Cortes en el microcentro: preocupación en el comercio

Unidiversidad | Sociedad

13 de noviembre de 2017, 19:44. Por: Unidiversidad.


Las modificaciones en Plaza San Martín llevan más de nueve meses obstaculizando el tráfico por la ciudad. A eso se suman nuevas obras, como las de Avenida San Martín, y otras viejas sin concluir.


Cortes en el microcentro: preocupación en el comercio

Foto ilustrativa. Funte: Municipalidad de Capital


Desde hace casi un mes que el quiosco ubicado sobre 9 de Julio al 1233 cierra su persiana al mediodía. “A la tarde”, asegura Roberto, su dueño, “no pasa nadie”. Basta con observar unos minutos ese tramo de vereda frente a Plaza San Martín para entender los reclamos de Roberto y los demás comerciantes de la zona que lo apoyan: salvo por algunos transeúntes distraídos, ya nadie intenta utilizar esa vía para caminar desde Necochea hasta Gutiérrez, completamente bloqueada desde hace más de tres semanas tanto a vehículos como peatones.

“Normalmente yo abro a las 8 y lo cierro a las 20, pero desde hace tres semanas que vengo cerrándolo a las 12, o a las 14 en algunos casos”, indica Roberto y agrega: “Yo tengo un minimarket chico, no tengo respaldo como para cerrar el negocio un mes, esperar a que terminen las obras y después seguir, porque con esto le doy de comer a mi familia”.

La situación de Roberto no es aislada. Al lado del quiosco, está la entrada a la galería 9 de Julio. Lo único que llena los pasillos de esa galería de locales sin clientes es el ruido de los martillos neumáticos.

“No hay posibilidades de que la gente pase, transite”, dice Marta, dueña de la librería Florencia, ubicada dentro de la galería. “No hay modo de que la gente vea la vidriera y se sienta interesada”, subraya.

Para Marta las refacciones del microcentro también se tradujeron en números rojos. La semana pasada atendió solamente a dos clientes, ninguno de los cuales efectivizó la compra. Meses atrás, solía recibir a más de treinta clientes por semana.

No hay comunicación oficial

“Cuando vimos que estaban por cortar salimos todos a la calle para hablar con el capataz”, cuenta Marta y sigue: “le preguntamos si no podía dejar al menos un paso para que los peatones cruzaran hasta calle Gutierrez pero nos contestó que la calle no podía utilizarse para el tránsito peatonal. Cuando le sugerimos dejar un pasillo angosto al costado de la pared del ECA, nos dijo que eso no es posible porque la mampostería del edificio presenta riesgo de derrumbe”.

El problema no es únicamente el dilatado tiempo de las obras, sino la mala comunicación entre el municipio y los comerciantes. Tanto Marta como Roberto aseguran que nunca les llegó una notificación detallada sobre el plan de obra a llevarse a cabo. “Nadie nos explicó nada. Nosotros tuvimos que ir a preguntar por nuestra cuenta. En ese entonces nos dijeron que el corte iba a durar solamente diez días, pero ya van casi veinte, y todavía quedan más”.

A sus reclamos se suman los de otros comerciantes de sectores aledaños. A comienzos de noviembre, muchos dueños y administradores de locales de la zona se propusieron organizar desayunos comunitarios como método de protesta pacífica ante la dilación de las obras. La medida tuvo alta repercusión tanto en medios locales como nacionales. Dardo atiende un drugstore ubicado sobre nueve de julio, a media cuadra de Peatonal, fue uno de los propulsores de dichos desayunos y asegura que la situación, hasta ahora, no cambió.

“Cuando comenzaron con los cortes acá, no avisaron nada”, explica Dardo. “Yo tuve que preguntarle a un inspector municipal, porque como vi que cortaron la calle y hasta hubo un momento en que no podía pasar la gente. En ese momento el inspector nos dijo tres días y al final fueron tres semanas, y hoy el tema no me afecta a mi tan directamente como a los chicos de la otra cuadra, pero el problema de fondo no cambio para nada”, concluye.

La palabra de la municipalidad

Desde el municipio afirman que todas las obras planificadas y los cortes de calle realizados para la ejecución de las mismas siempre fueron anunciadas con antelación.

“Nosotros, lo que hemos ido haciendo fue avisarle a los vecinos de los proyectos, hacemos reuniones con los vecinos donde compartimos con ellos y recibimos sus aportes”, dice Mario Isgró, secretario de Planificación, Infraestructura y Ambiente.

“Nosotros estamos haciendo un trabajo para cerca de un millón de personas. En la plaza San Martín se va a ver una mejora sustancial, va a circular mucha más gente durante muchos más años, y eso va a beneficiar con creces a los comerciantes que hoy se sienten afectados”, sostiene Isgró.

A pesar de los inconvenientes, Isgró asegura que hasta ahora todas las obras cumplieron con los tiempos estimados y afirma que así continuará. “En las próximas semanas se van a terminar las obras de la vereda de 9 de Julio y también las de Av. San Martín y Garibaldi, siempre pensando en las fiestas y lo que implica esa fecha para el comercio de la ciudad”, explicó.

“El intendente (Rodolfo Suarez) está convencido de que gran parte de la vida de la ciudad es por los comercios. Todas las obras tienen como razón de ser poner en valor el espacio público y así beneficiar a los comercios”, resaltó el secretario.

Etiquetas:
transito | obras | mendoza | ciudad | microcentro | comercio | vecinos