El big data llega al mundo de la salud con la "historia clínica digital"

Revai es la primera plataforma colaborativa web que conecta pacientes, médicos y laboratorios. Es desarrollada por el Instituto Zaldívar en conjunto con la UNCUYO.

El big data llega al mundo de la salud con la "historia clínica digital"

Foto: Freepik.com

Sociedad Unidiversidad Salud / por Unidiversidad / Emilio Murgo / Publicado el 16 DE OCTUBRE 2020

Agilizar la atención médica parece ser un punto en el que la población está totalmente de acuerdo, sobre todo si consideramos la situación actual, atravesada por la pandemia de COVID-19. Es por ello que el Instituto Zaldívar, en conjunto con la UNCUYO, lleva adelante una plataforma digital basada en Big Data para desarrollar una historia clínica digital y funcional en todos los hospitales, clínicas y centros de salud que lo requieran.

Revai es una start up digital que nace en 2020 motivada por dar una solución a las grandes deficiencias que muestran los softwares de gestión de historias clínicas, sumado a la dificultades que encuentran los laboratorios, en términos de calidad de información y de comunicación, al momento de la investigación y desarrollo (vacunas, medicamentos, nuevos tratamientos, etc.). A esto se le suma la evolución de la legislación internacional, en la que cada vez más se hace hincapié en el acceso transparente de cada ciudadano a su propia historia clínica”, destacó a Unidiversidad Raúl Marino, coordinador general de Investigación y Posgrado de la UNCUYO y miembro del proyecto con Roger Zaldívar.

En unas pocas palabras, Revai desarrolla una plataforma integrada por:

  • Un software de gestión de historias clínicas online, customizable y revolucionario en cuanto su diseño y simplicidad de uso.
  • Un pasaporte médico digital para que cada paciente pueda acceder y compartir con quien desee su historia clínica digital.
  • Herramientas de análisis y estudio que permiten a laboratorios y médicos el trabajo en conjunto en la investigación y desarrollo de medicamentos, vacunas y tratamientos.

Todos hablan de la revolución del Big Data, pero ¿qué es y cómo funciona?

En plena era de la comunicación, hay un antes y después en cuanto a la manera de codificar y analizar la multiplicidad e inmensidad de datos que circulan por el mundo. El especialista Walter Sosa Escudero explica todo acerca de este mundo que parece ...

 

Aplicación de Big Data en las historias clínicas de los pacientes

Más allá de las múltiples ventajas funcionales resultantes de conjugar pacientes, médicos y laboratorios en una misma plataforma, hay una que se destaca por representar el futuro de la medicina: el Big Data y sus desarrollos derivados. “Los primeros beneficios se verán en el muy corto plazo. Se ganará tiempo valioso en la atención de cada paciente y eficacia en el tratamiento de enfermedades crónicas, y se logrará descompresión de centros médicos. En el mediano plazo, los avances tendrán un gran impacto en la forma en que practicamos la medicina. Esto vendrá de la mano de la implementación de proyectos en los que el equipo de Data, Investigación y Desarrollo de Revai trabaja actualmente”, argumentó Marino.

Algunos de ellos son:

  • Diagnósticos automatizados basados en algoritmos que funcionan con la técnica de machine learning (aprendizaje continuo con la decisión de cada médico/a) según variables como síntomas, signos, resultados de estudios médicos y otros.
  • Tratamientos médicos personalizados, definidos por algoritmos que analizan comportamientos y resultados en millones de pacientes en tiempo real.
  • Predicción de enfermedades futuras gracias a la inteligencia artificial aplicada al reconocimiento de imágenes en estudios médicos.

 

Historias clínicas mucho más rápidas y efectivas

Una condición necesaria para que tales resultados se transformen en realidad es la de pasar por una construcción diferente y, sobre todo, mucho más completa de las historias clínicas de cada paciente. “Habrá que decirles definitivamente adiós a las historias clínicas en papel, archivos Word o algún software propio de un centro médico. La promesa de Revai es una historia clínica digital construida integralmente por el input médico, la digitalización de los estudios realizados (tomografías, radiografías, etc.), el aporte cotidiano del paciente vía una aplicación en la que registra síntomas y los datos recabados por los wearables (objetos conectados, como relojes inteligentes, dispositivos médicos destinados a medir niveles de oxígeno en sangre, balanzas, etc.)”, declaró Marino.

