Donante de sangre con un raro anticuerpo salvó la vida de dos millones de bebés

Se trata de un australiano de 81 años que el viernes 11 realizó su última donación. Ya forma parte del Libro Guinness de los Récords.

Donante de sangre con un raro anticuerpo salvó la vida de dos millones de bebés

James Harrison en una de sus habituales donaciones. Foto publicada por cnnespanol.cnn.com.

Internacionales Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: minutoya.com / Publicado el 16 DE MAYO 2018

La sangre de James Harrison tiene un raro anticuerpo que, literalmente, salva vidas. Gracias a ella se han evitado millones de abortos prematuros, muertes al nacer y malformaciones cerebrales que se habrían llevado la vida de miles de personas.

El Hombre del Brazo de Oro, como se le conoce en Australia, con 81 años, realizó el viernes 11 de mayo su última donación. Los doctores han estimado que tras 60 años de extraerle sangre ha llegado el momento de parar, para proteger su propia salud.

Su historia comienza en 1954, cuando con solo 14 años sufrió la extirpación de un pulmón. James permaneció tres meses en el hospital; cuando se recuperó, supo que vivía gracias a las abundantes transfusiones de sangre que había recibido. Agradecido, el joven James prometió que cuando cumpliese 18 años, se convertiría en donante de sangre.

Por entonces, en los años 60, miles de niños morían en Australia cada año por abortos repentinos y nacimientos prematuros, o nacían con graves malformaciones en el cerebro, y los médicos no sabían por qué. Finalmente descubrieron que se debía a una enfermedad hemolítica llamada HDN o EHRN (eritroblastosis fetal), que aparece cuando una mujer que es Rh negativo resulta embarazada por un hombre Rh positivo.

Esta condición se puede tratar con una donación de sangre que contenga un raro anticuerpo. Rastreando a los donantes, descubrieron uno con esta característica: James Harrison, que ya llevaba 10 años donando sangre habitualmente. A partir de entonces, le pidieron permiso para aumentar la frecuencia de las donaciones.

Si ya es excepcional encontrar a una persona con este raro anticuerpo, lo es aún más que conserve la salud y la forzaleza de las venas para donar sangre durante 60 años. En total, James realizó 1173 donaciones con las que se han fabricado millones de inyecciones de transfusión destinadas a mujeres que pueden desarrollar EHRN. Puesto que el 17 % de las embarazadas australianas necesita una de estas inyecciones, se estima que 2,4 millones de bebés han salvado su vida o han evitado malformaciones cerebrales.

Irónicamente, El Hombre con el Brazo de Oro tiene terror a las agujas. A pesar de haber realizado más de mil donaciones de sangre, todavía debe hacerlo con los ojos cerrados, mientras aprieta una pelota antiestrés en la mano izquierda.

Así, James ha entrado en el Libro Guinness de los Récords como el mayor donante de sangre de la historia.