Los acuíferos

Reserva bajo nuestros pies.

Los acuíferos

Facultad de Ciencias Agrarias Suplementos Especial emergencia hídrica / por Leandro Mascareño, becario de Prensa de la Facultad de Ciencias Agrarias / Publicado el 04 DE NOVIEMBRE 2016

Gonzalo Ortiz Maldonado, jefe del Departamento de Drenaje del Departamento General de Irrigación y profesor de la UNCUYO, explicó qué son los acuíferos, a qué se destinan y qué volumen de agua se extrae de ellos.

¿Qué es un acuífero?

Un acuífero es un perfil de suelo poroso que almacena y transmite agua. Almacena en los poros y transmite de acuerdo con la pendiente existente. El agua no queda estática sino que tiene una pequeña velocidad de escurrimiento. Esa velocidad es mayor en la zona pedemontana y, en la medida en que ese agua escurre hacia el Este, donde las pendientes son menores, esa velocidad es menor, ya que llega a zonas llanas. Concretamente, debajo de nuestros pies siempre hay agua. A diferentes profundidades, pero siempre hay. En el deshielo, el agua escurre por cauces principales y secundarios a través de cuencas imbríferas, que se transforman en grandes ríos, como el Mendoza o el Tunuyán. Es en ese escurrimiento, en la zona montañosa, donde se produce la infiltración y da origen a los acuíferos. Es como si fuera un dique de agua subterráneo.

¿Cuál es la superficie regada con agua subterránea?

En el 35 % de la superficie cultivada, el agua subterránea participa hasta casi en el 40 %. El resto es superficial. En principio, las propiedades con derecho a riego superficial cubrían el déficit hídrico primaveral con agua subterránea. En el Este de la provincia, por ejemplo, era necesario construir perforaciones para complementar el agua superficial escasa.

¿Cuál es el volumen de agua subterránea disponible?

Existen cálculos aproximados, ya que los volúmenes son de difícil medición porque los poros contenedores son desuniformes. Además existen eras geológicas con formaciones hidrogeomorfológicas que no acumulan agua y son levantamientos de la base o denominados “terciarios” (la era geológica con la que se identifica) versus el material acumulado del cuaternario o sedimentario. Traducir todo en volumen es complicado, ya que no todo está disponible. Sobre la base de las texturas, hay fenómenos que retienen el agua por parte del acuífero. En término medio, sólo se extrae el 8 % de la porosidad total. La extracción de agua de los acuíferos es del orden de los 600 a 700 hm3/año, mientras que en los años pobres es de 300 hm3/año. Comparando con otros volúmenes conocidos, estamos sacando dos volúmenes del dique Potrerillos en años ricos.

¿Están contaminados los acuíferos? ¿Cómo se produce esa contaminación?

El tema de la contaminación es amplio ya que hay que comprender que la pérdida de aptitud del agua para riego y consumo es, en parte, natural. Desde la infiltración en alta montaña en dirección al Arco de Desaguadero, es decir en unos 250 kilómetros, el agua se escurre, se saliniza. Es por ello que las aguas de Luján son mejores que las que encontramos en Santa Rosa o La Paz. El agua es de tan mala calidad en Desaguadero que se transporta hasta ese lugar por cañerías desde la ciudad de La Paz. Yendo al este y al norte aparece el arsénico, porque hay suelos con diferente constitución mineralógica. Otra cosa es la contaminación antrópica, que se produce por percolación de agroquímicos y fertilizantes de la actividad agrícola en el nivel freático. También se ve influenciada por la vida útil de las perforaciones. Si hay un tubo de acero que transporta agua de un nivel inferior y de menor salinidad que el del exterior, que tiene agua con mayor salinidad, se produce lo que se llama “efecto pila” y se corroe la cañería.

sociedad | especial emergencia hídrica | acuíferos