Las ventajas de la inteligencia artificial también se manifestarán como una gran mejora en la atención al paciente. Un ejemplo claro es que, al día de hoy, llamamos al médico o acudimos a un centro médico ante una molestia o malestar. La atención está a cargo de operadores humanos que tienen dos limitaciones principales: de conocimiento respecto de ciertas especialidades y de carga de trabajo, ya que un médico solo puede atender un paciente a la vez.

“El mundo está trabajando hace varios años en el perfeccionamiento de chatbots, que son robots de chat con empatía, conocimiento y personalidad. En un estudio reciente, el 49 % de los usuarios consultados prefirieron conversaciones con Blender-Bot (desarrollado por Facebook) que con humanos”, afirmó el investigador.

Cómo funciona el simulador de realidad virtual en neurocirugía de la UNCUYO

La Universidad Nacional de Cuyo ya cuenta con un simulador de realidad virtual en neurocirugía, desarrollado íntegramente en la provincia a través de un consorcio de empresas tecnológicas y que servirá para la formación de estudiantes, médicos e investigadores de la Universidad, previamente a las intervenciones quirúrgicas con pacientes.

 

Costos, beneficios y ventajas

La integración de este tipo de sistemas a plataformas como Revai permitirá tratar los casos de baja complejidad de manera totalmente remota y automatizada, mejorando la atención al paciente, descomprimiendo hospitales y, todo ello, brindando una capacidad de atención infinita, ya que un solo robot puede “atender” a un número ilimitado de pacientes las 24 horas del día. “Sin duda alguna, los pacientes seguirán asistiendo a clínicas y a hospitales, y una vez más veremos las ventajas de una historia clínica 100 % digitalizada. Según un estudio realizado por Phillips en Estados Unidos, el 74 % de los pacientes brindan reiteradamente la misma información a diferentes médicos, mientras que el 60 % realiza el mismo estudio pedido por diferentes profesionales”, informó Marino.

“La historia clínica digital eliminará de raíz esta problemática que no solo tiene consecuencias ligadas a la desinformación, también las tiene en pérdida de tiempo para el paciente y enormes perjuicios económicos para las obras sociales y los Estados”, indicó.

“Hay que ser conscientes de que estos cambios no se generan de un día para el otro, que registrar la información de un paciente lleva tiempo y que darle el 100 % de transparencia al sistema de salud implica derribar barreras ideológicas y vencer miedos”, continuó.

Una última barrera de entrada a los sistemas existentes (ya sean softwares de gestión de historias clínicas o pasaportes médicos digitales) son los altos costos de adquisición de licencias, de implementación y de mantenimiento.

“Desde Revai, planteamos una democratización del acceso a los avances tecnológicos, siguiendo un modelo Freemium. El 90 % de las funcionalidades serán gratuitas, tanto para los médicos como para los pacientes, y cada usuario decidirá si necesita o quiere pagar por funcionalidades Premium”, explicó Marino.

 

Repercusiones legales que podría llegar a tener un mal uso de ella

“Para que esto ocurra, la seguridad de la data tiene que ser una prioridad absoluta. Una vez más, los avances tecnológicos, esta vez Blockchain, nos da las herramientas necesarias para que un paciente pueda saber exactamente qué profesional accedió a su historia clínica o qué se modificó, con trazabilidad y transparencia absoluta”, expresó.

En paralelo, la carga de información por parte de los médicos tiene que simplificarse, no solo con interfaces sencillas e intuitivas, sino también automatizando la carga de data proveniente de estudios realizados por equipos médicos (tomografías, radiografías). “En Revai, trabajamos todos los días para conectar nuevos equipos a la plataforma, mientras desarrollamos un software de reconocimiento de imágenes que permite leer y registrar la data en una fotografía de un estudio”, añadió.

 

Cómo es la implementación del sistema en el terreno

La plataforma se encuentra en pleno desarrollo para la especialidad Oftalmología. Mientras los primeros test se están realizando en el Instituto Zaldívar, con sedes en Mendoza y Buenos Aires, la próxima etapa es la implementación en 16 clínicas oftalmológicas entre Argentina y Colombia.

“Los grandes desafíos para 2021 y 2022 serán el desarrollo en América Latina, la entrada en Estados Unidos y el desarrollo de nuevas especialidades, que se irán integrando a la plataforma. Para ello, contamos con un equipo de primer nivel que crecerá de 15 a 50 personas en 2021 y con el apoyo incondicional de Roger Zaldívar como presidente del board de Revai, sumado a Roberto Zaldívar a la cabeza del desarrollo del producto”, finalizó el investigador.

historia clínica digital | salud | big data | revai | uncuyo instituto zaldivar | plataforma web | pacientes | médicos | hospitales