Candela Yatche: "Es valioso cuestionar estructuras que nos limitan y no nos hacen bien"

Es autora de la novela "Bellamente”, que pone en jaque todos los estereotipos estéticos impuestos por la sociedad.

Candela Yatche: "Es valioso cuestionar estructuras que nos limitan y no nos hacen bien"

Foto: Télam

Cultura Unidiversidad por Agencia Télam / Publicado el 15 DE NOVIEMBRE 2019

En su novela "Bellamente" Candela Yatche aborda el conflicto de una adolescente que buscará oponerse a los mandatos sociales y estereotipos de belleza impuestos por la sociedad para encontrarse auténticamente con su deseo.

La novela, editada por Planeta, tiene como protagonista a Zoe, popular actriz de una exitosa serie televisiva que arrasa en las redes sociales, aunque esa realidad no la haga feliz, por lo que iniciará una búsqueda interior para hallar lo que ella considera "su felicidad".

Yatche, de 23 años, es estudiante de Psicología, fundó el proyecto Bellamente que aborda la autoaceptación y el amor propio e integra un grupo que investiga la relación de hábitos alimentarios, actividad física e imagen corporal en mujeres adolescentes. De estos temas dialogó en una entrevista con Télam.

- La novela devela el detrás de escena de situaciones que viven actrices y actores. ¿Surgió de una situación real o es producto de tu inventiva?

- Durante el proceso de escritura estaba dando charlas y talleres en diferentes lugares. Un día di una charla para influencers y celebrities compartiendo mi visión sobre los estereotipos de belleza. Cuando terminó la charla, una actriz, a quien yo seguía mucho cuando era chica, se acercó y me contó su detrás de escena. Ese encuentro fue mágico, todo lo que me relataba acerca de su historia era lo que yo estaba escribiendo, lo había inventado para la novela. Me sorprendió la cantidad de coincidencias. Después de ese encuentro armé una guía de preguntas y me las contestó, eso me ayudó a nutrir al personaje principal. Para el detrás de escena combiné hechos reales con mi imaginación.

- ¿A partir de qué situación o experiencia comenzaste a cuestionar los modelos físicos que imponen los medios y la cultura?

- Cuando tenía 17 años, estaba en el último año del secundario y en mi colegio había una tradición: hacer la fiesta de egresados en un boliche con un disfraz que era prácticamente bombacha y corpiño. Ese año se caracterizó por una obsesión colectiva por cambiar partes de nuestro cuerpo. Dietas, tips de retención de líquidos, exceso de ejercicio físico, cama solar, etiquetas y calorías. Todo por querer "entrar" en ese disfraz. Después de la fiesta tres compañeras empezaron tratamiento por desórdenes alimenticios, y eso me despertó.

- ¿Cómo trabajaste para cambiar esa mirada estigmatizante?

- Trabajé mucho conmigo misma. El camino no fue en línea recta, sino un sube y baja constante de emociones. Creo que el teatro me ayudó en ese proceso. Tomo clases de improvisación hace cuatro años, es un espacio donde puedo jugar conmigo liberándome de todo tipo de prejuicio. El arte es muy transformador, todas las enseñanzas que aprendo en clase las intento llevar a mi vida cotidiana.

- ¿Qué rol pensás que cumplen o juegan los padres ante estas problemáticas?

-  Constantemente llegan a Bellamente historias de personas que no se animan a hacer lo que les gusta porque "no tienen cuerpo para eso". Un comentario de un padre, una madre, puede ser una barrera mental que limite a su hijo, hija. Es por eso que es muy importante entender el rol fundamental que tienen los adultos en frenar la reproducción del estereotipo hegemónico de belleza.

- ¿A partir de tu experiencia en las redes sociales, son muchas las jóvenes y adolescentes que ven distorsionada su imagen?

- Desde mi punto de vista sí. Día a día vemos en la vía pública, en las publicidades, en las revistas, en las redes sociales, imágenes editadas, sin pensar en la pre y la postproducción que tienen. Naturalizamos que las personas son así. Y con los mismos ojos que vemos esas fotos, nos vemos a nosotros mismos. La distorsión comienza cuando empezamos a compararnos con lo que vemos en los medios profesionales, sociales, y lo que vemos en el espejo.

- ¿Cómo fue la decisión de llevar esta convicción a las redes?

- En paralelo a mi formación académica, y todo lo que venía estudiando sobre los factores de los trastornos de la conducta alimentaria, seguía yendo a bailar y veía a personas que eran discriminadas en los boliches por su aspecto físico, escuchaba comentarios de seres queridos quejándose sobre su cuerpo o criticando el cuerpo de los demás, entraba a las redes y veía contenido tóxico. Un día, me enojé con el contenido que veía en Instagram y con las publicidades que aparecían. Y ahí me di cuenta de que tenía dos opciones: o cerraba mi usuario para dejar de consumir ese contenido, o abría una cuenta nueva para empezar a compartir una nueva mirada de las cosas. Así nació @bellamentearg.

- ¿Qué significa vivir bellamente?

- Vivir Bellamente es escucharse, respetarse, mimarse. Es equilibrio. Es dejar de creer que no somos suficientes, no intentar ser otra persona distinta. Es aprender a mirarse con otros ojos, y ver la belleza que hay en uno mismo.

candela yatche | belleza | cuestionamiento