Conquistas y deudas

Los avances del feminismo y lo que el Estado le debe.

Conquistas y deudas

El movimiento de mujeres en Argentina ha sido modelo a seguir en todo el mundo y, principalmente, en América Latina. Foto: Archivo / Axel Lloret.

Identidad y Género Unidiversidad La mirada de Federici / por Milagros Martín Varela / Publicado el 05 DE NOVIEMBRE 2018

Silvia Federici, pensadora y escritora, visitó Mendoza y recibió el título de Doctora Honoris Causa de la UNCUYO. En este contexto, dio una charla magistral en la Nave Universitaria que se llamó “Aportes del feminismo a las Ciencias Sociales y las perspectivas del cambio social”, con la cual reconoció los importantísimos avances del movimiento feminista sin dejar de mencionar que el Estado y la sociedad aún les deben la garantía de los derechos humanos a las mujeres.

El pensamiento de Federici se basa en que la explotación de las mujeres y la apropiación de sus cuerpos por parte de las instituciones ha sido un factor sin el cual el capitalismo no habría podido desarrollarse. Esta referente también ha considerado que la plena conquista de derechos de las mujeres no será posible bajo este régimen, sino que sólo podrá realizarse bajo un sistema anticapitalista.

Por lo tanto, en la mirada de la autora de El patriarcado del salario, el movimiento feminista ha logrado importantes conquistas de derechos. Si tenemos en cuenta que Federici fue una de las impulsoras de la reivindicación del trabajo reproductivo y de cuidado que históricamente han sido asignados a las mujeres solo por su condición de sexo, de ese tiempo a esta parte el feminismo ha desempeñado un papel fundamental en los cambios de paradigmas en la sociedad e incluso a nivel epistemológico dentro de las Ciencias Sociales.

La pensadora, en su paso por la provincia, transmitió un mensaje para las mujeres que son parte de lo que ella considera la nueva ola del feminismo: “Es muy importante darse cuenta de que, para cambiar la vida de las mujeres, hay que cambiar –sobre todo– las condiciones materiales de su vida y también que debemos construir formas más colaborativas de producción, que subviertan las desigualdades”.

En este sentido y en el contexto de su gira por varios países de Latinoamérica, destacó que el programa del feminismo internacional no se basa solo en la lucha por el aborto legal –que no es una lucha menor–, sino que es complejo y que se ha unificado en América Latina, lo que le pareció sumamente esperanzador.



Mirá también: