Impulsor de la Ética del Cuidado nuevo Doctor Honoris Causa

El filósofo colombiano José Bernardo Toro Arango recibió la máxima distinción de la UNCUYO por sus méritos académicos y científicos. Su teoría propone un nuevo paradigma que se base en saber cuidar de sí mismo, de los cercanos, de los lejanos, de los extraños, de la inteligencia, de las transacciones y del planeta.

Universidad Noticias UNCuyo La Universidad / / Publicado el 13 DE MAYO 2019

La secretaria Académica de la Universidad, Dolores Lettelier fue la encargada de entregar el diploma de Doctor Honoris Causa a José Bernardo Toro Arango. En el acto la acompañaron la decana de la facultad de Ciencias Agrarias María Flavia Filippini quien le otorgó la resolución del Consejo Superior, y su par de la facultad de Ciencias Económicas, Esther Sánchez que hizo lo propio con la medalla de la Casa de Estudios.

La entrega fue a continuación de la conferencia "El cambio climático y la ética del cuidado" que ofreció Toro Arango. En ella habló del contexto ambiental actual y la necesidad de asumir una nueva manera de actuar que se centre en el cuidado de sí mismo, de los cercanos, de los lejanos, de los extraños, de la inteligencia, de las transacciones y del planeta.

Desde esa mirada Lettelier manifestó que los trabajos del filósofo colombiano marcan “el desafío de la Universidad y de las instituciones que nos dedicamos a educación para continuar con esta transformación”. También señaló la necesidad de “reflexionar para dar respuesta a estos nuevos paradigmas de cuidado y de amor que tenemos que incorporar”.

El pedido de reconocimiento surgió de las facultades de Ciencias Económicas y Ciencias Agrarias quienes co-gestionan la Maestría en Responsabilidad Social y Desarrollo Sostenible (MRS). Las Unidades Académicas destacaron los aportes que significó la teoría del  magíster en Investigación y Tecnología Educativa para el diseño de los contenidos de la carrera de posgrado en donde se contempla la mirada del “cuidado” vinculado a la ética como camino para el desarrollo sostenible.

En ese sentido, Esther Sánchez expresó la satisfacción de poder contar con la presencia del educador y lo calificó como “un sueño cumplido, esto era algo impensado cuando armábamos la maestría e incorporábamos sus libros”.

Asimismo resaltó el trabajo del autor en la vinculación entre lo social y lo ambiental. “Hoy nos ha enseñado que este fantasma del cambio climático se puede ir trabajando para que no se trasforme en algo imposible de acceder y para ello hay que empezar por las relaciones humanas”.

Por su parte el flamante Doctor Honoris Causa agradeció el galardón y se mostró muy sorprendido por un nombramiento que “realmente no estaba en mi lista”. Desde esa perspectiva subrayó la importancia de la educación para generar posibilidades y en primera persona contó cómo siendo hijo de campesinos se convirtió en la primer persona en su familia en lograr terminar la secundaria y la universidad.

Además remarcó el orgullo por saber que el titulo proviene de un país con “una base espiritual en sus líderes que es muy poderosa, y eso siempre es el anuncio de un lugar que va a dar la vuelta, que va a dar un salto cualitativo”.