Cuando las instituciones no importan

Críticas a la forma que se usó en San Rafael para desdoblar las elecciones.

Cuando las instituciones no importan

Provincial Columnas / Publicado el 13 DE DICIEMBRE 2018

Sin dudas, esa es una frase que muchos utilizan para jactarse de la boca para afuera pero que luego no la aplicamos en casa. Con esto hago mención a lo sucedido recientemente en el departamento de San Rafael y puntualmente en el Concejo Deliberante departamental. Estamos frente a un avasallamiento de los poderes del Estado y sobre todo frente a una nueva tomada de pelo del oficialismo sanrafaelino.

La falta de respeto hacia las instituciones democráticas y por ende a la sociedad, tuvo un nuevo capítulo con el acontecimiento ocurrido en la sesión del lunes pasado del Concejo Deliberante. Sabemos que el Bloque Peronista, aprobó, sin existir el cuórum reglamentario, el presupuesto 2019 por $ 2.200 millones, el cual presentaba un endeudamiento de $ 54 millones. Esto, sin que existieran las dos terceras partes del total de Concejales. Un golpe bajo a la institucionalidad.

Lo demostrado por el equipo de Gobierno de la Municipalidad de San Rafael es lamentable. Y digo esto, ya que días antes a este bochorno, se pretende continuar en el poder, ya perpetuado, de la Municipalidad, mediante un llamado a elecciones presentado casi diez días después de la enmienda del artículo 198 de la Constitución Provincial (el cual limita la reelección de Intendentes, pero mágicamente firmada un día antes del anuncio del Gobernador Alfredo Cornejo.

Por otro lado, recordemos que el Intendente Emir Félix, hace un tiempo mandó a sus Diputados y Senadores a votar en contra de la refinanciación de parte de la deuda vieja provincial, amenazando, el peronismo, con no dar el cuórum para tratar el presupuesto provincial. El final de ese episodio, fue dejar de lado la renovación de la deuda, limitando las partidas presupuestarias destinadas a más obras para los mendocinos. Conclusión, en la Legislatura Provincial sí se acuerdan del reglamento y del funcionamiento institucional a rajatablas, pero en su casa, en el Concejo Deliberante, hacen la vista gorda a estos límites.

Estamos frente a la posibilidad de que nuevos políticos puedan competir para acceder a la intendencia de San Rafael, indistintamente el partido al que pertenezcan, pero queda en claro que puntuales personas, con intereses mezquinos, prefieren perpetuarse en el poder y no permitir, ni siquiera a los jóvenes de sus propias filas, ni al Departamento de San Rafael, un cambio de aire y la renovación que ello implica. Esto, sin contar que estas medidas anti institucionales, sin control de legalidad, atentan directamente a los vecinos.

Obviamente, tampoco les interesa que el presupuesto y endeudamiento deba ser votado por dos tercios del Concejo y no solo por sus afines.  Estamos frente a una crisis institucional en San Rafael.

Hace un tiempo cité a un politólogo quien dijo que la “permanencia en el Poder, corrompe”. Pero nunca creí que el ejercicio en el tiempo de ciertos cargos, hiciera que también se perdiera el respeto a nuestras instituciones democráticas.

No centremos esfuerzos por tratar de lograr una reelección que permita atornillarse en un lugar, sin importar el precio pagado por ello, avasallando instituciones democráticas como lo es el Concejo Deliberante. Antes, sigamos pensando en los vecinos, en el año de gobierno que aún queda y sobre todo respetando a nuestras Instituciones y a la Constitución Provincial y Nacional.

 

Adrián Reche - Senador Provincial