Los Andes: UNCuyo: recorren facultades para prevenir al personal sobre patologías cardíacas

Ana Milani (46) trabaja en el Rectorado de la UNCuyo y, como todos los días, ayer llegó por la mañana dispuesta a realizar sus tareas en el registro contable de la Universidad. Sólo que la jornada laboral no empezó como siempre. En esta ocasión, le ofrecieron acceder a una prueba gratuita de colesterol y a otra de glucemia, con el objetivo de detectar posibles factores de riesgo cardiovascular

Universidad Noticias UNCuyo La Universidad / / Publicado el 30 DE JUNIO 2004

Esta actividad, que cumple una función de prevención, la está realizando el Departamento de Asistencia Médico Social Universitario (Damsu) y se va a trasladar a las veinte dependencias que tiene la UNCuyo. La idea de “llevar la salud al trabajo” pretende evitar patologías coronarias en la población que cumple funciones en esta casa de altos estudios.

La mayor incidencia de eventos cardíacos en personas de entre 30 y 35 años obliga a redefinir los planes de prevención. “Cuando comenzamos a trabajar con este tipo de programas, hace diez años, la franja etaria sobre la que se ponía atención tenía entre 45 y 55 años. Ahora queremos ver en qué estado están las personas a partir de los 35 años y hasta los 60, ya que el estilo de vida es determinante para sufrir este tipo de patologías”, explicó la coordinadora de Programas Preventivos de Damsu, Roxana Jaleff.

La detección de factores de riesgo cardiovascular en los lugares de trabajo comenzó el lunes en el Rectorado. Es un examen gratuito y voluntario que insume sólo siete minutos. “Se pesa y mide a cada persona, se hacen las pruebas de colesterol y glucemia y, además, deben responder a algunas preguntas, como si fuman o si son hipertensos”, detalló Jaleff.

Quien accede al programa se lleva una ficha con el detalle de la prueba que se le realizó. En caso de detectarse problemas, se contacta telefónicamente a la persona y se le propone pasar a un programa ampliado, para su tratamiento.

“Es muy buena la iniciativa, que vengan al trabajo a concientizarnos es ideal. La prueba es muy rápida y es muy importante, ya que se puede detectar precozmente alguna enfermedad coronaria”, relató Graciela Gómez, que trabaja en la Secretaría Académica de la institución.

Cambiar el estilo de vida

Durante el primer día de acción, cincuenta personas pasaron por esta prueba en el Rectorado. Ya se pueden vislumbrar dos claros factores negativos para el corazón: el sedentarismo y la hipertensión. “Modificar el estilo de vida es fundamental para evitar problemas cardíacos. Permanecer por mucho tiempo sentado y no controlar la hipertensión es negativo para la salud. Otro punto importante es la alimentación, ya que la obesidad es un enemigo del corazón”, explicó Carlos Farinelli, el cardiólogo que coordina este programa.

El especialista destacó la importancia de mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio físico. “También hay que tener en cuenta el factor hereditario, que en estos casos es importante”, rescató.

Por eso, son dos enfermeros profesionales los encargados de indagar a cada persona sobre estos temas y realizarles la prueba. “La gente se ha mostrado muy interesada a la propuesta”, señalaron los enfermeros Daniela Canevavi y Diego Gómez.

En detalle

El programa. Se denomina Detección de Factores de Riesgo Cardiovascular y depende del Damsu. Va a recorrer veinte dependencias de la UNCuyo y durará una semana en cada una.

La prueba. Es gratuita y optativa. Incluye colesterol, hipertensión, peso, talla y algunas preguntas sobre la historia clínica de cada persona.

Los horarios. De 9 a 12 y de 14 a 18.

Objetivo. Apunta al cambio de los factores de riesgo cardiovasculares modificables, como el hábito de fumar.