Su propio creador explica cómo es el páncreas artificial argentino

Dale! habló con el doctor en ingeniería Ricardo Sánchez Peña, director del equipo de investigación del Conicet que diseñó el ARG, mecanismo destinado a controlar el nivel de glucosa en sangre de pacientes con diabetes 1.

Su propio creador explica cómo es el páncreas artificial argentino

El mendocino Ricardo Sánchez Peña es doctor en ingeniería y actual director del Departamento de Investigación y Doctorado del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (Foto: YouTube)

Ciencia Radio U / Publicado el 17 DE NOVIEMBRE 2017

Ricardo Sánchez Peña es doctor en ingeniería y actual director del Departamento de Investigación y Doctorado del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA). Nació en Mendoza, vivió en Estados Unidos y España, y trabajó, entre otros países, en Alemania. Volvió a la Argentina en 2009, con el plan de repatriación Raíces. “Fue la primera vez que volví en buenas condiciones”, dice, ahora, desde Buenos Aires.

Tras casi dos décadas en el área espacial, Sánchez Peña impulsó y dirigió el proyecto de investigación que desarrolló el primer páncreas artificial de Argentina: el ARG (Automatic Regulation of Glucose), un algoritmo capaz de controlar automáticamente el nivel de glucosa en sangre de pacientes con Diabetes 1, cuya prevalencia en Argentina alcanza el 9,6% -junto a la Diabetes Tipo 2-. El mecanismo fue probado con éxito en cinco pacientes, durante 36 horas, en el hospital Italiano de Buenos Aires.

Este páncreas digital consiste en tres dispositivos: un monitor de glucosa, una bomba de insulina (ambos de aplicación subcutánea) y este "algoritmo de control" que se conecta, a través de un smartphone por Bluetooth a ambos dispositivos. “Lo que intentamos es darle mayor autonomía al paciente; que se desentienda de todos los cálculos que debe hacer para mantener regulados sus niveles de glucosa. El algoritmo decide cuánta insulina inyectarle al paciente cada cinco minutos”, explica.

El mendocino inició este proyecto hace siete años, a partir de conocer al nieto de un colega, un niño de 3 años que era insulino-dependiente. "Me empecé a interiorizar en el problema y pensé que sería muy útil para mucha gente". En 2014, tras desarrollar varios algoritmos, el grupo de ingenieros de la Universidad de La Plata se contactó con dos médicos clínicos del hospital Italiano. “El año hicimos dos pruebas clínicas con algoritmos de la Universidad de Virginia, Estados Unidos. En junio de este año recién probamos uno íntegramente desarrollado en el ITBA, la Universidad de Quilmes y la UNLP".

“Lo novedoso es el algoritmo de control; la partición de este páncreas artificial en tres dispositivos ya existía, pero nuestro algoritmo fue diseñado y programado aquí en Argentina; es diferente al que se usa en otros lugares del mundo. Ahora estamos viendo en dónde podemos conseguir fondos para continuar con este proyecto”, aclaró el investigador.

Respecto al momento crítico en el que se encuentra el ámbito de la investigación en el país, Sánchez Peña aseguró que “hay muchos planes que se han continuado. Todavía se puede investigar en nuestro país”, aunque “todavía no está claro cómo continúa el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva”.

 

Escuchá la entrevista completa a Sánchez Peña.

Audio

  • Entrevista al Dr Ricardo Sánchez Peña.

ciencia | sánchez peña | páncreas artificial