El Gobierno proyecta ahorrar hasta u$s 8000 millones al pagarle en efectivo a los holdouts

El arreglo con los fondos buitre costará 15 mil millones de dólares si ingresan a la oferta todos los tenedores de bonos en default. Sin quitas, podría haber trepado hasta los 23 mil millones.

El Gobierno proyecta ahorrar hasta u$s 8000 millones al pagarle en efectivo a los holdouts

Nacional Unidiversidad Fondos buitre / por Unidiversidad / Fuente: Télam / Publicado el 24 DE FEBRERO 2016

El Gobierno argentino estima que el arreglo con los holdouts le costará la friolera de 15 mil millones de dólares si ingresan a la oferta todos los tenedores de bonos en default, y que esta cifra representa un ahorro de alrededor de 8 mil millones de dólares, debido a que el monto potencial sin ningún tipo de quita podría haber trepado hasta los 23 mil millones. Así se desprende de los dichos del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, en un diálogo que mantuvo con periodistas.

La cuenta de cuánto debe la Argentina es la siguiente: los 6500 millones de dólares de la nómina inicial, que existe desde el default de 2001, se convirtieron en alrededor de 20 mil millones de dólares, luego de haber transcurrido 15 años de aquel episodio. Esos 20 mil millones de dólares son producto de los intereses impagos acumulados y de los costos de las sentencias por juicios en contra del país en los últimos 14 años, primordialmente el del fallo denominado Pari passu dispuesto por el juez neoyorquino Thomas Griesa.

En tren de precisiones, 9000 millones de dólares corresponden a las sentencias del juicio Pari passu; alrededor de 2500 millones corresponden a holdouts italianos que le dieron mandato a Nicola Stock para negociar; y otros 8500 millones de dólares son de fallos dispuestos en Europa y en Nueva York, distintos del Pari passu, o bien de tenedores que en su momento no litigaron y que ahora se suman como "me too".

La estrategia de pagarle en efectivo a los holdouts fue agresiva, pero permitió que un número importante de bonistas aceptara la oferta y que Griesa cambiara radicalmente su posición con el país, al haber ordenado que se levanten las restricciones que pesan sobre Argentina para emitir deuda externa o pagarle a los bonistas del canje. Si el Gobierno logra alcanzar un acuerdo con todos los fondos, habrá un ahorro general de 25 % del valor de la deuda al día de hoy, por lo que el Ejecutivo deberá disponer de 15 mil millones de dólares, más de la mitad de las reservas internacionales.

Con tremenda cuenta, el Ministerio de Hacienda y Finanzas anunció que lanzarán una nueva emisión de deuda por 15 mil millones de dólares para poder pagar. Prat Gay explicó que, tras haberle ofrecido pagar en efectivo, Argentina se ahorra también otros 3000 millones de dólares potenciales, que hubiesen surgido si la oferta a los fondos buitre hubiese sido pagarle con bonos y no cash.

"Los que tenían que recibir el bono decían: 'Lo tengo que vender y va a valer menos, con lo cual quiero recibir más cantidad de bonos'. Mientras que para nosotros, los bonos iban a valer más (luego del acuerdo)", dijo Prat Gay. Por lo que, al pagar en efectivo, "estimamos que al hacerlo nosotros, estamos ahorrando otros 3000 millones de dólares".
 

Los acuerdos

Según datos oficiales aportados por el mediador Daniel Pollack y por el Gobierno, hasta el momento se alcanzaron acuerdos por alrededor de 3500 millones de dólares con distintos fondos, entre los que se encuentran EM, de Kenneth Dart; Montreaux y Capital Venture International. Prat Gay enfatizó que Argentina ya alcanzó un acuerdo preliminar equivalente a un tercio de la deuda en default. En tanto, los analistas comenzaron a realizar cuentas y estiman que, si bien hay mercado para que Argentina emita semejante cantidad, el Gobierno podría pagar una prima debido a la magnitud del monto solicitado.

Leonardo Chialva, de Dephos Investment, opinó: "Si se emite un bono a 10 años, podría colocarse a un interés de 7,75 %. Esto equivale a tener un costo adicional de 25 puntos de tasa por el tamaño de la emisión". Por su parte, Miguel Arrigoni proyectó la posibilidad de que Argentina encuentre un "mercado duro" al salir a colocar semejante cantidad de deuda.

Mientras se debaten los costos del financiamiento y Prat Gay viaja a China para asistir a la cumbre de ministros de Economía de los países del G20, en Nueva York, la Camára de Apelaciones tiene previsto llevar adelante una audiencia en la que participarán los letrados que representan a la Argentina y a varios fondos buitre (por casos relacionados con el Pari passu), que ya estaba pautada antes de conocerse fallo de Griesa.

fondos buitre | holdouts | negociación | pollack