Archivos bizarros: la República de Mendoza

Por Roberto Follari, epistemólogo, docente y doctor en Psicología.

Archivos bizarros: la República de Mendoza

Foto publicada por @ciudaddemendoza

Provincial Otras Miradas por Roberto Follari / Publicado el 01 DE JUNIO 2020

Hay periodistas muy aquiescentes a lo hegemónico. Así, el ex-gobernador de lo que es hoy Juntos por el Cambio decía que las acciones contra la pandemia en Argentina fueron "improvisadas". En el gobierno de su partido se bajó el presupuesto de Salud el 20%, se eliminó el Ministerio respectivo, y hasta la gobernadora Vidal decidió no terminar varios hospitales comenzados por la gestión anterior. Pero igual pudo decirlo sin que el periodista dejara de fingir convencimiento. La Argentina está entre los mejores números de la región respecto de muertes y contagios, pero igual puede creerse que hay autoridad para una crítica tan peregrina.

Respecto a la economía, afirmaba que "no sólo hay que dar apoyo para sueldos a las empresas", sino darles para que ninguna tenga que cerrar. En el gobierno de Cambiemos cerraron alrededor de 10.000 pymes, y no había ninguna emergencia por Coronavirus. No se le pagaba sueldos a nadie de los privados desde el Estado. Y se contrajo una deuda externa que impide hoy tomar créditos que serían salvadores. Igual, el periodista simulaba demencia y apoyaba sin cuestionar, alabando a quien hasta puso en el podio de gran candidato a la presidencia.

Pero el climax fue cuando el hoy senador nacional declaró ver "con buenos ojos" la posibilidad de que Mendoza...se independice del resto de la Argentina!! El periodista festejaba la ocurrencia. "No están ahora dadas las condiciones", agregó el político, como si en cuestión de tres o cinco años Mendoza pudiera escindirse, y dejáramos así de ser argentinos.

El periodista/espejo hizo alusión a Catalunya, dando muestras de amplio desconocimiento. Catalunya precede a España, despliega parte de su territorio histórico dentro de la actual Francia (al igual que los países vascos). Tiene otro idioma que el castellano, vaya pequeño detalle. Fue brutalmente perseguida durante el franquismo. Y, por cierto, su aportación económica a España es mucho mayor en términos relativos que la que hace Mendoza en Argentina, pues es el mayor polo industrial de la península.

No importa, algunos creen que Mendoza sería rica y próspera si estuviera sola. Claro que para eso hay que hacer una revolución. ¿Se entiende? ¿O alguien cree que la independencia se otorga como concesión graciosa? Catalunya tiene una enorme autonomía formalizada que no tiene Mendoza, y así y todo sufrió el encarcelamiento de todos sus líderes y la militarización forzada, por intentar independizarse. Para Mendoza, no sería gratis el intento. Habría que prepararse para nuestra propia guerra de secesión.

¿Y es seguro que somos tan prósperos? Durante el gobierno de este político la deuda se triplicó, y hoy la provincia no puede pagar el aguinaldo en tiempo y forma, ni siquiera con el escalonamiento del gobierno nacional (aquí empiezan en setiembre). ¿Tenemos trigo? No. ¿Tenemos carne? No. ¿Tenemos acceso propio al mar? No. ¿Tenemos alta tecnología? No. Ojo con los espejismos.

Pero aún si la idea es el egoísmo de que el que más tiene, se corta solo. ¿Qué sería si luego se nos independiza San Rafael, zona próspera que siempre ha tenido sus propias pretensiones? ¿Qué tal si San Martín se independiza, para no "ir para abajo" con otros departamentos más pobres y despoblados del Este de la futura República mendocina?

El periodista aquiescente no se preguntaba por estas cosas. Suponía que la independencia es una opción posible, exacerbando así una curiosa especie de chavinismo provincial. De acordar con otras provincias para así facilitar Portezuelo del Viento, ni media palabra. Mejor esperemos a ser independientes, y entonces hacemos la presa. O soñemos hacerla por la propia, como si fuéramos ya "independientes".

 

 

follari | columna | opinion | mendoza