El reloj suizo cumple 39 años

Un día como hoy en 1981, nació en Binningen uno de los grandes tenistas de la historia. Te contamos la vida del gran Roger Federer.

El reloj suizo cumple 39 años

Federer es uno de los tenistas más importante de la historia. Foto: gentileza.

Deportes Radio U El Suplementario / Efemérides deportivas / por Agustín Zamora para Radio U / Publicado el 08 DE AGOSTO 2020

Es vencedor de 20 títulos individuales en torneos de Grand Slam,  siendo el jugador más ganador de la historia de la rama masculina. Esto lo hizo mantener el puesto número 1 en el ranking de la ATP por un tiempo récord de 310 semanas, 237 consecutivas. Actualmente, ocupa el cuarto lugar en la clasificación ATP.

Su carrera como profesional arrancó en 1998, mientras que en 2002 se metió entre los 10 mejores por primera vez. Luego de caer, en 2006 regresó a ese grupo selecto para nunca más abandonar el top five y así comenzar a romper records y coronarse en todos los torneos.

Roger Federer ha logrado ocho títulos del Campeonato de Wimbledon, seis del Abierto de Australia y cinco del Abierto de Estados Unidos, así como un título del Torneo de Roland Garros. Es uno de los ocho tenistas que ha logrado vencer en los cuatro torneos del Grand Slam. También ostenta el mejor registro en el número de finales de Grand Slam jugadas: 31, diez de estas consecutivas, entre la final de Wimbledon 2005 y el Abierto de Estados Unidos 2007. Así mismo, ha logrado un registro imbatido de seis ATP World Tour Finals, 28 Masters 1000, récord de 24 títulos ATP World Tour 500 y 25 ATP World Tour 250.

 

Comienzos

Tenía cuatro años (1985) cuando Boris Becker, su ídolo de la infancia, ganó su primer título en Wimbledon. A partir de entonces, Federer empezó a mirar los partidos de tenis en la televisión y a empaparse del tenis. Poco después de inscribirse en la escuela a la edad de seis años, se convirtió en el mejor jugador de tenis de su categoría. A los diez años comenzó a entrenar en privado con Adolf Kacovsky, en el Club de Tenis Old Boys. Al principio compartía las prácticas con un grupo de chicos, pero cuando Kacovsky notó su enorme talento, empezó a darle clases particulares que fueron financiadas en parte por el club. A los catorce años, llegó a ser el campeón nacional de todos los grupos en Suiza y fue elegido para entrenarse en el Centro Nacional Suizo de Tenis en Écublens. Finalmente, dejó la escuela a los 16 años y se dedicó solo al tenis.

El principal logro de Federer como jugador júnior ocurrió en 1998, en Wimbledon, donde ganó el torneo en individuales ante Irakli Labadze por  doble 6-4 y en dobles junto con Olivier Rochus, derrotando a Michael Llodra y a Andy Ram por el mismo resultado. Además cayó en la final del Abierto de los Estados Unidos Junior, ante David Nalbandian por 3-6, 5-7. En total, el suizo se consagró en  cinco torneos ITF Junior en individuales, incluyendo el prestigioso Orange Bowl, donde venció al argentino Guillermo Coria en la final por 7-5, 6-3. Federer terminó 1998 como el número 1 Junior.

 

Paso al profesionalismo

En 1998 Federer entró en el circuito profesional apenas unos días después de ganar el torneo júnior de Wimbledon y caer en Gstaad, Suiza, ante el argentino Lucas Arnold por doble  4-6. Alcanzó los cuartos de final de Toulouse y disputó la primera ronda de Basilea ante Andre Agassi, que por aquel entonces volvía a las pistas, tras haber caído al puesto 141 de ATP, con quién perdió. Este es el primero de los numerosos choques entre ambos, que finalmente terminaría dominando el Reloj Suizo.

En 1999 Federer se asentó en el circuito, demostrando progresos y ser una potencial figura del futuro. Llegó a los cuartos de final de los eventos de Marsella, Róterdam y Basilea, además de unas semifinales en Viena. Debutó en la Copa Davis con Suiza ante Italia, ganando a Davide Sanguinetti. También debutó en Roland Garros y Wimbledon, cayendo en las primeras rondas frente a Patrick Rafter y Jiri Novak, respectivamente. Federer terminó el año en el puesto 64 del mundo.

