La crisis de Temer, para todos

Unidiversidad | Internacionales

19 de mayo de 2017, 08:54.


El escándalo político por corrupción que atraviesa Brasil repercute directamente en la economía de Mendoza, que exporta a ese país 60 millones de kilos de ajo.


La crisis de Temer, para todos

Temer asegura que no renunciará, pese al escándalo.


Lo medios locales y porteños no tienen tregua desde hace más de 48 horas, desde que se conoció un audio en el que se escucha al presidente emergente Michel Temer hablar con el mayor carnicero del país justificando un soborno. El simbronazo fue peor, como un tsunami político, cuando el Alto Tribunal brasileño blanqueó el contenido de la prueba en contra del presidente.

Este escenario hizo que Temer reaccionara en su defensa y negara todo lo malo de lo que se ha dicho de él en estas últimas horas. “No renunciaré” es la cita del mandatario desde Brasilia replicada en todos los portales de la región.

Todo ocurrió cuando el mismo Temer reconocía que los registros económicos comenzaban a repuntar levemente. Como síntomas, se hicieron notar las crónicas proyectivas y negativas de las consecuencias de la crisis en la economía regional y en particular para Mendoza.

Por ejemplo, Guillermo San Martín, gerente de la Asociación de Productores, Empacadores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de Mendoza (Asocam), dijo en Radio Nihuil que ayer jueves se pusieron en contacto con sus pares brasileños para conocer cuáles serían los efectos de la crisis política. San Martín puntualizó que se exportan 6 millones de cajas de ajo al año a Brasil, o sea, unos 60 millones de kilos de ajo.

Al mismo tiempo, Gabriel Fidel, legislador del Mercosur, fue más meduloso en su análisis. “Nos sigue golpeando el decrecimiento del PBI brasileño y ahora lo de Temer podría empeorar. Por ejemplo, si hay devaluación, se encarecerían las exportaciones", explicó. Fidel remarcó que la turbulencia política y la débil institucionalidad afecta a la economía de la región y dimensionó que Brasil equivale cuatro veces a la Argentina, para explicar el impacto.

El economista detalló que desde Mendoza se vende menos vino en botella, ya que “el brasileño dejó de consumir” debido a la crisis. A nivel nacional, afecta a la industria automotriz.

Etiquetas:
internacional | crisis | brasil | temer