Colegios secundarios de Mendoza con más género y menos violencia

Noticias UNCUyo | Universidad | Colegios

01 de diciembre de 2016, 13:47.


Estudiantes de tres escuelas realizaron una performance en la Peatonal Sarmiento, en conmemoración del día de la no violencia contra la mujer.


Colegios secundarios de Mendoza con más género y menos violencia

Estudiantes del Colegio Universitario Central y de las escuelas del Magisterio y Scalabrini Ortiz, presentaron una performance sobre la no violencia sobre la mujer, en la Peatronal Sarmiento.


La propuesta fue de un equipo de estudiantes secundarios, en su mayoría del Colegio Universitario Central, la Escuela del Magisterio y la Escuela Scalabrini Ortiz, que trabaja la temática desde hace un tiempo.

Con una performance interpretativa recordaron el día de la no violencia contra la mujer. Lo hicieron sobre la base del proyecto «+género, -violencia», que desarrolla un grupo conformado por referentes de tres colegios de la Provincia, con la idea de concientizar a la población en esta problemática que atraviesa el mundo. 

Junto a los estudiantes de los colegios trabajaron docentes que coordinaron la experiencia. Entre ellos, la directora del CUC, Lilian Montes de Gregorio y Nancy Cano, jefa del servicio de orientación. También participaron representantes de los otros centros educativos involucrados en este Proyecto que se enmarca en las actividades que promueve el Área de Articulación Social e Inclusión Educativa “Gustavo Kent”, de la Universidad Nacional de Cuyo.

Salida a campo

Para darle un cierre al trabajo realizado durante el segundo semestre del ciclo lectivo, los estudiantes salieron a las calles el día de la NO violencia contra la mujer. Se instalaron en la peatonal e hicieron intervenciones en alusión al maltrato hacia las mujeres.

La primera fue una dramatización en la que los chicos de la Scalabrini Ortiz formaban parejas, y entre ellas se tapaban los ojos y se ataban las manos. Cada pareja representaba una forma de opresión. La idea consistía en que cada uno se iba dando cuenta de eran presos de una situación de la que necesitaban liberarse.

La siguiente intervención fue más metafórica. Se colocaron en la vereda carteles que indicaban los años, desde 1960 hasta el 2016. En cada año había una persona parada, vestida de negro y con una bolsa negra con escrituras y globos. La persona parada en el 1960 comenzó a caminar y a buscar y sumar al resto. Cuando sumaron al 2016 rompieron las bolsas y explotaron los globos que había adentro.

La última de las intervenciones consistió en pegar carteles con los nombres de las víctimas de femicidio frente a la puerta de la legislatura. Los estudiantes pusieron velas debajo de los nombres y entregaron velas a las personas que quisieran participar y encender una vela en el nombre de cualquiera de las víctima de violencia de género.

En ese momento se distribuyeron folletos informativos sobre prevención, números telefónicos y datos de los centros de atención a las víctimas y también asesoraron al público.

Un repaso 

La propuesta comenzó a mediados de año, con una reflexión sobre los vínculos sanos en la familia, la pareja y los amigos. En ese contexto, se crearon espacios de debate sobre la violencia en el noviazgo, el maltrato a la mujer, los femicidios y la ley de violencia de género.

Desde el inicio los estudiantes se dividieron en grupos y pensaron diferentes formas de promoción y prevención, compartiendo experiencias y opiniones sobre la situación de la mujer.

Asimismo, se analizaron los casos de femicidios que hubo en Mendoza, en los últimos meses. El equipo organizador proyectó las noticias de los casos con un video musical y propusieron que los chicos dieran sus opiniones al respecto.

En este sentido, se habló sobre qué tipo de acción hubiese prevenido las muertes o el maltrato a las mujeres. También se abordó el rol que tiene la justicia y cómo lo cumple a la hora de tratar los femicidios. 
Además se analizaron los distintos tipos de violencia, cómo se ejerce poder y dominación a la mujer en situaciones cotidianas y cómo se da el maltrato aunque no sea explícito.

El proyecto

El proyecto de Inclusión Social «+género -violencia» forma parte de la  séptima convocatoria del Programa de Inclusión Social e Igualdad de Oportunidades y tiene como objetivo contribuir desde la escuela secundaria a la erradicación de la violencia de género, focalizando en la violencia contra las adolescentes en el ámbito de sus relaciones de noviazgo/pareja.

De esta manera, la Escuela del Magisterio, el Colegio Universitario Central y la Escuela Scalabrini Ortiz, se unieron para aprender formas de prevención, informarse sobre la ley de violencia de género, compartir inquietudes y experiencias, ayudar a las personas que sufren maltrato, promocionar, visibilizar y decir basta a la violencia contra la mujer.

Entre otras cosas el Proyecto propone promover y realizar acciones tendientes a eliminar la discriminación de la mujer y la vigencia de los estereotipos de género, promover la igualdad entre varones y mujeres, el pleno ejercicio de los derechos de las mujeres y velar por su respeto y, generar espacios de reflexión y formación de los adolescentes sobre la temática de violencia de género, en especial, en las relaciones de noviazgo. En ese contexto, la coordinadora, Liliana Montes, considera que son acciones tendientes a promover el empoderamiento de los jóvenes y las jóvenes en el sentido de que sienten que pueden realizar aportes para terminar con esta problemática.

Además de los alumnos de los colegios secundarios, llevan adelante la propuesta, docentes, estudiantes y egresados de las facultades de Ciencias Políticas, Artes y Diseño y Filosofía y Letras. 

Etiquetas:
violencia género | mujeres | colegios | colegio universitario central | escuela del magisterio | escuela scalabrini ortiz