UNCUYO ya cuenta con un protocolo para la inclusión de estudiantes con discapacidad

Renueva así su compromiso a favor de los derechos de las personas con discapacidad, reconociendo la importancia de su rol estratégico en la construcción de una sociedad con iguales oportunidades para todos.

Universidad Noticias UNCuyo La Universidad / / Publicado el 12 DE DICIEMBRE 2019

Secretarios Académicos de facultades y escuelas de la Universidad recibieron de manos del vicerrector Jorge Barón, del Defensor de las Personas con Discapacidad de Mendoza, Juan Carlos González y de la coordinadora del área de Inclusión de Personas con discapacidad del Vicerrectorado, Alicia Reparaz, el “Protocolo para la Inclusión de Estudiantes con Discapacidad de la UNCUYO”. Se trata de un conjunto de reglas de formalidad que da los lineamientos para actuar con los estudiantes con discapacidad en la Casa de Estudios. Lo que se busca con su aplicación es generar más información, permitiendo actuar correctamente, con orientaciones precisas.

El encuentro se desarrolló en el Cicunc, y en ese escenario Barón sostuvo que tras la creación del Área de Inclusión se pudo avanzar en dos cosas. Primero, en la visibilidad de la temática, lo que se relaciona con la posibilidad de ejercitar derechos que están consagrados en “nuestras leyes pero son difíciles de llevar a la práctica”. Las personas con discapacidad que quieran estudiar y trabajar en la Universidad “deben saber que cuentan con los medios, elementos técnicos, el acceso a bibliografía, la posibilidad de rendir exámenes, es decir que sepan que se les garantiza el ejercicio de esos derechos. Este protocolo contribuye a ello, al acceso a la educación gratuita y de calidad inclusiva”, sostuvo.

Y segundo, según el Vicerrector se avanzó en la visibilidad sobre el tema fuera del ámbito de la Universidad, participando la Casa de Estudios en diversas instituciones a nivel nacional e internacional. “Debemos tener presencia y visión institucional desde la UNCUYO frente a este asunto. La idea es, por ejemplo, extender los derechos que hoy se disfrutan aquí a otras universidades”, explicó la autoridad universitaria.

Por su parte, González celebró el trabajo que se realizó para desarrollar el curso de lengua de señas, y en ese sentido valoró la tarea de la Universidad. “Para la comunidad de personas sordas, la labor en relación a la lengua de señas es clave que la UNCUYO lo esté haciendo”, expresó.

A su vez, el funcionario reconoció el trabajo –en el que también colaboró la Defensoría- que se concretó en torno al protocolo de buenas prácticas en relación a las personas con discapacidad, e indicó que “sistematizar estas prácticas significa que la Universidad nos está dando una lección, en la que el carro no va delante de los bueyes, que los discursos no van delante de las prácticas, sino al revés”.

“Bastante daño nos ha hecho el discurso de la inclusión cuando no tiene el correlato de las prácticas, hechos concretos y tangibles, que significan garantizar y proteger derechos”, enfatizó el licenciado en Sociología de la UNCUYO.

En su intervención, Reparaz hizo un recorrido por las distintas acciones que se desarrollaron durante 2019 desde el área de Inclusión de Personas con Discapacidad para garantizar los derechos de la gente.

En tal sentido, la coordinadora de este espacio destacó la creación de una oficina para el desempeño administrativo y atención al público del Área; el otorgamiento de una beca pre-profesional para un estudiante que cumpla tareas administrativas en ese lugar; un relevamiento de la situación de accesibilidad edilicia por cada facultad; la entrega de 12 dispositivos “Procer” a estudiantes ciegos, con baja visión o con dislexia; y cursos y capacitaciones, entre otras tantas acciones.

Acto seguido, los integrantes de la mesa académica entregaron diplomas a los egresados del “Primer Curso de Lengua de Señas Argentinas Básico" destinado a personal de la Universidad y que dictaron profesoras de la Tecnicatura en Interpretación de Lengua de Señas de la Facultad de Educación, con el impulso del Área.

Y luego, secretarios Académicos de las distintas facultades y escuelas de la Universidad recibieron de manos de las autoridades el material impreso del “Protocolo para la Inclusión de Estudiantes con Discapacidad de la UNCUYO”.

La jornada se desarrolló en el Centro de Información y Comunicación, en el contexto del “Día internacional de las Personas con Discapacidad”, y de la “Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad” que se celebrará el 13 de diciembre.

El Protocolo

El material busca fomentar la inclusión educativa en la Casa de Estudios y lo elaboraron referentes del área de Inclusión de Personas con Discapacidad de la Universidad junto con estudiantes y egresados con discapacidad, de acuerdo con la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que establece que todas las medidas que se adopten en referencia a los derechos de las personas con discapacidad deben ser consultadas a personas con discapacidad.

Con esta herramienta se apunta a promover, proteger y garantizar el disfrute pleno de la vida universitaria, en condiciones de igualdad y ejercicio de todos los derechos humanos de los alumnos con discapacidad, propiciando acciones de equidad y de respeto de su dignidad.

Garantizar una completa igualdad de oportunidades y la plena inclusión en la vida universitaria de los estudiantes con discapacidad; y promover, en los miembros de la comunidad universitaria, la conciencia sobre la situación y necesidades de los estudiantes con discapacidad, son los objetivos principales de esta normativa.

El conocimiento de estas orientaciones, además de ser una práctica herramienta a la hora de convivir en la Universidad, supone un enriquecimiento institucional que favorece la solidaridad entre los miembros de toda la comunidad universitaria. Además, una característica distintiva de este trabajo es que tiene un apartado referido a la actuación en caso de emergencia y evacuación de los estudiantes con discapacidad.

"A diferencia de otros protocolos, que se basan en la generalidad de la discapacidad, esta iniciativa apunta en base a los distintos tipos de discapacidad y da mucho más que consejos, da guías de procedimientos de cómo actuar frente a una persona con un tipo de discapacidad determinada. Es decir de acuerdo a todas las acciones que son cotidianas en la relación estudiante – alumno, este protocolo actúa para generar el ámbito inclusivo y las condiciones de inclusión”, explicó Juan Carlos González.

Los interesados en conocer el Protocolo para la Inclusión de Estudiantes con Discapacidad, que aprobó el Consejo Superior de la UNCUYO bajo la Resolución 0757, pueden hacer clic aquí.

Sobre el Curso de Lengua de Señas

La propuesta tuvo una duración de tres meses y se dictó para personal de la Universidad. Buscó favorecer intercambios lingüísticos y culturales, el conocimiento mutuo y la cooperación entre ambas comunidades (oyentes y sordos). La formación la ofreció una persona sorda calificada, acompañada de un intérprete o profesor de sordo. De nivel básico, con la idea del desarrollo de una comunicación mínima, el curso enseñó formas de presentación, días de la semana y números.

Con esta iniciativa se apunta a eliminar barreras en la comunicación que interfieren en el ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad que interactúan en la Universidad.

La propuesta es importante por el valor que se le da a la comunicación específica de las personas sordas, con un fuerte compromiso de la UNCUYO en ello. Esto permitirá, entre otras cosas, que en mesa de entrada se cuente con alguien que maneje la Lengua de Señas, como también en la Oficina de Registro Contable del Rectorado, entre otras dependencias.

Quienes deseen participar de la próxima capacitación pueden llamar al 4135000, interno 3036 o escribir un correo electrónico a areadiscauncuyo@uncu.edu.ar


personas con discapacidad | cicunc | vicerrectorado | inclusión educativa | lengua de señas | protocolo