Reprimir la niñez trans podría derivar en depresión

Así lo aseguró Florencia Palma, quien integra la Red de Psicólogxs Feministas. El "No a la niñez trans" es una de las premisas del sector que se opone a la reforma de la Ley de Educación Sexual Integral.

Reprimir la niñez trans podría derivar en depresión

Los sectores autodenominados "provida" se han manifestado contra la niñez trans, lo que puede traer serias consecuencias en el desarrollo de niños y niñas transgénero. Imagen ilustrativa publicada en bavivo.com.

Identidad y Género Unidiversidad por Milagros Martín Varela / Publicado el 16 DE OCTUBRE 2018

Luego del debate por la legalización del aborto, parecía que había un punto en común: la necesidad de implementar la Ley 26150 de Educación Sexual Integral (ESI). Sin embargo, luego del rechazo del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Senado, el mismo sector que se oponía a esta legislación ahora se opone a la efectivización de la ESI. Entre las consignas de manifestaciones de estas personas está el "no a la niñez trans y 'hormonización' de niños". Ante esto, Florencia Palma, integrante de la Red de Psicólogxs Feministas, explicó los riesgos de la represión de la identidad de género en la niñez.

La referenta aseguró que reprimir la forma en cómo se autoperciben niños y niñas trans tiene serias implicancias a nivel psíquico. En primer lugar, porque están construyendo su idea acerca de la masculinidad, la femineidad y otras formas de habitar el género y asumir un cuerpo sexuado. Es un proceso que tiene como fin la identidad sexual.

"Reprimir estos procesos o negar estas realidades es negar una existencia, un cuerpo y un nombre, y esta es una de las formas de arrasar con la subjetividad de les niñes. Este acto no es sin consecuencia, no es gratuito, porque les niñes que no pueden transitar su infancia de manera libre, con el sentimiento de afecto, contención y seguridad. Comienzan a dar señales de alarma que son un llamado de atención a les adultes –que están a cargo de su crianza– de que algo anda mal: aparecen cambios repentinos y profundos en sus estados anímicos que podrían derivar en una depresión infantil, problemas de autoestima, angustia persistente, inseguridades que pueden manifestar en los distintos ámbitos en los que se desenvuelven; pueden aparecer también cambios en los hábitos alimenticios que podrían devenir en algún trastorno de la alimentación si estos hábitos no son atendidos a tiempo", aseguró la psicóloga.

Además, señaló que, de acuerdo a la edad de los y las menores, también podrían aparecer ideaciones suicidas, es decir, preguntas como "¿Qué pasa si ya no estoy?” o “¿Qué pasa si desaparezco?”. "Entre otras de las señales, puede aparecer también la pérdida del interés por asistir a la escuela o a ciertos espacios de socialización. Esto podría deberse a que muchas veces, les niñes que construyen una identidad no normativa son víctimas de bullying por parte de sus compañeres y muchas veces no encuentran un lugar de contención y seguridad dentro de las instituciones educativas. En ocasiones, incluso se encuentran con la falta de sensibilidad en esta temática por parte de les docentes a cargo", agregó la especialista.

Palma también explicó que a estas formas de violencia se suman otras que en muchos casos se dan dentro del núcleo de la estructura familiar: que los y las menores no sean escuchados o les amenacen con perder su lugar de hijo o hija es violencia; prohibir ciertas palabras (“De eso no se habla”), ciertos juegos (“A eso no se juega”) y mirar para otro lado ante el llamado de atención de los y las menores son, también, formas de violencia. "Reprimir, prohibir y negar los procesos de construcción de las identidades de género que no condice con la cisheteronorma patriarcal, capitalista y capacitista es el acto más violento que pueden ejercer les adultes para con las infancias trans", sentenció la psicóloga.

Por otro lado, la referenta señaló que adultos y adultas pueden optar por otra manera, cambiar y evitar casos de violencia hacia las infancias trangénero: "Acompañar estos procesos de transición en las infancias desde un lugar de amor, respeto y libertad es la mejor forma de acompañar a les niñes en esta aventura que también es un desafío para elles. Esto también es una forma de promover la salud mental, porque el amor no sabe de géneros. Amor es amor".

Mitos y verdades de la Educación Sexual Integral

Diputados y diputadas propusieron cambios en la Ley de ESI con el fin de efectivizarla. Sin embargo, algunos grupos que se oponen a su implementación divulgan información falsa.

identidad y genero | niñez trans