Buscar la verdad, tarea del Equipo Argentino de Antropología Forense

“Lo gratificante en este trabajo es poder devolverle al familiar los restos de la persona de la que no se sabía su destino final", indicó Virginia Urquizu, coordinadora de la Unidad de Casos de ese organismo científico. Disertó en la UNCuyo y habló con Unidiversidad.

Buscar la verdad, tarea del Equipo Argentino de Antropología Forense

Antropólogos, arqueólogos, médicos, biólogos y genetistas son algunos de los profesionales que conforman el EAAF. Foto: Leandro Teysseire / Página/12.

Derechos Humanos Unidiversidad por Mariano Rivas / Publicado el 29 DE MARZO 2019

El terrorismo de Estado ejercido entre mediados de la década del 70 y 1983 por las Fuerzas Armadas dejó 30 000 personas detenidas y desaparecidas. Décadas después, cientos de cuerpos han podido ser identificados gracias al trabajo de una ONG que lleva 35 años en actividad y se fundó con el arribo de la democracia para poder dar respuestas a los familiares de las víctimas. El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) es una referencia mundial en su campo y sigue buscando ser ese puente que permita renconstruir historias y colaborar con las investigaciones judiciales.

“Nuestro objetivo está en función de la necesidad del familiar. El límite está puesto ahí”, manifestó a Unidiversidad Virginia Urquizu, coordinadora de la Unidad de Casos del EAAF. Este viernes estuvo en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UNCuyo para disertar sobre el trabajo que hacen desde la ONG y habló con este medio sobre su experiencia en el trato con los familiares, tanto de desaparecidos en la dictadura cívico-militar como de soldados de Malvinas, otro campo en el cual el EAAF tuvo un gran aporte.

Cientos de identificaciones

795 detenidos-desaparecidos fueron identificados gracias al trabajo del organismo científico desde su creación en 1984. Otros 600 aún esperan. Por otra parte, en 2017 empezó su trabajo en el Cementerio de Darwin de las Islas Malvinas, donde se exhumaron 121 sepulturas de soldados argentinos no identificados: 112 de ellos ya pudieron ser enterrados nuevamente con sus nombres y sus familiares saben ahora con exactitud en qué lugar están los restos de su ser querido.

Ya son 112: identificaron a otros dos soldados argentinos caídos en Malvinas

Se trata de Eduardo Antonio Vallejos, de la provincia de Córdoba, y de Carlos Alberto Frías, de Corrientes. Las muestras de ADN fueron reunidas con el consentimiento previo de cada familia.

El duelo postergado

“Lo gratificante en este trabajo es poder devolverle al familiar los restos de la persona de la que no se sabía su destino final y que puedan así empezar a transitar lo que todo ser humano necesita hacer cuando pierde a un ser querido, que es el duelo”, valoró Urquizu.

La antropóloga social entró en 2008 al equipo forense, pero ya tenía una valiosa experiencia: había trabajado previamente en el Archivo Biográfico Familiar de las Abuelas de Plaza de Mayo, aquel que se dedica a recolectar y documentar las historias de vida de desaparecidos y desaparecidas en pos de que los nietos recuperados puedan saber acerca de sus familias.

“Mi trabajo tiene que ver con la tarea de reconstrucción histórica, como hacer entrevistas a familiares. Es más la parte de investigación preliminar y todo lo que tiene que ver con el armado de las historias, que implica reunir piezas de un rompecabezas para después hacer los cotejos posteriores a nivel genético”, explicó la antropóloga social.

De esta forma, Urquizu tiene contacto permanente con las familias de desaparecidos. El momento de comunicarle a una persona que su familiar fue identificado genera reacciones muy diferentes según el caso, pero señaló que la mayoría siente "alivio y paz". 

 

Invitación a familiares de desaparecidos: hay 600 cuerpos sin identificar

Hace algunos días, el EAAF lanzó una campaña para que los familiares de detenidos-desaparecidos se acerquen a dar una muestra de sangre. La idea de la iniciativa es poder cotejar esas muestras con los 600 cuerpos encontrados que todavía aguardan su identidad.

“Si los familiares no quieren que intervengamos, no lo hacemos”, aclaró Urquizu. Para los que quieran que se les realice la prueba, la coordinadora de la Unidad de Casos de la EAAF recordó el número de teléfono 0800-3453-236, que permite luego derivar a la persona a la institución correspondiente para obtener su muestra de sangre.

sociedad | equipo argentino de antropología forense | eaaf | virginia urquizu | detenidos desaparecidos | terrorismo de estado | fuerzas armadas