Cuando la Historia demanda más revoluciones

Especiales | Sociedad

27 de mayo de 2018, 11:18. Por: Jorge Fernández Rojas, director de Unidiversidad.


“La reforma no será posible sin una reforma social” - Deodoro Roca, autor del Manifiesto Liminar de 1918


Cuando la Historia demanda más revoluciones


“La reforma no será posible sin una reforma social”

Deodoro Roca, autor del Manifiesto Liminar de 1918

 

La Reforma universitaria representó un acto de soberanía ciudadana fundante para la sociedad argentina moderna.

El 15 de junio de 1918, los estudiantes cordobeses irrumpieron para evitar la elección del rector de la Universidad de Córdoba. En esta construcción histórica diaria y constante, tomamos este espacio periodístico de Edición U para desplegar el pensamiento, las reflexiones y proyecciones sobre el hito centenario que se celebra prontamente.

En este trabajo contamos con la mirada retrospectiva de Felipe Pigna. El escritor pone en valor el trabajo casi olvidado de Manuel Belgrano, héroe de la Independencia con un proyecto educativo de avanzada, con característica inclusiva y más abierto que el modelo sarmientino, de acuerdo a lo que describe el narrador.

Sobre el punto de inflexión en la memoria colectiva, Pigna enciende las luces altas para quienes lean en las próximas páginas.

Pone en relieve el rol de la clase media insurgente en la estructura social del país de aquel tiempo. Ubica a Hipólito Yrigoyen como uno de los flexibles para torcer el camino de los acontecimientos para siempre. “Él (por Yrigoyen), de hecho, permitió a través de un decreto-ley la elección de las autoridades e incluso del rector de la universidad, un avance inusitado en el nivel universitario. Que del claustro universitario surja la elección democrática de las autoridades, por ejemplo, es uno de los grandes logros de la Reforma Universitaria de 1918”, describe con certeza.

También se podrá observar el pensamiento de Dante Ramaglia, doctor en Filosofía por la UNCUYO e investigador del CONICET, quien remarca que el hecho centenario marcó indeleblemente al país, pero también a la región al tener connotaciones globales y anticipatorias incluso para la vieja Europa. Fue como una señal de aviso histórico del Mayo Francés medio siglo antes.

La lupa aguda de Cristina Romagnoli, profesora de Sociología de la Educación, también está incluida en este dossier, en particular sobre la evolución de los docentes desde aquel punto de partida en Córdoba. “Eran una élite, una camarilla que estaba ligada a los sectores eclesiásticos, a los sectores dominantes, conservadores, terratenientes, a esa oligarquía y, por lo tanto, muy lejos de una condición de alguien que se sintiera trabajador”, se lee en la nota que contiene el pensamiento de Romagnoli.

Están presentes aquí también las posiciones de los legisladores nacionales Fernando Pino Solanas y Ricardo Alfonsín, entrevistados por el periodista Juan Villalba, uno de los responsables del Sistema de Medios de la UNCUYO.

Advierte Solanas sus desconfianzas actuales respecto del futuro universitario, que contrasta con el revolucionario momento evocado. “La universidad tenía y tiene que estar ligada a un proyecto nacional y latinoamericano”, remarca el senador nacional. Alfonsín también plantea sus dudas respecto de la autonomía universitaria y la obligación no solo de formar emprendedores, “sino que debe formar ciudadanos”.

Este espacio de Edición U, la publicación de la UNCUYO, es abierto a todo el público que lee en soporte papel y también a quienes ya han elegido las plataformas digitales en unidiversidad.com.ar. Está pensado y realizado con el impulso rector de aquel huracán estudiantil de hace cien años. Lo afirmamos con la claridad de la importancia de la universidad para la gestación de ciudadanía.

Lo que la Reforma nos dejó

En 1918, la Asamblea Universitaria sienta con una huelga general las bases que revolucionaron el rol social de la universidad pública. Cien años después su legado toma nuevos caminos.

Etiquetas:
sociedad | edicion u 28 | reforma universitaria | hoja de ruta