El boom del tatuaje en Mendoza

Cada vez más personas de todas las edades eligen dejar una marca en su cuerpo. Del estigma negativo al tatuaje como símbolo personal y estético.

El boom del tatuaje en Mendoza

Imagen ilustrativa.

Sociedad Especiales por Unidiversidad / Mariano Rivas / Publicado el 03 DE SEPTIEMBRE 2018

Hay un consenso: llegaron para quedarse. En la actualidad, solo en Capital hay 20 locales de tatuajes, la mayoría instalados en la última década. “Se han trasladado mucho a lugares más grandes, y eso te puede dar indicio de que hay mayor movimiento, mayor clientela”, afirma Pedro Dantiacq, director de Comercio de la Municipalidad de Mendoza.

Unidiversidad habló con tres tatuadores. Sugar Riot tiene años de experiencia como artista del tatuaje y actualmente trabaja de forma particular. “Ahora está súper de moda tatuarse –corrobora–. La gente se tatúa en partes del brazo visibles, en el cuello, donde antes no lo hacía. Generalmente se tatuaban en lugares que no se veían”.

Foto: Sugar Riot.

Según Horacio "Chino" Cabrera, de Chino Tattoo, un local emplazado en la Quinta Sección, el auge viene de los últimos cinco años. Pero ¿qué sucedió para que el tatuaje pasara de ser una práctica mal vista si uno quería, por ejemplo, conseguir un trabajo, a ser parte de la mismísima identidad de una persona?

“La gente ha absorbido un poco más la onda de tatuarse y ha sacado un poco los prejuicios de lado. No solamente gente joven es la que se tatúa, sino también gente hasta de 55, 60 años”, afirma César Carrizo, de Moon Tattoo, casa de tatuajes que da a la calle Arístides.

Foto: César Carrizo.

Los avances a nivel sanitario también son un factor de peso en la llegada al mainstream de los tatuajes. “Antes se usaban métodos de asepsia para trabajar muy insalubres. Imagínense que antes se tatuaba con la misma aguja de las personas, con tintas que eran cualquier cosa”, justificó Sugar Riot.

Foto: Sugar Riot.

Pasadas las barreras sanitarias y de estigma social, a la clientela habitual, que todavía consiste mayoritariamente en personas de entre 20 y 30 años, se incorporó el segmento que va de los 40 a los 60.

Los extranjeros parecen traer las propuestas más originales. "Vienen todo el tiempo", corrobora César. "Ellos tienen ideas más raras, como hacerse cosas en la planta de los pies y debajo de los labios —ejemplifica el tatuador—. Zonas y lugares que vos decís 'Guau', cosas que por ahí son muy raras y buenas, y otras no tanto, pero que terminan siendo raras en sí".

Foto: Chino Cabrera.

 

Modas

El tatuaje, como el rubro de la indumentaria, también tiene sus tendencias y sus influencers. Según la temporada, muchos clientes acuden con determinadas ideas, ya sea tomadas de Internet o inspiradas en tatuajes de alguna celebridad que admiran. Algunas de ellas son “Maradona, Messi, Tinelli y David Beckham. Hoy en día, alguien que marca tendencia con respecto a la tipología en el tatuaje es Candelaria Tinelli. Ella y la China Suárez. Hay gente que viene directamente con la foto de la revista y te dice: ‘Quiero esto’”, apunta el Chino.

Otras cosas que piden, según aporta César, de Moon Tattoo, son las líneas en el brazo de Dybala y el Cristo que tiene tatuado Lionel Messi. Los futbolistas son, como a la hora de elegir corte de pelo, una referencia.

Tatuaje inspirado en el jugador de fútbol Paulo Dybala. Foto: César Carrizo.

De todas formas, siempre están los tatuajes de moda según la temporada. Lo han sido los infinitos, los mandalas, las palomas y los atrapasueños. “A esta altura, la gente se toma el tiempo de buscar al artista para tatuarse”, asegura Sugar Riot. Entonces cobra importancia el estilo del tatuador, pero también la capacidad para promocionar su trabajo a través de las redes sociales.


Mirá también: