Derecho de familias en la lupa de juristas internacionales

Expertos de Argentina, España, Italia, Colombia, Chile, México, Brasil, Uruguay y Cuba disertan en Mendoza cuestiones vinculadas al derecho familiar, en el contexto de los actuales debates que suscitan los nuevos caminos trazados por el flamante Código Civil y Comercial. En ese contexto, el rector Daniel Pizzi le otorgó el título de Profesora Emérita de la UNCuyo a la ex ministra de la Suprema Corte de Mendoza, Aída Kemelmajer de Carlucci.

Universidad Noticias UNCuyo / Publicado el 09 DE AGOSTO 2018

El Centro de Congreso y Exposiciones es sede del Congreso Internacional de Derecho de las Familias, Niñez y Adolescencia. Hasta el sábado 11 de agosto conferencistas y juristas de Argentina, España, Italia, Colombia, Chile, México, Brasil, Uruguay y Cuba trabajan cuestiones vinculadas al derecho familiar, así como también a otras áreas del derecho privado. Y disertan en el contexto de los actuales debates que suscitan los nuevos caminos trazados por el flamante Código Civil y Comercial.

Encabezaron la apertura el gobernador Alfredo Cornejo; el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti; la presidenta Honoraria del Congreso, Aída Kemelmajer de Carlucci; el presidente de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, Jorge Nanclares; el rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi; y el intendente de la Ciudad de Mendoza, Rodolfo Suárez. También el rector de la Universidad de Mendoza, Eduardo Luna; los decanos de las facultades de Derecho de la UNCuyo, Ismael Farrando; y de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Mendoza, Gladys Puliafito y la coordinadora general del Congreso, Mariel Molina de Juan.

En ese ámbito Aida Kemelmajer se refirió a que el Congreso Internacional que se realizó en 1998 en Mendoza, marcó un hito en la historia de las reuniones de familias, niñez y adolescencia. Luego repasó lo aprendido en dos décadas y al respecto habló de la "constitucionalización", "convencionalización" del derecho privado como un valioso instrumento para alcanzar soluciones más justas a través de ponderaciones razonables. "Para que así sea, más que hablar de familia o de las familias hay que decir con lenguaje de derecho fundamentales el derecho de la persona a la vida familiar", apuntó.

Kemelmajer destacó, a su vez, la importancia de que autonomía y libertad tienen como contrapartida la solidaridad, y que el derecho de familia se volvió "paliocéntrico", es decir, que en el centro del escenario está una persona que conforme su autonomía progresiva reclama ser oído. Por último mencionó que los "oradores jurídicos estamos obligados a hablar claro para ser comprendidos por los verdaderos destinarios de las normas". 

Luego disertó el presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti. Comentó que la expresión “derecho de las familias” merece una reflexión porque implica un cambio de paradigma. Dijo que la antigua idea de un modelo de familia que se regula desde el derecho y se impone a la actividad humana cambió a partir de la diversidad, de la idea de una sociedad multicultural donde hay modelos de familias. “Existe un derecho a organizarse en la vida familiar de una manera o de otra, y esto es lo propio de una sociedad madura, adulta, multicultural y diversa” aseguró.

Lorenzetti también se refirió a las constituciones cuando se habla del derecho de las familias. “Hoy podemos decir que en nuestro derecho tenemos una coherencia de principios, una comunicabilidad entre los tratados internacionales en materia de derechos de las familias y lo que dice nuestro derecho privado”. A su vez indicó que el derecho es un sistema abierto que se comunica con los cambios sociales y tecnológicos, y recalcó la influencia de estos últimos sobre la niñez. “¿Cómo protegemos a ese niño desde el derecho, en un mundo tecnológico que se nos escapa, en el cual la efectividad del derecho es difícil? Esos desafíos son extraordinarios para el mundo actual” apuntó.

Por último rescató el principio de progresividad de los derechos primarios y fundamentales del ser humano. “En esta idea de tener derecho a vivir como nosotros queremos hay avances y retrocesos, lo que no debe haber son claudicaciones -dijo y agregó-, hoy vemos en muchos países, incluyendo el nuestro, que hay retroceso de derechos fundamentales, entonces ahí es donde nosotros decimos que tenemos que estar juntos y firmes en esta lucha típica del derecho”.

“Nos enorgullece que otra vez Mendoza sea sede de este importante Congreso” dijo por su parte el gobernador Alfredo Cornejo, quien auguró una jornada provechosa para los juristas. Aprovechó el momento para resaltar que el Gobierno impulsa un trabajo profundo para modificar la administración de justicia en la Provincia. “La justicia en general requiere procesos rápidos, en el ámbito penal, civil, laboral, pero si hay una rama del derecho en donde la justicia debe tener procedimientos más rápidos es justamente en los procesos familiares, en los que atañen a niños, niñas y adolescentes”. 

