Fanzines: los vestigios de la cultura punk, más vivos que nunca

Estas publicaciones caseras aparecieron en Mendoza en la década del 80 bajo la premisa del pensamiento libre. Cómo se mantienen hasta el día de hoy y cómo conviven con la tecnología y las redes sociales. Mirá el video.

Fanzines: los vestigios de la cultura punk, más vivos que nunca

Foto: Anita Gurruchaga

Cultura Unidiversidad por Elizabeth Montecinos Pincheira / Publicado el 02 DE SEPTIEMBRE 2020

Quizá poco se sepa hoy sobre los –casi– obsoletos fanzines. Estas revistas de bajo costo, que en los años 70 aparecieron en Argentina relacionados con las historietas o la ciencia ficción, tomaron mayor renombre en la década del 80 con el movimiento punk. Letras de canciones, sentimientos y pensamientos políticos eran publicados en estos ejemplares caseros y autogestionados. ¿Cómo se mantienen estos producciones gráficas contestatarias ante las formas de culturas dominantes en pleno 2020?

Ana Gurruchaga es una joven de 24 años. Oriunda de Villa Mercedes, San Luis, desde los 15 años escribe y publica "fanzines". Durante su adolescencia, junto a una amiga lanzó “Boikot Hormonal”, el primer ejemplar que contenía entrevistas, pensamientos, poesías y contenido musical. Hoy escribe bajo el nombre de AnitaPlantita.

Actualmente, Ana vive en Mendoza, tiene su propio fanzine, llamado Sucia, y afirma que la tecnología y las redes sociales han ayudado para que estos ejemplares lleguen a lugares a los que antes no podían. La joven rescata el acceso a las nuevas tecnologías como un rescate para la difusión y la perduración de esta cultura setentosa que cada vez parece más visible.

Como AnitaPlantita, en Mendoza hay cientos de jóvenes que se dedican a mantener vivo este arte de manera totalmente independiente. Tal es el caso de Sabrina Barrego, una autodidacta que, además de ser escritora, tiene su proyecto llamado La Fanzinera del Sur.

 

Reinventarse en pandemia: cuando la virtualidad es aliada de la cultura

Sabrina Barrego es una joven escritora de 33 años. Nacida en Luján, provincia de Buenos Aires, vive en Mendoza desde los 13 años y su vida ha sido un incansable recorrido por la literatura y la cultura. Junto a su compañero Pablo Grasso, tiene dos proyectos autogestionados: La Fanzinera del Sur, una editorial de fanzines, y una revista de crítica, denominada La Intemperie.

fanzines | cultura | punk