El abandono del corazón de África

Médicos Sin Fronteras denuncia la dramática situación que se vive en la República Centroafricana y pide a la comunidad internacional que difunda información sobre la crisis y se una en solidaridad con la población.

El abandono del corazón de África

Blog Especiales por Elizabeth Auster / Publicado el 22 DE JULIO 2014

Un país en completa crisis

La República Centroafricana (RCA) se extiende horizontal al norte del Ecuador. Rodeada por Chad y Sudán al norte, Sudán del Sur al este, Camerún al oeste y, al sur, República del Congo y República Democrática del Congo, se trata de una excolonia francesa independizada en 1960. Su capital es Bangui, la única comuna autónoma del pequeño y poco poblado territorio, dividido en prefecturas administrativas y económicas. Como ocurre con muchos países de la región, la RCA carga con una historia de golpes de Estado y disputas violentas por la toma del poder, conflictos étnico-religiosos y la degradación de su ecosistema en paralelo con la falta de acceso a los beneficios que traen sus recursos minerales. El conjunto de los factores deja al país casi en el fondo del ranking del índice de desarrollo humano.La organización Médicos Sin Fronteras (MSF), una de las pocas misiones que permanece allí, detalla los bajísimos indicadores de salud: "Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este país ostenta la segunda esperanza de vida más baja (48 años); solo hay un médico por cada 55.000 habitantes (y estos médicos se encuentran esencialmente en Bangui, la capital) y una enfermera o matrona por cada 7.000. Muchas mujeres mueren durante el embarazo o el parto y, de cada 1.000 niños, 129 no llegarán a cumplir los 5 años (principalmente debido a la malaria pero también a la desnutrición crónica, las enfermedades diarreicas, el sarampión o la meningitis)". La situación sanitaria, definida por el jefe de la misión de MSF, Olivier Aubry, como frágil desde antes del golpe de Estado de 2003, fue decayendo a pasos agigantados desde entonces.

 

Historia de un abandono silencioso

La coalición Séléka proviene del norte, de mayoría musulmana, y se formó en agosto de 2012 entre partidos políticos opositores y fuerzas rebeldes para derrocar al presidente Bozizé. El golpe se produjo el 24 de marzo de 2013: la coalición tomó el control de Bangui, Bozizé abandonó el país y Michel Djotodia asumió la presidencia. El caos sembrado por el nuevo núcleo de poder, en paralelo con el abandono de sus funciones por parte de las fuerzas de seguridad, produjo centenas de heridos, poblaciones enteras en huida hacia los bosques y una crisis de las ayudas humanitarias, afectadas también por amenazas y saqueos. MSF reclamó a la ONU ayuda humanitaria y financiera para la RCA. Para cuando Francia envió una misión, ya en el mes de agosto, las personas desplazadas se contaban de a miles: algunas recurrían a la base del ejército francés, ubicada en el aeropuerto de la capital, mientras otras buscaban refugio en escuelas, iglesias y mezquitas.

El conflicto político y religioso se agravaba y la ayuda humanitaria no aparecía. Séléka se disolvió en septiembre y en diciembre Francia comenzó su operación militar. Los anti-Balaka atacaron la capital. La presencia de la Misión de Apoyo Internacional liderada por la Unión Africana (MISCA) no disuadió en lo más mínimo a las fuerzas enfrentadas, que incrementaron la violencia a un grado que espantaba al plantel de MSF: heridas de bala, torturas, mutilaciones y linchamientos fueron de tal cantidad y magnitud que llegaron a obstaculizar el trabajo de la organización. LA ONU decidió responder a la crisis humanitaria, en una movilización que MSF consideró tardía, ya que la tasa de mortalidad había triplicado el umbral de emergencia.

Las fuerzas francesas (Sangari) y la MISCA perdieron el control de la situación; los enfrentamientos entre los ex-Séléka y los anti-Balaka (grupos formados, entre otros, por exintegrantes de las Fuerzas Armadas Centroafricanas) continuaron y estos últimos emprendieron una dura represalia contra las poblaciones musulmanas del oeste del país. El éxodo en algunas ciudades fue masivo, sobre todo hacia Chad y Camerún (donde la asistencia ha sido lenta, precaria e insuficiente; en Chad ni el gobierno ni el Alto Comisionado de Naciones Unidad para los Refugiados, el ACNUR, da a estos centroafricanos en emergencia la categoría de refugiados), y hacia la República Democrática del Congo (donde fueron mejor recibidos), pero en otras las personas quedaban en peligro por la inseguridad en las rutas y caminos. Para enero de 2014, según la ONU había más de 900 mil desplazados en el territorio nacional y casi 250 centroafricanos había huido del país. 

Como explicaba en febrero la doctora Joanne Liu, presidenta internacional de MSF: “Los equipos de MSF han visto a decenas de miles de personas, en su mayoría musulmanes, huir o ser trasladadas en camión a países vecinos, escoltadas por unas fuerzas armadas internacionales incapaces de protegerles en su propio país. Otras han sido evacuadas al noroeste del país hacia Bangui y confinadas en campos que se han convertido en enclaves donde viven aterrorizadas. El miedo a las persecuciones ha empujado a decenas de miles de civiles de todas las comunidades a huir al bosque, donde carecen de acceso a ninguna forma de protección ni asistencia humanitaria. La crisis humanitaria de la que somos testigos hoy sin duda no tiene precedentes en RCA, un país olvidado por la comunidad internacional desde hace años. Es necesaria una movilización total ahora, y no dentro de uno o seis meses. Todos los días, somos testigos de atrocidades. Se está produciendo una catástrofe sin parangón ante la mirada indiferente de los dirigentes internacionales. No responder equivale a decidir, de forma consciente y deliberada, abandonar al pueblo centroafricano”.


image


La campaña de Médicos Sin Fronteras

La organización internacional Médicos Sin Fronteras convoca a una acción virtual global de visibilidad de la crisis humanitaria en la República Centroafricana. Quienes quieran participar deberán utilizar el hashtag #QuepasaenRCA en Twitter entre las 13.00 y las 13.30 (hora de Argentina) y copiar (mejor que retuitear) los tuits de la cuenta @MSF_Argentina, con enlaces a notas sobre el tema. Estos son algunos de los textos sugeridos:

#QuepasaenRCA Miles de muertos y heridos, un millón de desplazados y refugiados ow.ly/zb54c

#QuepasaenRCA Con solo 4.5 millones de habitantes, es uno de los países más pobres del mundo ow.ly/zb54c

La República Centroafricana tiene sólo un médico por cada 55.000 habitantes #QuepasaenRCA ow.ly/zb54c

En la República Centroafricana la esperanza de vida es de 50 años (hombres) y 52 (mujeres) #QuepasaenRCA ow.ly/zb54c

#QuepasaenRCA De cada 1.000 niños nacidos, unos 130 no llegarán a cumplir 5 años ow.ly/zb54c

república centroafricana | médicos sin fronteras | crisis | violencia