Alfredo Di Stéfano, el primer gran futbolista de la historia

El 7 de julio de 2014 falleció la “Saeta Rubia”, la primera estrella del fútbol mundial. Radio U repasó su extraordinaria carrera.

Alfredo Di Stéfano, el primer gran futbolista de la historia

La Saeta rubia ganó cinco Copas de Europa con el Real Madrid. Foto: gentileza Euro Sport.

Deportes Radio U El Suplementario / Efemérides deportivas / por Agustín Varela para Radio U / Publicado el 07 DE JULIO 2020

Alfredo Di Stéfano dio sus primeros pasos en el mundo del fútbol vistiendo la camiseta del equipo del que era hincha, de River Plate. Allí comenzó a jugar en las divisiones inferiores gracias a que su padre había sido futbolista en el club de Núñez años antes.

Con la casaca de River debutó a los 17 años, en 1945, donde disputó un solo encuentro, ya que fue cedido a préstamo por un año a Huracán de Parque Patricios. Pero, regresó a las filas del Millonario para integrar el famoso equipo conocido como la “Maquina” y jugó allí entre 1947 y 1949, marcando un total de 56 goles en 75 encuentros. Además, conquistó tres títulos.

Su paso por Colombia

Su llegada a suelo colombiano fue por una huelga de futbolistas en nuestro país en 1949. Así, Di Stefano desembarcó en Millonarios, equipo en el que convirtió 14 goles en 14 partidos y se ganó así el amor de su hinchada. En el conjunto cafetero jugó cuatro años y se convirtió en un  emblema de la institución, donde ganó cuatro títulos y dejó una huella imborrable a bases de goles. Sus registros con Millonarios fueron 112 partidos y 95 goles.

El gran paso de su carrera se dio en 1952. Su equipo se enfrentó en un partido amistoso al Real Madrid y para la sorpresa de todos, los colombianos se llevaron el triunfo por 4-2 y la Saeta rubia se destacó marcando dos goles y llevándose el interés del Madrid y del Barcelona.

El día que casi juega para el Barcelona

El argentino estuvo a nada de firmar con el conjunto culé, es más alcanzó a disputar un partido amistoso, pero sin firmar el contrato. El equipo catalán negoció con River, dueño del pase del jugador, y ya tenían los papeles firmados para que Di Stéfano se convirtiera en su nuevo refuerzo, pero apareció el Real Madrid en escena. Y el conjunto Merengue, negoció directamente con Millonarios, último club en que el argentino jugó.

Di Stéfano jugó un partido para Barcelona. Foto: gentileza.

Entonces, tuvo que intervenir la FIFA para determinar una solución a este problema, ya que el jugador llevaba tres meses sin poder jugar. El máximo ente del fútbol mundial determinó que la Saeta Rubia, debería jugar una temporada en cada equipo hasta 1957. Pero, el Barcelona se negó y el Real Madrid se terminó llevando a Di Stefano. El resto es historia.

 

La leyenda del Real Madrid

En septiembre de 1953, finalmente, se puso la camiseta del Real Madrid para marcar un antes y un después en la historia del fútbol mundial. En su primera temporada como jugador merengue se ganaría a todo el público, debido a una extraordinaria performance, marcó 27 goles en 28 encuentros.

El impacto de Alfredo Di Stéfano en la historia del Real Madrid fue muy fuerte, ya que antes de su arribo la Casablanca no ganaba un título desde hacía 21 años y con la Saeta Rubia la historia se revirtió por completo.

En esa temporada conquistó la Liga de España con Di Stéfano como principal figura y de esta forma cortó con la sequía de títulos, aunque la mejor versión de esta leyenda se vio en la Copa de Campeones de Europa.

Di Stéfano es fotografiado con la camiseta del Real Madrid. Foto: gentileza.

Con el astro argentino a la cabeza como su gran figura, Real Madrid levantó nada más ni nada menos que cinco competiciones europeas y esos cinco torneos Don Alfredo logró convertir 38 goles en 37 partidos. Además, de ser, junto a su compañero Puskas, los máximos goleadores en la final de este torneo con siete tantos para cada uno.

Por estas actuaciones extraordinarias Di Stéfano levantó en dos ocasiones en Balón de Oro al mejor jugador del mundo. Primero en 1957 y después en 1959. Aunque pudieron ser más ya que realmente la Saeta Rubia fue el mejor jugador de esa época.

Su obra con el Real Madrid, donde jugó a lo largo de diez años, dejó un total de 17 títulos, de los cuales se destacan esas cinco copas de Europa y de manera consecutiva. A eso, hay que agregarle ocho Ligas de España, una Copa Intercontinental y una Copa del Rey.

 

Su retiro

Luego de entregarle prácticamente la vida al club merengue, tras un conflicto con la directiva del Madrid por no renovarle el contrato, se marchó al Espanyol a finalizar su carrera. En el elenco catalán, disputó dos temporadas, donde no consiguió ningún título y marcó 14 goles en 60 encuentros.

Ese sería el último baile de la Saeta Rubia que, con 38 años, decidió colgar los botines. Así dejó el fútbol el primer gran jugador de la historia del fútbol. El primero de la mesa de los cinco grandes de la historia y sin dudas, el jugador más completo de todos los tiempos.

Desde su retiro, Alfredo Di Stéfano siempre estuvo ligado al mundo del fútbol, con el tiempo se convirtió en entrenador tanto de River como de Boca y tiempo más tarde, de su amado Real Madrid. Además, en 2000 se convirtió en el Presidente Honorario del merengue, cargo que ejerció hasta su fallecimiento, el 7 de julio del año 2014, donde dejó este mundo a los 88 años de edad, pero quedó en la memoria de todo el mundo del fútbol como una leyenda de este deporte.

 

Sus números

* Goles y partidos oficiales en su carrera: 525 goles en 739 encuentros.

* Balón de Oro: 1957 y 1959.

* Súper Balón de oro: 1989.

* Títulos: 25 (es el cuarto futbolista argentino con más títulos en la historia).

deportes | efemérides deportivas | fútbol | alfredo di stéfano | real madrid | saeta rubia | el suplementario