Con 5 nuevos camaristas se depuró la Justicia Federal

Unidiversidad | Sociedad

11 de octubre de 2017, 16:42. Por: Juan Stagnoli.


Ricardo Lorenzetti tomó juramento a los nuevos miembros de la Cámara Federal de Apelaciones. Dos de los predecesores (Romano y Miret) fueron denunciados y condenados por delitos de lesa humanidad.


Con 5 nuevos camaristas se depuró la Justicia Federal

Los cinco jueces de la Cámara Federal de Apelaciones luego del juramento. Foto: Victoria Gaitán


Este miércoles 11 de octubre juraron los cinco miembros de la Cámara Federal de Apelaciones. De esta manera concluyó una etapa de casi siete años en el que el sistema judicial se depuró de los vestigios que quedaban de la dictadura militar. El dato no es menor y es que el nombramiento de los jueces federales se produjo exactamente dos meses después de que la Justicia condenó a prisión perpetua a los exjueces Luis Miret y Otilio Romano por su participación en la última dictadura militar.

Ricardo Lorenzetti, el presidente de la Corte Suprema de la Nación, fue el encargado de dar juramento a los cinco miembros de la Cámara. Se trata de Olga Pura Arrabal, Gustavo Castiñeira de Dios, Alfredo Porras que integrarán la sala B, y Juan Ignacio Pérez Curci y Alberto Pizarro que conformarán la sala A. En su alocución el miembro del Máximo tribunal exclamó que es necesario realizar cambios en la Justicia dado que aumentó la cantidad de casos que llegan a la Justicia mientras que aún hay un sistema judicial del “siglo XIX”.

En este contexto Lorenzetti valoró los avances que se desarrollaron en materia judicial desde la llegada de Alfredo Cornejo a la gobernación. “Mendoza fue innovadora y el Poder Judicial debe verse a sí mismo con más oralidad y mayor participación de las víctimas en la Justicia”, argumentó el ministro de la Corte. En este sentido pidió hacer una reforma judicial que contemple a todos los poderes del Estado y anunció la implementación del sistema de captación de escuchas en la provincia.

En sus declaraciones el funcionario de la Corte no pudo dejar pasar la demora que hubo en la conformación de la Cámara que debe resolver por conflictos entre la provincia y la Nación. Recordó que aumentó la cantidad juicios y uno de ellos fueron los realizados a personas por los delitos cometidos de Lesa Humanidad. En Mendoza el llamado "juicio a los jueces" condenó en julio de 2017 a dos magistrados que ocuparon los asientos de la Justicia federal.

La depuración

En 2008, los organismos de Derechos Humanos avanzaron con las denuncias contra Luis Petra, Otilio Romano y Carlos Pereyra González (fallecido en 2015) por su participación en la última dictadura militar. La Justicia siguió con los procesos judiciales correspondientes: se sometieron al Jury de enjuiciamiento y fueron destituidos en 2011, Miret en marzo y Romano en diciembre de ese año.

Como explicó el periodista Alejandro Gamero en una nota publicada en diario Uno, en 2010 Antonio Endeiza renunció cuando cumplió con la edad jubilatoria mientras que en noviembre de 2011, hizo lo mismo Julio Petra Fernández. Como titular quedó Alfredo López Cuitiño, que renunció en 2015 por denuncias de acoso sexual. El tribunal quedó acéfalo hasta que asumió Juan Antonio González Macías el 29 de mayo de 2013.

Con la llegada de los nuevos camaristas, la Cámara Federal de Apelaciones  finalmente se limpió de las marcas de la dictadura y cerró, a su modo, uno de los capítulos más oscuros de la historia reciente argentina.

Así funcionará la oficina de escuchas judiciales en Mendoza

El organismo que depende del Poder Judicial estará operativo a finales de 2017. Aseguran que reducirá los tiempos en la Justicia.

Etiquetas:
provincial | cámara federal de apelaciones | lorenzetti | arrabal