Presentaron “Universidad Sin Muros” en la inauguración de un NIDO en el Barrio Flores

Fue en el marco de la puesta en marcha oficial de este Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) que la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza instaló en el barrio Flores Olivares. El programa de la UNCuyo que allí se desarrollará busca contribuir a la integración social y al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la zona a través de capacitación para el empleo.

Presentaron "Universidad Sin Muros" en la inauguración de un NIDO en el Barrio Flores

Inauguraron un Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades donde funcionará el programa Universidad sin Muros.

Sociedad Noticias UNCuyo / Publicado el 08 DE MARZO 2019

En la intersección de las calles La Esperanza y Aldo Giordano, del barrio Flores Olivares de la Ciudad, quedó inaugurado el Núcleo de Innovación y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) ante una gran cantidad de vecinos que son quienes más ansiaban una obra de esta envergadura. Son unas 400 familias las que se verán beneficiadas a través de actividades sociales, educativas, recreativas y tecnológicas que contribuirán a mejorarles la calidad de vida.

Del corte de cinta que marcó el inicio de actividades en este centro donde se desarrollará también el programa “Universidad Sin Muros”, participó el rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi, quien acompañó a la secretaria de Infraestructura Urbana Nacional, Marina Klemensiewicz y al intendente de Ciudad Rodolfo Suárez, entre otras autoridades presentes.

“Acá tenemos una cantidad de ilusiones muy importantes, porque la Universidad va a hacer lo que tiene que hacer, que es dedicarse a educar a la gente y a trabajar fuertemente para que los chicos, las mamás, los jóvenes, puedan entrar en el mundo laboral. Porque sabemos que lo que realmente dignifica es el trabajo”, expresó Pizzi sobre la labor que la UNCuyo desarrollará a través de un centro de capacitación y certificación de oficios, lo que les permitirá la inserción en el circuito laboral.  

El rector, además, resaltó la “capacidad y bondad” del Consejo Superior de la Universidad por aprobar la donación de casi 4 hectáreas que contribuyeron a que el NIDO fuera posible. En especial, agradeció la gestión de Víctor Ibañez Rosaz, secretario de Relaciones Institucionales, Asuntos Legales, Administración y Planificación “porque puso claridad conceptual”, puntualizó.

A su paso, la secretaria de Infraestructura Urbana Nacional, Marina Klemensiewicz mencionó la importancia del trabajo colaborativo para que el núcleo del barrio Flores Olivares sea uno de los 155 que funcionan en todo el país. “Que uno ingrese al NIDO y vea a la Universidad de fondo es justamente el camino para todos los vecinos. Para que puedan soñar y aspirar a llegar a ella. Si hay algo que nos iguala es tener herramientas y la educación es por lo que hay que seguir apostando”, dijo la funcionaria nacional.

El Intendente Rodolfo Suárez, por su parte, entre sus agradecimientos mencionó la importancia de los terrenos que la UNCuyo transfirió a la Municipalidad y detalló que el NIDO fue el primer proyecto que él presentó en la Nación, al inicio de su gestión. “Tuvimos que golpear puertas porque la plata del municipio para esto no alcanza. Pero también lo trabajamos con ustedes, porque tuvimos que generar confianza entre los vecinos para que esto ocurriera, porque antes no pasaba nada”, dijo.

La obra

En el NIDO se construyeron dependencias con aulas para diferentes capacitaciones, un S.U.M (Salón de Usos Múltiples), un sector deportivo y un C.A.M. (Centro de Atención Municipal).

Según el proyecto propuesto para el barrio Flores Olivares, la obra implicó levantar paredes; colocar la losa del techo, los pisos interiores y la carpintería, entre otros trabajos. Además se instalaron diferentes equipamientos y se realizaron trabajos de pintura, iluminación y detalles generales.