Cambiar o no la composición de la Legislatura, el debate que viene

Los argumentos de quienes proponen tener una sola Cámara son que haya mejor representación, bajar el gasto y a la vez mantener el debate.

Cambiar o no la composición de la Legislatura, el debate que viene

Foto: Prensa Legislatura de Mendoza.

Provincial Unidiversidad Reforma de la Constitución / por Mariano Rivas / Publicado el 03 DE OCTUBRE 2019

Una de las propuestas de Rodolfo Suarez, el gobernador electo, en la campaña electoral fue la de implementar el unicameralismo en la Legislatura. Esto incitó a Unidiversidad a preguntar a especialistas en Derecho Constitucional cuáles son los problemas que tiene la representación en el sistema bicameral, y qué beneficios traería modificarlo.

El constitucionalista y secretario de Relaciones Institucionales, Asuntos Legales, Administración y Planificación de la UNCUYO, Víctor Ibañez Rosaz sostuvo: “Hoy ya no existe una razón para pensar en la importancia de una doble revisión en las Cámaras. Hoy la información llega al instante, todo el tiempo, no es necesario ir y venir con las leyes. Esto le puede dar rapidez al sistema legislativo, y además achicar el sistema en cantidad y en presupuesto”.

En Argentina, 16 de las 24 jurisdicciones de primer orden tienen Legislaturas unicamerales —en concreto, 15 provincias más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires—. Sumado a esto, los concejos deliberantes a lo largo de todo el país también son unicamerales.

Uno de los reparos que se le plantea al sistema en Mendoza es que los funcionarios públicos que integran el Senado y la Cámara de Diputados están determinados a la población de Mendoza. Esto es diferente de lo que sucede, por ejemplo, en el Congreso de la Nación, donde la Cámara Alta está conformada por tres senadores por cada una de las jurisdicciones de primer orden, o provincias. Esto fortalece el federalismo. En Mendoza hay departamentos que no están representados en el Poder Legislativo, porque quienes compiten por las bancas lo hacen en función de la población de cada sección.

La constitucionalista Gabriela Ábalos advirtió la necesidad de modificar un sistema que en Mendoza “no funciona”, pero eligió no poner el foco en el debate bicameral versus unicameral: “Yo creo que no hay una única opción perfecta. El unicameralismo puede funcionar bien bajo ciertas pautas, como también puede hacerlo el bicameralismo. Y ambos pueden funcionar mal”.

Más allá de poner mucho énfasis en la necesidad de “no convertir a esto en un River-Boca”, Ábalos planteó que “al bicameralismo no hay que sacarlo necesariamente", y agregó: "En mi opinión, lo que hay que hacer es cambiarle la representación, de forma de que en una cámara haya representación de los municipios, y que esta autonomía sea reconocida por la Constitución Provincial”.

En tanto, Ibañez Rosaz abogó por la unicameralidad por tener esta, a su juicio, las ventajas de bajar los costos, y la posibilidad de tener una doble representación. Esto se lograría estableciendo que esa hipotética única Cámara tuviera algunos legisladores elegidos según la población de la provincia, y otra proporción que corresponda a igual cantidad de legisladores por cada departamento. En Córdoba, señaló el constitucionalista, la Casa de las Leyes funciona de esa manera.

Por su parte, Ábalos también subrayó las virtudes de lo que sería una Legislatura unicameral que tuviera esa doble representación. Otro punto en común entre ambos especialistas fue que destacaron otro requisito fundamental para lograr un sistema unicameral que funcione bien: la posibilidad de que algunos proyectos de ley (“los más importantes”) sean revisados dos veces por los legisladores. Así, no se perdería debate legislativo.

Así ejemplificó Abalos lo que sería la doble lectura: “Si en la primera lectura se aprobó por 10 votos a 9, para dar marcha atrás en la segunda hay que conseguir más de 10 votos. Ahora, si los 19 legisladores se dieron cuenta de que habían cometido un error y cambian su voto, no se aprueba. Pero es un modelo que dependerá de la Constitución Provincial”.

"A la gente le hablás de que hay dos cámaras, y no quiere saber nada con seguir gastando. La gente visualiza que los diputados y senadores tienen poca productividad, y te dice que prefiere una sola. Los poderes legislativos en Argentina se encuentran muy desdibujados. Desde ahí, me parece bien que en las provincias haya unicameralismo, pero en estos términos (doble representación y doble lectura)", sentenció la abogada. 

El unicameralismo en debate

Provincial Columnas por Víctor Ibañez Rosaz, doctor en Ciencias Jurídicas y Sociales, abogado constitucionalista / Publicado el 17 DE SEPTIEMBRE 2019 El debate sobre el unicameralismo tiene historia en el pensamiento filosófico, político y constitucional.

Pasos para ir a una reforma

En primer lugar, hay que decir que el proceso de modificación de la Constitución tiene que seguir lo que dice la misma a partir del Artículo 219. El primer paso es la sanción de una ley que declare la necesidad de una reforma. Para ese fin, las dos Cámaras necesitan la mayoría especial de dos tercios. Una vez aprobada la ley, se convoca a un referéndum popular.

“Vamos y votamos y decimos que sí o que no a la reforma (…) Si la ley indica modificar más de un artículo, se convoca a una Convención Constituyente”, concluyó el constitucionalista. Esa sí es la que va a reformar, y va a estar limitada en los temas a modificar por lo que estableció la Legislatura en la ley. En caso de que sea un solo artículo el que se quiera cambiar, la aprobación de la ciudadanía en el referéndum popular es el último paso que se necesita dar, presciendiéndose de la Asamblea Constituyente.

El presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés (UCR), habló también con Unidiversidad y no quiso arriesgar una posición, pero subrayó en la necesidad de discutir este tema dentro de la reforma integral de la Constitución, una de las iniciativas en las que más coincidieron los candidatos a la Gobernación en los debates previos a los comicios.

Sobre esta reforma, que abarcaría otras cuestiones —como la de la reelección del Gobernador—, también habló la senadora Patricia Fadel (PJ), quien opinó que “no es un problema de la unicameralidad”. Para Fadel, el paso correcto sería mantener las dos Cámaras y modificar el criterio de composición del Senado, haciendo que, como en la Nación, los senadores sean elegidos de manera pareja de acuerdo a los distritos.

Además, la senadora sostuvo: “Nuestras cámaras legislativas significan el 0,05 % o 0,10 % del presupuesto de la provincia. No es una Legislatura onerosa. O sea que si Suarez piensa que es para bajar los costos de la política, hay que bajarlos de otro modo”.

provincial | reforma de la constitución | legislatura | unicameralidad | bicameralidad | senado | diputados | víctor ibañez rosaz | gabriela abalos | representación