“La sociedad no puede cambiar sin la escuela”

Noticias UNCUyo | Universidad | Facultad de Educación

14 de marzo de 2017, 17:00.


Lo afirmó la decana Mónica Castilla en la inauguración del flamante edificio de la facultad de Educación en el campus de la UNCuyo. Desde ayer, la comunidad educativa de su facultad tiene una nueva sede que se ubica entre la facultad de Derecho y el Comedor Universitario.


La sociedad no puede cambiar sin la escuela

Inauguraron la primera etapa del nuevo edificio de la facultad de Educación que funcionará dentro del Centro Universitario


Quedó habilitada la primera etapa del nuevo edificio de la Facultad de Educación que funcionará dentro del Centro Universitario. En la ocasión la decana de la Facultad aseguró que estar dentro del predio es un gran paso ya que facilitará el acceso de los estudiantes al Comedor, a la Biblioteca Central y a la vida universitaria en general.  Asimismo, Mónica Castilla se refirió al papel de la educación, “la sociedad no puede cambiar sin la escuela, afirmó al tiempo que agregaba “es cierto que la escuela  y la educación no van a cambiar todo pero es una realidad que si pretendemos algún cambio, alguna trasformación en los valores de esta humanidad cada vez más conflictiva, está en la educación”. 

El acto de inauguración comenzó con la actuación del Coro de Cámara de la UNCuyo y la participación de abanderados de la Facultad y la Escuela Carmen Vera Arenas. Más adelante la decana Castilla realizó un recorrido histórico desde los inicios institucionales, en la época de la antigua Escuela del Magisterio y agradeció a diferentes personas fundantes en la historia de la actual Facultad.

Antes del corte de cinta y del descubrimiento de una placa recordatoria, el rector Daniel Pizzi  señaló a Educación como una de las facultades que deben ser ejemplo de políticas que se mantengan en el tiempo. La de esta Facultad “es una trayectoria de  trabajo, de empeño, continuidad y fundamentalmente de tener un objetivo y meta clara”, enfantizó. 

Pizzi también hizo referencia a los desafíos que se presentan en la educación actual. Señaló que la transformación tecnológica implica nuevos tipos de formación a distancia, basada en competencias. “Estamos tomando conciencia de que no podemos pensar en una homogenización de nuestros estudiantes, hoy más que nunca se  trata de mirar la individualidad y poner empeño en que la educación sea a partir de proyectos de trabajos asociados”.   

Características edilicias

La obra comprende una planta baja, un primer piso y un subsuelo. En la planta baja funcionarán el sector de Gobierno y oficinas para tareas administrativas. En el primer piso habrá aulas para cursado teórico y también el área de informática. Y en el subsuelo, un espacio de mantenimiento que incluye salas de máquinas, baños para el personal de maestranza, archivos y la dirección de mantenimiento. 

La construcción de la primera etapa es de alrededor de 3.400 metros cuadrados e incluye, además, una plaza central, como espacio de recreación y esparcimiento. En tanto que el proyecto final tendrá una superficie total de 10.183 metros cuadrados, que se ejecutarán en sucesivas etapas. 

A partir ahora las actividades académicas y administrativas se desarrollarán, simultáneamente, en ambas sedes; la del Centro Universitario y en la de Sobremonte 81, de la Ciudad de Mendoza.

Un recorrido histórico 

La facultad de Educación es el resultado de una serie de transformaciones que comenzaron en la Escuela del Magisterio, que formaba los maestros de nivel secundario y tenía un Departamento de Aplicación que hoy es la Escuela Carmen Vera Arenas. 

Cuando Dardo Pérez Guilhou era ministro de Educación de la Nación estableció que los maestros se formaran en el Nivel Terciario y así, la UNCuyo suspendió la formación de maestros del secundario y creó un Nivel Terciario. Más adelante, la complejidad de los niveles exige independizar el terciario y se crea así la Escuela Superior de Formación Docente. 

En 1991 el Consejo Superior decidió comenzar un proceso de reestructuración de la organización académica y administrativa para elaborar nuevos planes de la Escuela Superior y nombró a María Victoria Gómez de Erice como directora organizadora. 

Durante esa gestión, con el transcurso del tiempo, se advirtió que el carácter de Escuela Superior no permitía tener actividades y beneficios que sí tenían las Facultades. Esa fue la génesis de la Facultad de Educación, por lo que toda la comunidad de la Escuela Superior decidió pedir, en conjunto, su transformación en Facultad. 

El 15 de noviembre del 1995 por votación de la Asamblea Universitaria, se creó la nueva unidad académica con la intención de cambiarla de rango. El cambio mejoró el nivel de la formación de maestros en la Provincia, les dio acceso a posgrados e investigación. Se inició en ese momento un período de crecimiento sostenido. 

La facultad de Educación se ocupa, desde hace más de 21 años, de la formación universitaria de profesores de Nivel Inicial, Primario, de Profesorados Terapéuticos para Personas con Discapacidad (sordos, ciegos, intelectuales). De ella depende la Escuela Carmen Vera Arenas. 

Tiene una matrícula total de 2.867 alumnos y desde su creación hasta el 2015 egresaron 2.697 técnicos, profesores y licenciados universitarios. 

En lo edilicio ha tenido un crecimiento exponencial. Desde su transformación de Escuela Superior a Facultad dejó de compartir el espacio físico con la Escuela del Magisterio y comenzó a ampliar los espacios para docentes, alumnos y personal. Ha tenido 3 ampliaciones desde 1995 y este año inaugura una nueva sede en el Campus Universitario.


Etiquetas:
inauguración | facultad de educación | daniel pizzi | mónica castilla