A contramano

Frigerio, en Mendoza, dijo otra cosa.

A contramano

Frigerio en el acto de asunción de Cornejo. Foto: archivo/Axel Lloret

Nacional Unidiversidad Coparticipación / por Verónica Gordillo / Publicado el 20 DE ENERO 2016

La decisión del presidente Mauricio Macri de aumentar por decreto la masa coparticipable que recibe la Ciudad de Buenos Aires en dos puntos fue a contramano de las declaraciones que su propio ministro del Interior, Rogelio Frigerio, hizo en diciembre de 2015 en Mendoza, cuando participó de la asunción del gobernador Alfredo Cornejo. En ese momento, el funcionario dijo que la Nación comenzaría un diálogo intenso con las provincias, con la intención de llegar a un acuerdo para delinear un nuevo proyecto de ley de coparticipación. Pese a las palabras de Frigerio, el presidente firmó el decreto 194/16 mediante el cual aumentó la coparticipación de la Ciudad de Buenos Aires de 1,4 a 3,7 %. Así, el distrito recibirá alrededor de 17 mil millones de pesos más.

De acuerdo con las declaraciones que dio a Página/12 el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, el monto extra que recibirá es una transferencia de fondos para la Policía Federal, cuyo traspaso a la Ciudad aprobó la Legislatura. Pese a sus dichos, en el decreto esto no se aclara, sino que se explica que la decisión se tomó “en aras de asegurar el desenvolvimiento fiscal y patrimonial que permita continuar consolidando la organización y funcionamiento institucional de la Ciudad”.

La decisión de Ejecutivo provocó las críticas de gobernadores y dirigentes, ya que desde hace años reclaman una discusión de fondo respecto de la división de la masa coparticipable. Sin embargo, el porcentaje de la torta que recibe la Ciudad no está fijado por ley, ya que en 1988 no era autónoma, por lo que quedó establecido que el porcentaje lo determine el Ejecutivo, lo mismo que sucede con Tierra del Fuego.
 

Las declaraciones de Frigerio

La decisión del mandatario nacional va a contramano de los dichos que su ministro del Interior, Rogelio Frigerio, hizo cuando participó en Mendoza el 9 de diciembre de la asunción del gobernador, Alfredo Cornejo. En ese momento, el funcionario aseguró que la Nación ordenaría el “descalabro del federalismo” que existe en Argentina, al tiempo que señaló que el país nunca fue tan unitario como en la década en que gobernó el kirchnerismo. También recalcó que tanto el presidente como los gobernadores tenían la obligación de construir un país federal.

 

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio (Foto: Axel Lloret)

 

Luego del acto de asunción, el funcionario nacional subrayó que comenzarían a trabajar en un nuevo proyecto de ley de coparticipación, con el objetivo de modificar los desequilibrios contemplados en la norma actual. Recalcó que ya no había excusas para iniciar el proceso de diálogo con los gobernadores.

En ese momento, el ministro destacó la importancia de elaborar un proyecto de modificación de la ley de coparticipación, sobre todo teniendo en cuenta que la reforma constitucional de 1994 estableció la necesidad de contar con una nueva norma e incluso determinó un plazo de dos años para cumplir ese objetivo, el que se venció en reiteradas oportunidades.

En diciembre y en Mendoza, Frigerio también prometió que el diálogo con los gobernadores sería intenso y que no habría diferencias entre los mandatarios que responden al frente Cambiemos y los que están en manos de dirigentes del Frente para la Victoria (FPV).

Declaraciones de Frigerio

  • Entrevista de Radio Universidad.

el reparto de la torta