Próvolo: el fiscal espera la llegada de la monja Kumiko

Luego de recibir la noticia de que la religiosa se entregó en Buenos Aires, Stroppiana ya piensa en el proceso de traslado.

Próvolo: el fiscal espera la llegada de la monja Kumiko

La monja Kumiko burlaba la justicia desde el 31 de marzo.

Sociedad Unidiversidad Abusos en el Instituto Próvolo / por Unidiversidad / Publicado el 02 DE MAYO 2017

La monja japonesa Kosaka Kumiko, una de las acusadas por los abusos sexuales que se investigan contra chicos sordomudos e hipoacúsicos en el instituto religioso Antonio Próvolo, se entregó este martes 2 en Buenos Aires y el fiscal que sigue la causa, Gustavo Stroppiana, estima que en las primeras horas del miércoles 3 elevará un pedido de traslado a la jueza de garantías Patricia Alonso para solicitar la entrega de la detenida a la Justicia de Mendoza.

En comunicación telefónica con Unidiversidad informó: “Hasta no tenerla enfrente para poder imputarla, aún sigue con pedido de captura”. Si bien Stroppiana no aclaró los cargos por los cuales se la imputará, se presume que no estarán lejos de los que pesan sobre los demás involucrados en los hechos, debido a las declaraciones de las víctimas.

En cuanto al aspecto procesal, la causa Kumiko irá en un expediente diferente al de los otros cinco imputados porque, de no haber sido así, el fiscal tendría que haber esperado a la aparición de la prófuga para comenzar el sumario, lo que habría provocado demasiadas demoras en la investigación. La monja tenía pedido de captura nacional e internacional desde el 31 de marzo.

Por otra parte, Stroppiana fue muy contundente con respecto a su decisión de negarle la libertad a la futura imputada en la causa: “Ni bien sea imputada, será traslada al penal”, afirmó el fiscal. De todas maneras, luego de presentarse ante la justicia provincial, no se descarta que la defensa presente un recurso de apelación solicitando la liberación de la religiosa.
 

Otro adolescente declaró contra Corbacho

En la mañana del martes, mientras la fiscalía recibía información desde Buenos Aires, una nueva víctima se sumaba a la causa, luego de las pericias realizadas a través de cámara Gesell. Se trata de un adolescente de 16 años que afirmó haber sido abusado por el sacerdorte Horacio Corbacho hace una década.

La investigación por el caso Próvolo se inició a fines de 2016 y permanecen imputados y en prisión, acusados de abuso, los sacerdotes Nicola Corradi y Horacio Corbacho, y los empleados José Luis Ojeda, José Bordón y Armando Gómez. El único que cumple prisión preventiva domiciliaria es Corradi, por su edad (tiene 82 años) y porque desmejoró su estado de salud cuando permaneció en la cárcel de Boulogne Sur Mer.

En el curso de esa investigación, algunas de las víctimas declararon, justamente a través del sistema de cámara Gesell, que la monja Kumiko los sometía a castigos físicos y facilitaba los abusos sexuales.

sociedad | abusos en el instituto próvolo | kosaka kumiko | detenida | testimonios