27 años sin Petrović

Un día como hoy pero de 1993 el mejor jugador croata de básquet de la historia, Drazen Petrovic, pasaba a ser leyenda.

27 años sin Petrović

Petrovich con la camiseta de los Nets. Foto: gentileza.

Deportes Radio U El Suplementario / Efemérides deportivas / por Agustín Zamora para Radio U / Publicado el 07 DE JUNIO 2020

Dražen Petrović nació el 22 de octubre de 1964 en Sibenik, ex Yugoslavia, hoy Croacia. Comenzó a jugar al básquet a los trece años influenciado por su hermano (Aleksandar Petrovic, actual entrenador) y con quince ya era figura del plantel superior de uno de los equipos de su ciudad. En ese momento fue visto por cazatalentos que querían hacerse con sus servicios.

En 1984 se convirtió en jugador del KK Cibona de Zagreb y en tan solo un año en el equipo, obtuvo, venciendo al poderoso Real Madrid, la Copa de Europa. Esta fue la primera, de las dos copas que ganó el equipo, que logró el bicampeonato al año siguiente, con los hermanos Petrovic como figuras.

En la temporada 1988/89 vistió la camiseta merengue y se coronó en la Copa del Rey y en la Recopa de Europa, donde el balcánico anotó 62 puntos en la final. Está fue su única temporada en España, que lo despedía para dejarlo ingresar a la NBA.

Su momento de gloria

El croata ocupó la 60° posición de la tercera ronda del draft del año 1986, pero fue tres años después que pisó el parquet del básquet más competitivo del mundo. Su equipo fue Portland Blazers, que a su vez fue quién lo drafteó, pero debió abonar la cláusula de salida impuesta por el equipo de Madrid.

El 3 de noviembre de 1989 los sueños se hicieron realidad. Drazen Petrovic debutó en la NBA luciendo el 44 de unos pujantes Blazers en un cómodo triunfo ante los Sacramento Kings (114 a 96). En tan solo 85 segundos ya había anotado su primer doble y en 134, ya tenía cinco unidades en su planilla. Ese año su equipo alcanzó las finales, quedando a poco de obtener el anillo de campeón.

Para la temporada 1990-91 de la NBA Petrović ya solo disputaba siete minutos por partido. Debido a su insatisfacción con el club, el jugador croata pidió su traspaso, y un triple intercambio con Denver Nuggets lo envió a los New Jersey Nets -hoy Brooklyn Nets- a cambio de una primera ronda de draft -prioridad para elegir a un jugador mejor ubicado-. Adoptó el dorsal número 3, fraseando que quería ser el mejor anotador de triples. Lo fue.

Drazen tuvo su momento de esplendor vistiendo la 3 de los Nets. Foto: gentileza Respirando basket.

Petrović respondió a las expectativas del club promediando 12.6 puntos por partido. Para la temporada 1991-92 de la NBA, Petro (apodo dado por los fans) aumentó su puntuación a 20.6, liderando el porcentaje de acierto en tiros y convirtiéndose en el jugador franquicia. Para la temporada 1992-93 aumentó aún más sus prestaciones con 22.3 puntos y con 45% en porcentaje de tiros. Pero para su decepción no fue convocado para los All-Star Game de la NBA 1993.

En el verano de 1993, después de que los Nets fueran eliminados por Cleveland Cavaliers en primera ronda de playoffs, se trasladó a Polonia donde se concentraba la selección de baloncesto de Croacia -acompañó a sus compañeros en un partido que no jugó por una lesión de tobillo-. En aquel entonces, Petrović contemplaba una posible salida de los Nets a causa de la tensión entre él y sus compañeros de equipo, además de que los Nets no iban a renovar su contrato. Sin embargo, luego se pudo conocer que los mandatarios del club de Brooklyn esperaban su llegada para ofrecerle un contrato que sólo iba a ser superado en cifras por el que tenía el mítico Michael Jordan en los Chicago Bulls.

Fallecimiento

El 7 de junio de 1993, a las 15.20, el jugador croata de los Nets murió en un accidente de tráfico ocurrido en la autopista alemana A-9, entre Nuremberg y Múnich, a la altura de la ciudad de Dekendorf.

Petrovic que viajaba a Croacia, donde se dirigía para visitar a su familia, murió en el acto, en una colisión frontal del vehículo en el que viajaba y un camión de gran tonelaje que invadió el carril contrario.

El conductor del camión resultó ileso, mientras que las dos acompañantes de Petrovic, su novia, Klara  Szalantzy, y la jugadora, turca Hilal Ebeden, sufrieron heridas graves. Petrovic ocupaba el asiento de al lado del conductor, de un Volkswagen Golf conducido su pareja, y no llevaba puesto el cinturón de seguridad. De las dos sobrevivientes, Ebedel fue la más perjudicada, ya que perdió la memoria y tras salir del hospital no pudo volver a jugar al básquet.

Sus restos fueron trasladados el día 10 de junio a Zagreb para ser homenajeado por la afición croata en el Pabellón del Cibona -estadio del club que lo hizo saltar a la fama-, que pasó a llamarse Centro de baloncesto Drazen Petrovic. El 11 de junio fue enterrado en el cementerio Mirogoi de Zagreb.

Muchos jugadores de la NBA hablaron sobre el fallecimiento de Petrović, lamentando su muerte, recalcando su personalidad y dedicación al baloncesto y su talento. David Stern y jugadores como Michael Jordan o su ex-compañero y amigo Clyde Drexler lamentaron su muerte.

Reconocimientos

Además de llevar su nombre el estadio que tanto lo disfrutó, después de su muerte su número, el 3, fue retirado de los New Jersey Nets. En tanto, en 2002 Petrović fue incluido en el Basketball Hall of Fame- salón de la fama de la NBA-

En 2010, su vida deportiva a nivel selección, mutada por la disolución de Yugoslavia, fue llevada a la pantalla en el documental "Once brothers". En el film, también se muestra la relación de hermandad que tuvo con Vlade Divac, también exitoso jugador de básquet, que luego de separación de países, adoptó la nacionalidad Serbia y rompió el lazo que tenían. Divac fraseó: "Construir una amistad lleva años, pero destruirla, un segundo".

En el documental Once Brothers se aprecia la relación que mantuvieron Divac y Petrovic. Foto: gentileza.

Ambos jugadores fueron campeones de básquet en el torneo que se desarrolló en Argentina en 1990. Durante el certamen las tensiones políticas por la separación de Yugoslavia se hicieron sentir y al momento del festejo un hincha ingresó a la cancha del Luna Park con una bandera de Croacia, Divac se la quitó y le pidió que no sumara rispideces a ese momento que debía ser de unión. Esto fue lo que separó a los amigos.

deportes | efemérides deportivas | polideportivo | básquet | drazen petrovic | nets | el suplementario