FUESMEN tiene un nuevo servicio para tratar patologías complejas

Se trata de Neuro-FUESMEN, el primer espacio integrado de Neurociencias Clínicas y Neuromodulación de la Argentina para el abordaje de pacientes neurológicos complejos con un equipo transdisciplinario de profesionales.

Sociedad Noticias UNCuyo / Publicado el 16 DE ABRIL 2018

La Fundación Escuela de Medicina Nuclear de Mendoza inauguró un flamante servicio especializado del más alto nivel humano, profesional y tecnológico, para solucionar los problemas de salud de la población, no sólo de Mendoza, sino también del resto de Argentina y de la Región.

De la inauguración del espacio participaron el vicerrector de la UNCuyo, Jorge Barón junto al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo; la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Elisabeth Crescitelli; el gerente general de la FUESMEN, Valentín Ugarte y el subsecretario de Salud, Oscar Sagás. Los acompañaron el vicedecano de la facultad de Ciencias Médicas, Fabián Cremaschi y el presidente del Consejo de Administración de la Fundación, Enrique Noya junto a profesionales de esta entidad.

El servicio ayuda a detectar y aplicar tratamiento a las enfermedades neurológicas, en estados muy tempranos, y permitirá avanzar en todo lo referente a la innovación en investigación básica y clínica y en docencia superior.

A su vez se aboca al desarrollo de estudios transdisciplinarios a pacientes neurológicos complejos, que favorecerán la obtención de un diagnóstico precoz, preciso y con una relación valor-calidad, superadora.

Neuro-FUESMEN integra sistemas de diagnóstico por imágenes de alta tecnología, que se inauguraron en 2015. Se trata de un equipo “PET-MRI”, tecnología híbrida compuesta por un Resonador Magnético Nuclear de 3 Tesla y un Tomógrafo por emisión de positrones, al que se le incorpora un equipo transdisciplinario de neurólogos, neurocirujanos, psiquiatras, psicólogos, neuropsicólogos y otros profesionales del área de las neurociencias.

El abordaje, el primero de este tipo en la Argentina, permite tratar a pacientes con patologías complejas como Parkinson, demencia, epilepsia y trastornos neuropsiquiátricos, que debían antes trasladarse a Buenos Aires.

La palabra de las autoridades

Durante el encuentro el vicerrector Jorge Barón destacó que este vínculo con la facultad de Ciencias Médicas, con el área de neurocirugía, busca potenciar las posibilidades de esta disciplina con los equipos de imágenes de avanzada de la FUESMEN “que permiten obtener imágenes anatómicas y metabólicas al mismo tiempo, ello le ayudará al cirujano para orientar su cirugía neurológica”.

A su vez expresó que la iniciativa apunta también el fortalecimiento de las instancias de formación e investigación es estos temas. “Se formarán nuevos profesionales en tecnología de punta y se favorecerá la investigación para futuros avances en la técnica, de modo de contar cada día con mejores medios para diagnóstico y tratamiento. Son áreas que aún están en desarrollo en el mundo”, sostuvo el funcionario.

Por su parte el gobernador Alfredo Cornejo subrayó la importancia de la Fuesmen como una política de Estado en los sucesivos gobiernos desde su creación y un lugar donde han generado sinergias positivas para Mendoza, en materia de medicina. “Y esa sinergia nos ha permitido junto con la UNCuyo, con la facultad de Ciencias Médicas, un desarrollo en las industrias del conocimiento, un desarrollo en actividades que agregan mucho valor”, explicó el mandatario.

A lo que añadió que en la construcción de un país y una provincia tienen que ser mucho más importante las instituciones que los hombres y mujeres que las administran. En tal sentido indicó que “creemos que en la FUESMEN estamos en condiciones de decir que así es, porque se consiguió un estándar de funcionamiento y de generación de valor superior. Desde el Gobierno creemos haber hecho un aporte en todo este tiempo para que esto se logre”.

A su vez se refirió al nuevo servicio de la Fundación como el “salto de calidad que hemos hecho en primario y ahora en secundario. No sólo estamos en el diagnóstico sino que estamos trabajando en el tratamiento y difícilmente haya muchos lugares como este en Argentina”.

Para cerrar Cornejo manifestó su orgullo por el trabajo hecho en los últimos años. “Como resultado de la sinergia mencionada, nuestros hospitales públicos están creciendo mucho en equipamiento tecnológico. En algunos aspectos y lugares estamos muy por encima del sector privado en lo que hace a incorporación de tecnología. Nosotros debemos bregar por el interés común”, señaló.

También se pronunció Valentín Ugarte quien luego de celebrar la puesta en marcha de Neuro-FUESMEN junto con la facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo dijo: “Está en nuestro ADN liderar la innovación tecnológica en lo que a imágenes se refiere, dirigidas a intervenir en el mejor diagnóstico precoz, elección terapéutica y el correcto seguimiento de la evolución de las enfermedades oncológicas, cardiológicas y neuropsiquiátricas”.

“Incorporar tecnología siempre es importante, pero realmente loable y digno es cuando tienen detrás, operándolas, interpretando imágenes y diagnosticando enfermedades, a gente con caridad e idoneidad para salvar vidas. Esto es lo que quiero destacar de este nuevo desafío de integración, la presencia de un grupo humano excepcional con vidas enteras dedicadas al estudio, investigación, docencia y la medicina, trabajando en equipo”, sostuvo el profesional.

Avances tecnológicos de la FUESMEN

En 1991, fue el primer centro tomografía por emisión de positrones (PET) de los países de habla hispana. En 2015, se inauguró el primer equipamiento PET-MRI de Latinoamérica que combina un tomógrafo por emisión de positrones (PET) con un avanzado resonador de 3 Tesla.

A más de 25 años de su creación por un acuerdo  de la UNCuyo, el Gobierno de Mendoza y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), la Fundación continúa a la vanguardia en el ámbito, ya no sólo de la Medicina Nuclear, sino también de las neurociencias, especialmente en enfermedades neurodegenerativas (Parkinson, demencias), epilepsias, neuropsiquiátricas, dolor, trastornos esfinterianos y tumores del sistema nervioso, sumándose al servicio pionero de Neurología General, Laboratorio de Sueño y Electroencefalograma (EEG), que se abrió en 2014.