De Vido y tres empresarios más, en el banquillo

Hoy en los tribunales de Comodoro Py, el exministro presentaría un escrito ante Bonadio. Se sumarán a las declaraciones Betnaza, Wagner y Neyra. Algunos buscan la figura del "arrepentido".

De Vido y tres empresarios más, en el banquillo

Julio de Vido, acusado por asociación ilícita con Cristina y Nestor Kirchner. Foto: publicada por El Intransigente.

Sociedad Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: El Sol / La Nación / Publicado el 10 DE AGOSTO 2018

En el marco de la investigación por las coimas entre empresarios y funcionarios kirchneristas, este viernes declara en los tribunales federales de Comodoro Py el exministro de Planificación Federal, Julio de Vido, junto a otros tres empresarios imputados. Según informó hace unos minutos el diario La Nación, De Vido presentaría directamente un escrito.

Entre las declaraciones de esta jornada, se encuentra la del titular de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Carlos Wagner. También se presentarán Luis Betnaza, director institucional corporativo del Grupo Techint; Gerardo Ferreyra, director y vicepresidente del Grupo Electroingeniería, que pidió ampliar su declaratoria, y Jorge Neyra, director comercial de la empresa.

De Vido se encuentra detenido en el penal de Marcos Paz por la causa del desvío de fondos en Río Turbio. El exministro de Planificación es nombrado en los registros del exchofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, y el juez Claudio Bonadio lo acusa de asociación ilícita con el matrimonio Kirchner.

Por otro lado, las defensas de Neyda y Wagner planean negociar un acuerdo con el fiscal Carlos Stornelli para sumarse a la lista de arrepentidos. Según publicó La Nación, el titular de Camarco intentará seguir el camino de Zabaleta, exdirectivo de Techint, quien se convirtió en el cuarto empresario arrepentido, acordó colaborar con la Justicia y quedó en libertad.

Otra figura que vuelve a aparecer es la de José López, exsecretario de Obras Públicas. Declarará, por segunda vez en el juicio oral por los 9 millones de dólares con los que fue sorprendido y detenido en el año 2016 en un convento de General Rodríguez.


Mirá también: