El titular de Irrigación bajó su sueldo y ahora rondará los $ 195 mil

Tras los cuestionamientos por ganar más que Alfredo Cornejo, la remuneración mensual bruta de Sergio Marinelli y la del resto de sus funcionarios tendrá, desde julio, un recorte del 17 %, según confirmaron desde esa entidad a Unidiversidad. Los detalles.

El titular de Irrigación bajó su sueldo y ahora rondará los $ 195 mil

Foto: irrigacion.gov.ar

Provincial Unidiversidad por Unidiversidad / Departamento General de Irrigación / Publicado el 04 DE JULIO 2019

El superintendente general de Irrigación, Sergio Marinelli, a través de la resolución 732, del martes 2 de julio, dispuso que su remuneración mensual bruta será, a partir de julio, de $ 195 mil aproximadamente. Así lo confirmaron a Unidiversidad desde el área de Comunicación de esa entidad.

Según la resolución, lo percibido por el superintendente sería el 98 % del sueldo del gobernador de la provincia. Los funcionarios del gabinete, que cobran el equivalente a un porcentaje del salario de Marinelli, también recibirán sueldos un 17 % más bajos desde julio. 

Desde Irrigación aseguraron a este portal de noticias que los sueldos que se verán afectados son los de 27 funcionarios, todos cargos políticos. En tanto, los empleados de planta, que son quienes ingresan por concurso en su mayoría, seguirán cobrando lo mismo que hasta ahora, según informaron desde esa Superintendencia.

El sueldo de Marinelli en junio superó los 236 mil pesos brutos. Esto se debe a que cobra más de 35 años de antigüedad en la administración pública, según aclararon desde prensa de Irrigación. Y, como los sueldos de los funcionarios se indexan de acuerdo al suyo automáticamente, también han sido altos, aunque no tengan la misma antigüedad que su máxima autoridad.

Así, con el descuento del 17 %, el nuevo sueldo del superintendente descendería de 236 mil a los 195 mil pesos brutos, aproximadamente. Esto, siempre y cuando no supere el sueldo del Gobernador de la provincia.

Además, explicaron que la Ley de Sueldos establece que ningún funcionario público puede ganar más que el gobernador, siendo exceptuados el superintendente y sus consejeros. Sin embargo, a partir de los cuestionamientos en medios locales sobre su sueldo, el Superintendente, del mismo partido del Gobernador, entiende que es Cornejo quien debería ganar más.

 

Por su parte, el Superintendente Sergio Marinelli difundió un comunicado a la opinión pública

Ante la difusión que a partir de una nota periodística ha tenido el listado de los sueldos brutos de los funcionarios del Departamento General de Irrigación, quiero manifestarme a la opinión pública en general y a los regantes en particular.No nací ayer, ni en la vida ni en la política, en ambas tengo muchos años y mucha trayectoria, he sido funcionario varias veces y tengo una dilatada actuación como profesional independiente, de manera alternada la mayoría de las veces.

En ambas actividades se podrá juzgar si los resultados fueron buenos o no, según las diferentes opiniones, pero lo que está claro es que nunca fui sospechado siquiera de actos inapropiados y mucho menos ilícitos.Y nadie puede dudar de la dedicación que le brinde y le brindo a la función pública, que realmente siempre me apasiono y me sigue apasionando.

Estoy seguro que mi experiencia y mi conducción, le está dando un sendero correcto a la gestión acompañado por el plantel de Irrigación.Cuando asumí traje poca gente de afuera y elegí profesionales de carrera para ocupar los puestos de conducción, decisión que tuvo bastante apoyo de distintos ámbitos.

De acuerdo a la ley de sueldos 8727, estoy exceptuado junto con magistrados, Fiscal de Estado, Asesor de Gobierno, Presidente y Vocales del Tribunal de Cuentas, Contador y Tesoreros de la Provincia, o sea que debe haber junto con varios empleados de la administración, varios centenares de personas que cobran más que el Gobernador y que yo. O sea, mi sueldo es legal.

La Ley de Sueldos es anterior a mi asunción. Pero como estoy de acuerdo en que el Gobernador de la Provincia es quien tiene la mayor responsabilidad, nadie debe cobrar más que él. Es por ello que le pedí que eleve un Proyecto de Ley para que se fije un tope a mi sueldo, de acuerdo a su propuesta y la disposición de la Legislatura.

La legislatura exceptuó el cargo que ocupo por razones constitucionales y la autonomía del Departamento General de Irrigación. Por eso también después de la reunión con el Gobernador, el lunes, firmé con fecha 2 de julio la Resolución Nº 732 ad referendum del Honorable Tribunal Administrativo (HTA), que es quien tiene la atribución y del que formo parte, que limita los sueldos de igual manera que el proyecto de Ley enviado a la Legislatura. O sea, los sueldos ya están limitados, pero el porcentaje definitivo, o sea mi remuneración, será la que se decida en la nueva Ley.

La metodología de liquidación de sueldos de Irrigación, hace que para tener un sueldo neto similar a los de los distintos poderes del Estado, el bruto tenga que ser mucho mayor. Lo fije la Legislatura o no, esta limitación al 98% del sueldo del Gobernador, ¿es justa? Seguro para algunos está bien, para otros hasta debería ser ad honorem y para varios, mucho menor, independientemente de mi persona.

Es opinable, por esto es bueno que más allá de la autonomía de Irrigación, se fije por ley. El Superintendente y sus colaboradores, tienen responsabilidades muy grandes: el principal recurso, el agua, los empleados en toda la Provincia (486, a los que se suman 104 locaciones y 6 pasantes). El HTA tiene 5 Consejeros y tres funcionarios políticos.

En la Superintendencia me acompañan 19 profesionales, 8 de los cuales son de carrera. Pero en realidad, no he cubierto todos los cargos jerárquicos y hay 7 disponibles, entre los cuales se encuentran el Jefe de Gabinete y dos Secretarios. En síntesis, el total de empleados actualmente es de 624 versus 707 que habían cuando asumí. Tenemos la responsabilidad de manejar un presupuesto que tiene como único ingreso el pago de los regantes, que en varios ríos es bastante exiguo. No obstante, subimos las inversiones del 11% en el 2017, el año que asumí, al 29% en 2018.

Aprendí que en la política y en la vida hay manuales de procedimiento. El de la política dice que cuando hay bronca uno se debe agachar hasta que pase, total, la gente se olvida pronto y los medios siguen dando malas noticias. Pero en mi manual de la vida, aprendí que cuando uno es serio y honesto, aunque a veces se equivoque, siempre debe dar la cara y las explicaciones del caso. Por eso se las doy a la opinión pública en general, a los regantes en particular y a mi hermosa familia, y muchos amigos, que si bien no me las piden porque me conocen bien, también se las merecen.    

SUPERINTENDENTE ING. AGRIM. SERGIO MARINELLI

irrigación | sueldos | gobierno