Nueva cacería de brujas

Las iglesias, el Estado y la histórica persecución a las mujeres.

Nueva cacería de brujas

El pañuelo simbólico de la Campaña Nacional por un Estado Laico. Foto publicada en airedesantafe.com.

Identidad y Género Unidiversidad La mirada de Federici / por Milagros Martín Varela / Publicado el 05 DE NOVIEMBRE 2018

En los tiempos que vivimos, ha surgido una nueva –la cuarta– ola feminista en todo el mundo. La conquista de derechos para las mujeres siempre ha estado lejos de ser gratis; de hecho, muchas han muerto quemadas en una hoguera por ello. El siglo XXI no es la excepción y la pensadora y escritora feminista Silvia Federici consideró que las iglesias juegan un papel fundamental en la nueva cacería de brujas.

La ley de acción y reacción establece que si un cuerpo ejerce una fuerza, llamada acción, otro responde con otra fuerza (llamada reacción) de igual magnitud, pero de sentido contrario sobre el primero. Esta norma física puede aplicarse, en este caso, a lo social: para Federici, el avance de la derecha y el ensañamiento de los sectores ultraconservadores es una respuesta a la fuerza que el movimiento feminista ha demostrado, y aquí no es menor el papel que juegan las Iglesias Católica y Protestante.

“Se han dicho cosas muy horrendas”, se lamentó Federici en su paso por Mendoza. “Por ejemplo, esto de que el Papa haya dicho que las mujeres que abortan son como sicarias es una cosa que me da horror, sobre todo, que se permita que se digan cosas así en este momento, considerando todo lo que la Iglesia ha hecho contra las mujeres, considerando todos los problemas que tienen puertas adentro, con los miles y miles de curas pedófilos que han violado a nuestros niños y niñas”, dijo la referente, y cargó contra las instituciones que dicen representar los credos mencionados: “No tienen la autoridad moral para decir a la mujer qué hacer”.

La filósofa de origen italiano explicó que en varias regiones del mundo, como África e India, hay una nueva cacería de brujas. “Mujeres que son quemadas, que son torturadas, que son expulsadas de sus pueblos, acusadas de ser brujas. Esto se reconoce, hay una literatura creciente que reconoce que un papel en estos procesos que están muy conectados con la nueva forma de globalización, con los procesos de privatización y la exclusión de la mujer de la tierra”, afirmó la pensadora.

Inclusive, Federici dijo que en esos lugares se ven cosas que no se podrían imaginar, como sacerdotes que “exorcizan” a los niños y las niñas, a quienes señalan como “endemoniados”. “Las iglesias –en las que siempre se habla del pecado, del pecador, de Satán, de conspiraciones– tienen un papel fundamental en esta nueva cacería de brujas”, sentenció la reciente Doctora Honoris Causa de la UNCUYO.



Mirá también: