Confinados a la pantalla: ¿Cómo afecta la sobreexposición a esa luz en nuestra piel?

Celulares, televisores, tablets y computadoras son protagonistas de la "nueva normalidad", pero poco se habla de los daños que provoca, en la vista y hasta en la dermis, la luz azul emitida por estos aparatos tecnológicos.

Confinados a la pantalla: ¿Cómo afecta la sobreexposición a esa luz en nuestra piel?

Foto: Publicada por Infobae

Sociedad Unidiversidad Efecto cuarentena / por Unidiversidad / Ernesto Gutierrez / Publicado el 12 DE SEPTIEMBRE 2020

Celulares, televisores, tablets y computadoras son protagonistas de la "nueva normalidad" en contexto de pandemia. Pero poco se habla de los daños que provoca, en la vista y hasta en la piel, la denominada "luz azul", emitida por estos aparatos tecnológicos.

Según apunta Smartme Analytics en su informe 2020, en los últimos días de marzo a julio, el teléfono se utilizó un 38,3 % más de lo permitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, el informe revela que la falta de costumbre en cuestión de teletrabajo contribuyó a desdibujar los horarios alargando las jornadas frente al ordenador y bajo el fluorescente. Incluso en los momentos de desconexión, se sigue conectado: videollamadas, películas, series, televisión, clases online, videojuegos.

En esa línea, la Sociedad  Argentina de Pediatría junto al Instituto Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires realizaron una encuesta durante los tiempos de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) donde registró que los hábitos y vínculos de los niños, niñas y adolescentes con las pantallas aumentó un 62%.

Por todo lo dicho anteriormente y para comprender en profundidad la incidencia, negativa o no, de la luz azul de las pantallas en la piel, Unidiversidad dialogó con una especialista en piel, quien ratificó los perjuicios de ese tipo de luz en nuestra piel.

“Aunque los efectos dependen de las condiciones de exposición, la intensidad, la duración y la periodicidad, las características de daño son similares a las causadas por la radiación ultravioleta (UVA) emitida por el Sol. Si bien el Sol emite mayor cantidad de luz azul-violeta que los dispositivos electrónicos, la gente que pasa de 8 a 9 horas diarias frente a algún tipo de pantalla sufrirá las mismas consecuencia", cuenta Teresa Rodríguez, dermatóloga del Departamento de Asistencia Médico Social Universitario (Damsu).

“Esta sobreexposición a radiaciones de luz azul emitida por las pantallas es tan nociva que penetran profundamente en la piel y dañan todas las capas que la conforman. Esto se debe a que la piel ante la exposición continua de luz produce melanina, pero de manera desorganizada, provocando un bronceado disparejo con aparición de manchas en región frontal y pómulos de un aspecto antiestético", explica la dermatóloga, y agrega: “A esto debemos sumarle la polución ambiental”.

“¿El resultado? Una piel hiperpigmentada, con pérdida de elasticidad y debilitamiento de la barrera epidérmica, y con signos de envejecimiento prematuro”, detalló Rodríguez.

La especialista aseguró que la contaminación electromagnética afecta a personas de todas las edades y de cualquier lugar del mundo. “Basta con decir que prácticamente no se puede vivir sin estar conectados. La luz visible no se ha considerado hasta ahora una causa significativa de daño en la piel, pero eso está cambiando. Y esto se debe a los cambios en la forma de vida. Actualmente mucha gente de la población mundial vive en grandes ciudades con radiaación de luz electrónica, generada por las luces led, una luz que no solo afecta la piel sino también la vigilia del sueño, algo que también incide en la piel, ya que se trata de otro espectro de luz al que estamos cada vez más expuestos”, concluyó la dermatóloga.

Pieles que padecen más los efectos de la luz azul

¿Hay pieles más susceptibles que otras a la hora de percibir sus efectos? Según la especialista, sí. Las personas que podrían tener más riesgo de sufrir una hiperpigmentación por luz azul serán aquellas con un fototipo alto, ya que sus células tienden a producir más melanina. “Las mujeres embarazadas y las personas que se someten a exfoliación facial con sustancias químicas sobre la piel para renovar sus capas y poder así eliminar imperfecciones y favorecer un color uniforme (peeling) o personas con epidermis más blancas y sensible son las más afectadas a la radiación luminosa”.

Cómo vivir conectados sin dañar la piel

Intentar desconectarnos ahora sería una utopía como el tratar de alejarnos de cada una de las pantallas que nos rodean, lo mejor que podemos hacer es cuidarnos y prevenir. Para la dermatóloga consultada, Teresa Rodríguez, la medida fundamental para esto es incorporar a la rutina diaria un producto específico para la protección de la luz azul y ambiental. “Cosméticos naturales con vitamina A y E que lleguen a las capas profundas de la piel. Favorecen la elasticidad, previenen el envejecimiento y tienen acción antioxidante".

“Comenzar con una visita a un dermatólogo siempre es recomendable” afrimó. Pero para empezar, la dermatóloga recomienda usar siempre pantalla solar mayor a 30, inclusive dentro del hogar o trabajo por la exposición a pantallas que emiten esta luz; evitar el uso de dispositivos durante la noche e hidratar intensamente la piel; y agrega que "los productos más utilizados son las pantallas solares y medicamentos que mejoran la calidad de la piel, como el ácido retinoico o antioxidantes como la vitamina C".

“Vale la pena recordar que al momento del descanso, por la noche, lo saludable es mantener alejado el celular y reducir al máximo el uso de pantallas.Durante el día, apartar con frecuencia los ojos de l. as pantallas y no abusar de las contracciones de los párpados para evitar formación de arrugas”, finalizó la dermatóloga.

Síndrome Visual Informático, el lado B de estar confinados en casa

La cuarentena para prevenir contagios por Covid-19 cambió nuestra forma de relacionarnos con el mundo. Tal es así que la mayoría de las personas trabajan, estudian o se entretienen a través de las pantallas. Sin embargo, la exposición excesiva en ellas genera problemas asociados, como el Síndrome Visual Informático, una temática que buscan conocer en profundidad desde el Instituto de Ambiente, Hábitat y Energía del Conicet.

 

luz azul | led | melanina | manchas | piel | dermatologa | hiperpigmentacion | ultravioleta |