Veinticinco días para aprender y experimentar en el Balseiro

Conocer nuevos ámbitos laborales y trabajar en proyectos de ciencia, tecnología e investigación en laboratorios, guiados por docentes y científicos, es lo que ofrece el programa de Becas de Verano del Instituto a quince estudiantes avanzados y/o graduados recientes de Física, Química, Ingenierías y carreras afines. Tienen tiempo para postularse hasta el 7 de noviembre.

Veinticinco días para aprender y experimentar en el Balseiro

En la edición 2014 se postularon 140 aspirantes de distintas ciudades de Argentina y de varios países de Latinoamérica. Este año el plazo para presentarse finaliza el 7 de noviembre.

Universidad Noticias UNCuyo Instituto Balseiro / / Publicado el 24 DE OCTUBRE 2014

Arrancó una nueva edición del programa de Becas de Verano del Instituto Balseiro de la UNCuyo y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) del ministerio de Planificación Federal, para estudiantes avanzados y graduados recientes de física, química, ingenierías y carreras afines, de Argentina y Latinoamérica. Los interesados pueden anotarse hasta el 7 de noviembre.

Se entregarán 15 becas para realizar una estadía del 2 al 27 de febrero en el Campus del Balseiro. En ese tiempo conocerán nuevos ámbitos laborales, trabajarán en proyectos de ciencia y tecnología, y de investigación en los laboratorios del Centro Atómico Bariloche, acompañados por guías docentes y cientificos. También intercambiarán experiencias con otros pares.

Desde el comité organizador del Programa, que integra el doctor en Física Facundo Castro junto a los investigadores Pierre Arneodo Larochette y Javier Curiale, comentaron que los participantes tendrán la oportunidad de "ampliar sus conocimientos y descubrir métodos en áreas experimentales como sistemas nanométricos, resonancia EPR, síntesis y caracterización de materiales,mecánica computacional, superconductividad, almacenamiento de hidrógeno, física de metales, entre otros".

Asimismo Castro explicó que los estudiantes avanzados de carreras de ciencias o ingenierías tienen como requisito contar con el 75% de las materias aprobadas; y los graduados de esas mismas disciplinas no deben tener más de un año desde la obtención de su título de grado.

Las becas del Instituto Balseiro cubren los gastos de alojamiento, un per diem y el transporte terrestre dentro del país. El tramo hasta la Argentina por parte de becarios de otros países debe ser financiado con otras fuentes.

Para más información escribir al correo-e: becasdeverano@ib.edu.ar

Edición febrero 2014.  Para esa convocatoria se postularon 140 aspirantes de distintas ciudades de Argentina y de varios países de Latinoamérica. Se seleccionaron 16 participantes, de entre 22 y 25 años provenientes de Rosario, Mar del Plata, Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, Paraná, Bahía Blanca, Corrientes, Río Cuarto, Santa Rosa, y Costa Rica.

Vivencias de los becarios. Mariano Ratto, estudiante avanzado de Ingeniería Biomédica de la Universidad Favaloro, realizó su estadía en el Laboratorio de Bajas Temperaturas y en el Instituto de Nanociencia y Nanotecnología del CAB.

“Fue una experiencia única, ya sea por el contacto con profesionales que están a la vanguardia en sus áreas de investigación como también la interacción con equipamiento que difícilmente uno pueda manipular en otro lugar", expresó Ratto.

Además destacó la importancia de compartir con otros estudiantes de otras disciplinas como químicos, físicos, ingenieros de distintas ramas y matemáticos. "La beca me dio una oportunidad única de relacionarme con jóvenes profesionales de áreas muy diversas y de distintas partes", apuntó.

Por su parte Victoria Benavente Llorente, licenciada en Química, egresada de la Universidad de Córdoba, eligió el departamento Fisicoquímica de Materiales dentro del área de Materiales para concretar su beca.

“Fue muy enriquecedor ver cómo se discuten los resultados y cómo se proponen explicaciones -dijo y agregó- me gustó encontrar en un mismo grupo de trabajo investigadores que son de distintas áreas". Subrayó que esa experiencia le sirvió de motivación para seguir estudiando e investigando, aun cuando no siga trabajando en el mismo tema.

Por último Gastón Agustín Primo, también licenciado en Química de Córdoba, colaboró en el departamento Fisicoquímica de Materiales.

“Me pareció excelente como tenían todo diagramado y planificado de tal manera de poder llevar adelante un plan de trabajo de un mes y obtener resultados en cuantía. Debo reconocer que era algo que me daba intriga, pero quedé sorprendido de la forma en que plantean experimentos, los llevarln a cabo y deciden el siguiente paso", enfatizó.

programa de becas de verano | instituto balseiro | estadía | 25 días |