados por el Estado, y que la educación y sus productos principales de información y el conocimiento, son las variables claves en la sociedad del siglo XXI, impactando simultáneamente en la competitividad económica, la ciudadanía política y equidad social.

En su artículo 1º se orienta a garantizar la igualdad de oportunidades de aprendizaje y apoyar las políticas de mejora en la calidad de la enseñanza reafirmando el rol estratégico del derecho de la educación, consagrado en el art. 14 de la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales incorporados a ella.

Referencia como bases normativas y fundamentales la Ley de Educación Nacional Nº 26206, la experiencia acumulada con la Ley de Financiamiento Educativo 26075 y el Plan Estratégico Nacional 2016-2021 Argentina Enseña y Aprende, aprobado en el Consejo Federal de Educación por resolución Nº 285/16.

Define 21 áreas prioritarias de acción agrupadas en seis áreas estratégicas: Escolaridad Obligatoria, Innovación y Calidad Educativa, Formación y Carrera Docente, Infraestructura y Tecnología, Educación Superior, y Educación y Trabajo, operacionalizadas en 53 metas generales y específicas aproximadamente.

La autoridad de aplicación será el Poder Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio de Educación y Deportes y de los Ministerios de Educación provinciales.

Se implementará en un plazo de 10 años (2026), segmentado por un corte en 2021, donde se estipula el cumplimiento de un conjunto de metas parciales.

Por último, prevé el monitoreo, seguimiento y evaluación permanente de las metas, tanto por parte de los organismos de planeamiento y ejecución, como de la sociedad en su conjunto.