En ese sentido anunció el envío a la Cámara de Diputados de una modificación al Código Procesal de Familia, que pretende ser un disparador para la discusión y abierto a todas las modificaciones. “Trámites de la celeridad tales como maltrato, adopciones, regímenes de alimento, cuestiones relativas a la filiación, el derecho a la documentación de los niños, la atención de cualquier conflicto que puedan tener las personas transgénero, son prioridad para nuestro Gobierno, y deben ser prioridad para el Poder Judicial. Es una preocupación de este Gobierno, no sólo porque el trámite sea justo, sino que un trámite que tarde en el derecho de familias es sin duda alguna un derecho humano que se pierde” concluyó. 

A su turno Daniel Pizzi expresó el honor para la UNCuyo de ser co-organizadora del Congreso, al tiempo que reconoció la coordinación y solidaridad inter-institucional del equipo organizador de las facultades de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Mendoza y de Derecho de la Universidad. "Somos conscientes que el derecho es el vehículo que nos conduce al fin más preciado de toda sociedad:  que es la justicia. Por eso, apoyamos y saludamos esta iniciativa", manifestó.

Además enfatizó en que el encuentro internacional servirá para nutrir sobre las problemáticas de las nuevas familias y las soluciones que se dan desde todas las geografías presentes y que se enriquecerán con el fin último de poder "seguir aportando nuevas visiones para tratar de encontrar nuevas soluciones para implementar a las nuevas realidades familiares en que nosotros, en sociedad, vamos organizando nuestras vidas".

Por su parte Jorge Nanclares resaltó que el Congreso se concreta en un momento muy oportuno ya que actualmente en la Argentina se debaten temas trascendentes. Remarcó que hay que poner el acento, más allá de las discrepancias, en tratar de solucionar el problema de la vulnerabilidad. "Una sociedad está en crisis porque las familias están en crisis y están en crisis porque hemos tenido muchos años de políticas desacertadas donde no se han fijado las prioridades como corresponden. En Mendoza por primera  vez, en muchos años, estamos atacando las causas con las cuales la justicia se demora".

Acerca de la distinción

El Consejo Superior, por pedido de la facultad de Derecho, designó a Aída Kemelmajer como profesora Emérita de la UNCuyo (resolución), por sus aportes, antecedentes y destacada contribución a la Casa de Estudios en el campo de su especialidad. El rector Pizzi fue el encargado de entregar el diploma a la jurista mendocina, durante la apertura del Congreso. 

La doctora en Derecho de la Universidad de Mendoza recibió en 2015 el título de Honoris Causa de la UNCuyo. Se destaca por su trayectoria como profesora titular de Derecho Civil de la Universidad; profesora invitada de la Pontificia Universidad Javeriana (Colombia), profesora visitante de la Universidad Nacional de La Plata, profesora contratada por las Universidades de París (Francia), Génova y Bologna (Italia) y ha dictado más de 400 cursos de posgrado en el País y en el extranjero.

Formó parte de la comisión de juristas encargados de la elaboración del proyecto de Código Civil, conforme el Decreto Nº 191/2011. Y es integrante de la comisión de Estudios para la Unificación de las normas procesales de UNIDROIT; del Comité Nacional de Ética de la Nación y participante de las comisiones de reformas al Código Civil Argentino.

Cómo sigue el Congreso

El viernes 10 las actividades arrancarán a las 9 con la conferencia “Intersecciones entre Derecho y Literatura” a cargo de Gustavo Zonana. A continuación la española Encarna Roca Trias hará lo mismo con “Compensaciones económicas”.

A las 10.15, en el marco del panel “Aspectos controvertidos de la ruptura de la pareja” disertarán Cristian Lepin Molina, de Chile y Nora Lloveras y Mariel Molina de Juan, de Argentina.

Por su parte, a las 12, se desarrollará el panel “Las familias en el Derecho Internacional Privado. Conflictos Actuales” que protagonizarán la brasilera Vera María Jacob de Fradera; el argentino Ignacio Goicoechea; y la española Antonia Durán Ayago.

En la tarde, desde las 15, volverá el trabajo en comisiones. Luego, a partir de las 18.15 el italiano Giovanni Berti de Martinis y el cubano Leonardo Pérez Gallardo hablarán de “Relaciones de pareja y Pactos sucesorios”. Y a continuación los argentinos Graciela Medina y Fernando Pérez Lasala expondrán sobre “Los pactos sucesorios en el derecho comparado y las relaciones familiares”.

El sábado 11 a las 9.15, el español Josep Ferrer Riba y la argentina Marisa Herrera teorizarán durante el panel “Familias y pluriparentalidad”, mientras que a las 10.15 se conversará de “Desafíos del Derecho de niñez en Latinoamérica" en otro panel que integrarán el uruguayo Ricardo Pérez Manrique y la argentina Mary Beloff.

Antes del cierre, Aida Kemelmajer de Carlucci expondrá desde las 12 sobre “Los multiculturalismos y el interés superior de los niños”, y acto seguido habrá un cierre musical a cargo del Coro de Niños de la UNCuyo.