EE. UU. volvió a acusar a China de ciberataques y se recrudece la tensión

Beijing negó las acusaciones estadounidenses que indican que llevó adelante ciberataques para robar propiedad intelectual. Este escenario abre un nuevo capítulo de reproches mutuos durante la tregua de 90 días iniciada para poner fin a la guerra comercial que mantienen ambos países.

EE. UU. volvió a acusar a China de ciberataques y se recrudece la tensión

Internacionales Unidiversidad por Unidiversidad / Fuente: Télam / Publicado el 21 DE DICIEMBRE 2018

El gigante asiático calificó las denuncias como "difamatorias" y presentó una nueva queja formal a Estados Unidos por esta cuestión, apenas dos semanas después de hacer lo propio al estallar el "caso Huawei" por la detención de su directora financiera, Meng Wengzhou, en Canadá, a petición de Washington.

"Instamos a Estados Unidos a que corrija de inmediato estas acusaciones difamatorias, que violan de forma severa las normas básicas que rigen las relaciones internacionales y son seriamente perjudiciales para los lazos bilaterales", dijo la portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, en una rueda de prensa en Beijing.

Asimismo, Hua devolvió la acusación y aseguró que es Washington el que está detrás de múltiples ataques de este tipo, ante lo cual China "tomará las medidas necesarias" para salvaguardar su propia seguridad cibernética e intereses, citó la agencia de noticias EFE. "Es un secreto a voces que Estados Unidos lanza campañas de seguimiento para observar a gobiernos, empresas e individuos de otros países", indicó Hua, algo que China "nunca aceptará".

Fiscales estadounidenses acusaron a dos ciudadanos chinos, identificados como Zhu Hu y Zhang Shilong, de "conspirar para cometer intrusiones informáticas contra decenas de compañías en Estados Unidos y el mundo" y que estarían vinculados con la agencia de inteligencia del Ministerio de Seguridad del Estado de China.

"Estados Unidos debe retirar los cargos contra estas dos personas lo antes posible", requirió la portavoz, y aseguró que China "es una defensora acérrima de la ciberseguridad que nunca ha participado ni apoyado a nadie de ninguna manera para robar secretos comerciales".

El robo de propiedad de intelectual es, precisamente, uno de los pretextos que esgrimió Washington para comenzar en marzo de este año la guerra comercial en respuesta a supuestos "abusos" de China, entre los que se hallarían también el déficit comercial y la transferencia forzada de tecnología.

internacional | eeuu | china