Por qué el 28 de junio se celebra el Día del Orgullo LGBT

Unidiversidad | Identidad y Género

28 de junio de 2017, 15:34. Por: Unidiversidad / Fuente: diariosur.es.


Los Disturbios de Stonewall, ocurridos en esa fecha pero de 1969 en Nueva York, dieron paso al inicio del movimiento asociativo y originaron un año después la que fue considerada la primera manifestación del Orgullo.


Por qué el 28 de junio se celebra el Día del Orgullo LGBT

Foto archivo MDZ


Los Disturbios de Stonewall, ocurridos el 28 de junio de 1969 en Nueva York, dieron paso al inicio del movimiento asociativo. Un año después se realizó la que fue considerada la primera manifestación del Orgullo.

Nueva York, en el año 1969, era un hervidero de locales en los que se practicaba el cinismo más absoluto. Eran espacios regenteados por la mafia, en los que se reunían transexuales, drag queens, jóvenes afeminados, prostitutos masculinos y jóvenes sin techo, y que además de hacer sus propias delicias, cumplían los deseos de aquellos que en los foros públicos les condenaban al ostracismo.

Cada tanto, como una manera de cumplir un expediente discriminatorio, la policía de la ciudad entraba en cualquiera de estos bares pegando una patada en la puerta y ejecutando redadas en las que eran los "parias" los que terminaban entre rejas por ser como eran, pero nunca los cínicos que disfrutaban de su compañía.

El 28 de junio de ese año, un grupo de policías, encabezados por el detective Charles Smythe y el subinspector Seymour Pine, entraron por la puerta del Stonewall Inn, un local ubicado en el barrio de Greenwich Village, anunciando su presencia a gritos y sin saber en qué acabaría aquello. Minutos más tarde, aquellas drags, unidas a hombres con pluma y algún que otro chapero, consideraron, sin ningún planteamiento previo, que aquello no era sostenible por más tiempo.

Repentinamente, las fuerzas del orden perdieron el control de lo que sucedía; la resignación dio paso a las piedras y el silencio se transformó en gritos desgarradores que pedían una libertad que nadie estaba interesado en concederles. Los llantos y empujones no se quedaron en eso, sino que aquello atrajo a una enorme muchedumbre que, siguiendo el ejemplo, recogió aún más piedras que lanzaban contra una policía que fue incapaz, en los dos días que duraron los eventos, de parar todo aquello.

Los Disturbios de Stonewall, como se bautizaron desde el primer momento, no fueron cosa de 48 horas. Tras estos dos días de furia, el colectivo LGTB de la ciudad se tuvo que enfrentar a barreras de toda clase y condición, con la vocación de ser un grupo con cierta cohesión. En un breve lapso se fundaron dos organizaciones cuyo objetivo era preparar nuevas protestas, y además se abrieron tres periódicos para promover los derechos para gays y lesbianas.

Ese, sin duda, fue el germen del movimiento asociativo, que rápidamente cruzó el charco e inundó Europa de nuevas reivindicaciones sociales. Un año después, el 28 de junio de 1970, una gran marcha por las calles de la ciudad neoyorkina fue considerada como la primera manifestación del Orgullo Gay, motivo por el que se conmemora este día en esta fecha.

Desde entonces, las grandes capitales (Nueva York, Londres, Berlín o Sidney) han tornado este día –o incluso una semana entera– en una jornada festiva que tiene relación con los orígenes del Stonewall Inn. Miles de personas salen en estos días a la calle para celebrar la libertad en un ambiente más relajado que otro tipo de reivindicaciones.

Etiquetas:
identidad y género | orgullo gay | lgbt