Del potrero al “Azteca”

Víctor Emanuel Aguilera, que comenzó jugando al fútbol en un potrero de barrio, ahora pisa el gran estadio Azteca para jugar como local con el club al cual pertenece, Club América de México. El jugador nos contó cuánto le costó llegar a jugar profesionalmente al fútbol.

Del potrero al "Azteca"

Deportes Radio Abierta Fútbol / por Martín Pereyra / Publicado el 16 DE NOVIEMBRE 2018

Grandes jugadores mendocinos pudieron triunfar al nivel internacional como el caso de Enzo Pérez, los mellizos Funes Mori, Cristian Luchetti, entre otros. Víctor Emanuel Aguilera, al igual que los mencionados, es un defensor central que pudo cumplir el sueño de debutar en primera y jugar en el exterior. Aguilera, luego de su paso por equipos argentinos como Godoy Cruz e Independiente, aterrizó en México para formar parte del Club Tijuana, donde jugó hasta 2017, año en que fue transferido a uno de los equipos más grande de México, América, club en el que milita actualmente.

Si bien Aguilera ahora disfruta de su estadía en México, no fue fácil llegar y cumplir el sueño de muchos: "Desde niño soñé con ser jugador profesional y con mucho esfuerzo y dedicación pude lograrlo".

Comenzó su carrera futbolistaca  con 18 años en Deportivo Guaymallén, equipo mendocino que en ese momento disputaba el Torneo Argentino B. “Guaymallén significa muchísimo para mí, fue donde aprendí muchos valores, fue en el club que me crié y el que me dio muchos amigos”, expresó. 

En 2010 dio un salto a la primera categoría, donde en una polémica negociación fue fichado por Godoy Cruz. Debutó el 25 de febrero de 2011: “Me acuerdo que fue contra Olimpo en Bahía Blanca, empatamos 3-3, “Polilla” Da Silva fue quien me hizo debutar”.

A pesar de debutar con el club Bodeguero no tuvo lugar en el equipo de Omar Asad y fue dado a préstamo a Defensa y Justicia, club que disputaba el Torneo Nacional B. En el Halcón de Varela fue donde se vio su mejor versión. Jugó de 2012 a 2014, disputó 58 partidos, convirtió cinco goles y quedó en la historia del club al obtener el único ascenso a primera división que tiene el equipo.

“Mi mejor versión creo que fue en Defensa y Justicia, fue algo impresionante el ascenso. Sin dudas fue lo mejor que me ha pasado en mi carrera, quedar en la historia del club y ascender por primera vez a la primera división. Fue inolvidable".

Para Emanuel su peor momento fue la vuelta a Godoy Cruz, pero fue allí cuando conoció al Director Técnico Jorge Almirón, quien en 2014 decidió llevarlo a Independiente de Avellaneda. “El llamado de Jorge me sorprendió, si bien ya lo conocía como DT. Fue una sorpresa que haya sido llamado para formar parte de un club tan grande como Independiente, sentí muchísima felicidad, era lo que soñaba, jugar en un grande y la verdad que ni lo pensé en decirle que si”.

En 2016 tomó vuelo y aterrizó en México para jugar en Club Tijuana Xoloitzcuintles de Caliente.

¿Cuánto te costó la salida del país para jugar en Tijuana?

No me costó irme del país, uno siempre sueña con jugar en el extranjero. 

¿Cómo fue tu adaptación en México?

La verdad que fue muy buena, tuve la casualidad de llegar a estar con casi diez argentinos en el plantel, entonces eso puede que haya sido más fácil adaptarse. Además, estuvimos acompañados de los buenos resultados del equipo.

 

Víctor Emanuel Aguilera un chico humilde, de barrio que de un día para el otro se hizo famoso, empezó a salir en la tele y hasta en los vídeo juegos. 

¿Qué sentiste cuando la gente te reconocía en la calle y te pedía una foto o un autógrafo?

La verdad que en un principio me daba hasta vergüenza que me pidieran una foto o autógrafo pero después con  el correr del tiempo ya era normal y te hacía sentir querido por la gente, me gusta porque alegrás a mucha gente por una simple firma o una foto.

¿Fue especial pisar el estadio Azteca?

Claro que fue especial y emocionante pisar un estadio tan importante para nosotros al ser campeones del mundo ahí.

No estás solo en México ¿no? ¿Quiénes te acompañan?

Gabriela (su prometida) es mi sostén, la que me acompaña en todo momento, tanto buenos y malos siempre me tira para adelante.

Sin dudas con 29 años ya tenés en la espalda una gran carrera. ¿Cuánto tiene que ver tu familia en todo esto?

Mi familia lo es todo, desde chico siempre están apoyándome en lo que decida para mi carrera y a pesar de la distancia siempre están presente en las buenas y malas.

emanuel | azteca | futbol



Mirá también: