"Nace una estrella": una nueva versión que tiene mucho para decir

"Opera prima" de Bradley Cooper, revelación actoral de Lady Gaga y cuarta versión de esta historia, se destaca por las emociones que transmiten sus protagonistas y una banda sonora que no se puede dejar de escuchar.

"Nace una estrella": una nueva versión que tiene mucho para decir

Bradley Cooper y Stefani Germanotta, más conocida como Lady Gaga, interpretan a Jackson Maine y a Ally en "Nace una estrella" edición 2018. Imagen de la película publicada en enserie.co.

Cultura Unidiversidad #MultiversosExpandidos / por Milagros Martín Varela / Publicado el 26 DE OCTUBRE 2018

 

En la nueva versión de Nace una estrella (A star is born, Bradley Cooper, 2018), el personaje central –Jackson Maine, interpretado por el mismísimo Cooper– dice que todas las personas tienen talento, pero lo que es raro de encontrar es a alguien que tenga algo que decir. Esa idea puede llevarse a la misma película, la tercera remake de aquella estrenada en 1937 y que ya cuenta con cuatro versiones en total. Es que la visión de Cooper sobre esta historia tiene, en todo segundo, algo que decir: con las miradas, con la música, con los planos y secuencias de cámara, entre otros recursos.

Las cuatro versiones de Nace una estrella (estrenadas en 1937, 1954, 1976 y 2018) tienen la misma sinopsis: un famoso, en este caso un cantautor, con problemas de alcoholismo conoce a una mujer que está resignada a no poder cumplir su sueño: cantar. El primer personaje encuentra talento en ella y se propone llevarla a la fama y, en la medida en que ella “asciende”, la carrera de él decae.

Si bien tanto la original como las dos primeras remakes de la película tendrán su encanto, la de Cooper tiene dos fortalezas importantes. Por un lado, cuenta con la intimidad que se genera entre los personajes a raíz de dos brillantes interpretaciones del director y de Lady Gaga; por otro, unos maravillosos primeros planos de cámara más la banda sonora.

No obstante, en cuanto al primer punto fuerte mencionado, las actuaciones de ambos protagonistas son en sí mismas un aspecto sumamente valorable. En el caso de Cooper, también se destaca como director en su opera prima y Lady Gaga también se luce mostrando una faceta sencilla y natural de esta artista acostumbrada a mostrarse en sus videos musicales con vestimentas y looks bizarros, despampanantes y polémicos en su momento.

 

Las miradas entre los personajes centrales, las letras de las canciones, los encuadres que van de los planos generales a los detalles, los diálogos, el guion y el tratamiento de temas como el amor, el alcoholismo y la drogadicción (y me detengo aquí para no "spoilear") no solamente provocan empatía con los personajes y la sensación de “estar ahí”, sino que en esta película todo, cada segundo, suma. Nada parece ser al azar ni estar improvisado.

Más allá de que hay cuestiones para criticar, como la permanencia de la idea de que una mujer que quiere cumplir sus objetivos necesita de un hombre que le dé el primer empujón, Nace una estrella edición 2018 ha obtenido el visto bueno de la crítica en general. En el sitio IMDB ha sido calificada con 8.3 puntos de 10, mientras que en Rotten Tomatoes tiene un puntaje del 90 %.

Por el sonido y el gran trabajo de fotografía, vale la pena verla en la pantalla grande. Además, quizás debamos esperar unos 20 años más para ver una nueva edición de esta historia. Eso sí: queda terminantemente prohibido olvidar el paquetito de pañuelos descartables.

 

Una banda sonora adictiva

En la mayoría de las canciones, excepto una versión de "La vie en rose" (original de Edith Piaf), Cooper y Gaga (cuyo nombre real es Stefani Germanotta) intervinieron en la composición de letra y música. La banda sonora original para la película fue lanzada al mismo tiempo que el estreno en los cines y ya lleva dos semanas consecutivas en el primer lugar del chart Billboard 200, un ranking que posiciona los discos de acuerdo a la cantidad de ventas en Estados Unidos, sea en streaming o en formato físico. Además, se especula con que tres canciones de la banda sonora –"Shallow", "Always remember us this way" y "I’ll never love again"–  serían nominadas a los premios Oscar en la categoría de Mejor canción original.

cultura | multiversos expandidos | nace una estrella



Mirá también: