El legado de Carlos Jáuregui: orgullo y lucha por los derechos de la diversidad sexual

Cada 20 de agosto se conmemora el Día del Activismo por la Diversidad Sexual en honor al primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina, pionero en visibilizar y abrir caminos para personas LGBTIQ+.

El legado de Carlos Jáuregui: orgullo y lucha por los derechos de la diversidad sexual

Foto: Twitter

Identidad y Género Unidiversidad Sexo, género y diversidad / por Fuente: Télam / Publicado el 20 DE AGOSTO 2020

Este 20 de agosto se conmemora el Día del Activismo por la Diversidad Sexual en honor a Carlos Jáuregui, primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), uno de los pioneros en visibilizar y lograr derechos para personas LGBTIQ+ en Argentina. Nació el 22 de septiembre de 1957 y murió el 20 de agosto de 1996. Un libro y el film Un puto inolvidable relatan su vida, intensa y potente. Hay una plaza y una estación de subte con su nombre, y el cuadro de Jáuregui está en el Salón de las Mujeres, Géneros y Diversidad en la Casa Rosada.

"En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política" es una frase de Jáuregui que define cómo vivió y militó. Además de la CHA, fue uno de los fundadores, junto a César Cigliutti, de la Marcha del Orgullo, y autor del libro "La homosexualidad en Argentina".

Actualmente, esta conmemoración rige puntualmente en la ciudad de Buenos Aires a instancias de una ley sancionada por la Legislatura porteña en noviembre de 2012, pero este jueves se presentó un proyecto de ley en la Cámara de Diputados de la Nación en el que legisladores de Juntos por el Cambio buscan que esa celebración se traslade a nivel nacional.

El 23 de mayo de 1984, la revista 7 Días publicó en tapa al activista, que en ese momento tenía 26 años, abrazado a Raúl Soria, con el título “El riesgo de ser homosexual en Argentina”. “La primera aparición pública de Jáuregui”, recordó Cigliutti, actual presidente de la CHA.

Foto: Filo News

"Y sí, era el riesgo de que nos echen de nuestra casa, de perder el empleo, de ir presos, de que nos lastimen y de que nos asesinen. Así eran las cosas. Y él asumió ese riesgo y fue el presidente de la primera organización LGBTIQ+ de la Argentina después de la devastadora dictadura cívico-militar", resaltó el dirigente. Ya en democracia, a partir de 1983, la policía "nos encarcelaba y decían que estábamos 'enfermos'", añadió.

"Carlos y otras cientos de personas fundaron entonces la CHA, y durante los primeros y peores seis años, fue la única organización que se enfrentó a una extrema discriminación por nuestra identidad. Carlos Jáuregui fue el que le dio el marco de los derechos humanos al reclamo originario por la derogación de los edictos policiales", compartió Cigliutti. Resaltó: "La militancia de Carlos siempre tuvo un marco institucional. Nadie nunca lo hizo solo, y él supo acompañar y construir un movimiento de putos, tortas y travas".

Para Pedro Paradiso Sottile, activista de la CHA, Jáuregui "fue y es un gran referente para muches de nosotres, que nos enseñó que la visibilidad nos hace más fuertes, impulsándonos al activismo público con orgullo, a vivir en libertad y autonomía nuestras propias vidas, a promover nuestros derechos, a luchar por los principios democráticos y los derechos humanos".

Foto: La Izquierda Diario

"Nosotras somos las personas herederas de Carlos Jáuregui", resaltó María Laura Olivier, secretaria de la CHA. "Protegemos su legado y nuestra militancia es continuarlo porque el objetivo es único: tener los mismos derechos que tiene el resto de la sociedad. Por eso seguimos trabajando cada día en todos los temas en los que todavía se expresa la violencia hacia nuestra comunidad LGBTIQ, la discriminación", continuó.

Desde 2012 se conmemora en la Ciudad de Buenos Aires del Día del Activismo por la Diversidad Sexual, a partir de un proyecto presentado por la entonces legisladora porteña Gabriela Alegre y a instancias de la CHA.

carlos jauregui | lgbtiq | derechos humanos | militancia