González se lleva parte del conservadurismo judicial

El abogado se jubila como Procurador de la Corte, pero se va en un momento de reformas judiciales impulsadas por Alfredo Cornejo.

González se lleva parte del conservadurismo judicial

El gobernador con el procurador González. Foto: Gobierno Mendoza.

Provincial Unidiversidad El sucesor del Procurador / por Jorge Fernández Rojas / Publicado el 05 DE JULIO 2016

Fueron 24 años que el exdirigente futbolístico se desempeñó como jefe del Ministerio Público. El abogado de raíz peronista fue elegido por el entonces gobernador Rodolfo Gabrielli y le presentó la renuncia al radical Alfredo Cornejo.

El escenario en que Rodolfo González deja el cargo es adverso a su figura en el seno de la Corte, donde mantiene un duro enfrentamiento con Omar Palermo. Pero se va con una buena relación con el gobernador, que lo contuvo en la pelea interna judicial por conveniencia en la puja por el régimen de prisiones preventivas. El juez de la Corte Palermo impulsó con una resolución un condicionamiento a los fiscales y jueces de garantías que debían justificar las prisiones preventivas en 48 horas. Esto fue resistido por González por dentro y por Cornejo por fuera del Poder Judicial, por lo que las urgencias de ambos los unieron en una sociedad estratégica para combatir el garantismo de Palermo.
 

Los aspirantes al cargo

El periodista especializado en tópicos judiciales Alejandro Gamero menciona a cinco aspirantes: el camarista Alejandro Gullé, el fiscal de Cámara Javier Pascua, el fiscal de Instrucción Fernando Yuta y los funcionarios Marcelo D’Agostino y Gianni Venier. No tendría problemas Cornejo para conseguir los votos suficientes e imponer a su candidato en el Senado de la Provincia. Pero es probable, señala el comunicador, que antes el jefe de Estado mande una ley para modificar el Ministerio Público, funde el cargo de Defensor Oficial y separe funcionalmente a los defensores oficiales que actualmente dependen del Procurador, junto con los fiscales.

En realidad, González ya tenía decidido su retiro y lo estiró hasta que se aseguró de que su esposa, también magistrada, lograra la jubilación con los beneficios del retiro. Además, remarcan en Tribunales, logró asegurarles los cargos a sus hijos.

Los embates dentro del Poder Judicial y desde el sector político hacia su figura, desde hace una década, además de su postura conservadora y resistente a los cambios, fueron las características de la gestión de González. 
 

Romano, a la casa con grillete electrónico

Mientras tanto, el excamarista federal Otilio Romano obtuvo lo que con el kirchnerismo no pudo, que es la prisión domiciliaria. Con 72 años, estaba alojado en el penal de San Felipe, en tanto que en la misma causa están imputados otros tres exjueces: Rolando Carrizo, Guillermo Petra y Luis Miret, que no se encuentran en prisión.

“Dado su permanencia en su domicilio particular, el imputado podría tener puesta una pulsera electrónica en uno de sus tobillos, además de la obligación de concurrir a los Tribunales Federales cada vez que la Justicia lo requiera”, rescata la información judicial por la crónica de Vox. Romano está imputado por su participación cómplice de las violaciones a derechos humanos cuando actuó como funcionario judicial durante la dictadura cívico-militar.

gonzález | cornejo | palermo | corte | fiscales | defensores