En el 2000 disputó dos finales ATP, en el Marsella y  en el Basilea. Además, alcanzó las semifinales en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000 donde cae ante Tommy Haas por 6-3 y 6-2. Quedó en cuarta posición en el partido por el bronce ante Arnaud Di Pasquale. Jugó por vez primera en el Abierto de Australia y en el Abierto de Estados Unidos, llegando a tercera ronda en ambos y en París logró meterse en octavos de final de Roland Garros, frenado por Àlex Corretja. Al finalizar el año se situó entre los 30 mejores del circuito.

En 2001 comenzaron sus coronaciones. Federer consiguió su primer título venciendo a Julien Boutter en la final de Milán. Sin embargo, su consagración definitiva se produce en Wimbledon, donde derrota épicamente a Pete Sampras en octavos de final. Sampras a estas alturas había ganado siete veces Wimbledon, incluidas las cuatro últimas ediciones del evento. Este partido es un guiño del destino o un "traspaso de poderes", ya que en el futuro Federer se convertiría en el gran dominador de dicho Grand Slam emulando al norteamericano, pese a que a continuación caería ante Tim Henman, en cuartos de final.

En 2003 se superó y consiguió su primer Wimbledon. Ese año supuso el estallido de Federer al estrellato mundial. Aunque no pasó de octavos de final en el Abierto de Australia y Estados Unidos, y volvió a tropezar en Roland Garros, donde cae ante el peruano Luis Horna. Federer ganó Wimbledon por primera vez con facilidad, y además sumó trofeos en Dubái, Halle, Marsella, Múnich y Viena.

Concluyó la temporada como número 2 del mundo en noviembre, a mínima distancia de Andy Roddick y gracias a los resultados de este último en las pistas americanas, ya que en sus confrontaciones particulares más importantes (Wimbledon o la propia Masters Cup), el suizo ganó.

 

Primera vez como número 1

En 2004 tocó la cima del ranking y sumó varios torneos más. La maquina suiza estaba aceitada. Finalizó la temporada con una marca de: 74-6 (92,5 %). Federer ganó casi todos los torneos que jugó, incluyendo el Abierto de Australia, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos. Solamente Roland Garros consigue escapar a las zarpas del suizo. Aquí, Federer se encuentra en tercera ronda con un Gustavo Kuerten inspirado que le inflige su única derrota en un torneo Grand Slam en todo el año.

Federer además se hace con los Masters Series de Indian Wells, Toronto y Hamburgo, a lo que hay que sumar torneos dispares en Gstaad, Halle, Bangkok y Dubái. Gana en todas las superficies y se confirma como número 1 del mundo.

Sus únicos puntos negros son derrotas prematuras en los Masters de Miami, Roma y Cincinnati, y una decepcionante actuación en los Juegos Olímpicos de Atenas, donde pierde en segunda ronda. De yapa, Federer defendió  su título de la Masters Cup en Houston y se fija como objetivos prioritarios ganar Roland Garros, ganar la Copa Davis y mantener su ranking los años como le sea posible.

Federer besa la Copa de Wimbledon. Foto: gentileza.

 

Nadal aparece en el camino

Ya con el número uno bajo el brazo, en 2005 siguió sumando títulos. Los únicos resbalones del helvético fueron momentos aislados, puesto que en términos de largo recorrido, su regularidad y consistencia marcan diferencias exageradas; Federer cayó en semifinales del Abierto de Australia ante Marat Safin (partido cercano a las cinco horas de duración que se resuelve con 9-7 en la quinta manga a favor del ruso e inclusive llegó a tener el punto de partido), y en la misma ronda de Roland Garros contra un nuevo talento que irrumpe en ese 2005, Rafael Nadal.

Nadal arrasó en la temporada de tierra batida y denegó el preciado título francés a Federer. Tras esa derrota, Federer encadenó la impresionante marca de 35 partidos ganados consecutivamente y mantuvo el ranking de número uno sin mayores complicaciones, defendiendo por el camino sus galardones de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos, registrando un nuevo récord histórico de cuatro Masters Series en un año: Indian Wells, Miami (en donde derrota en la final a Nadal), Hamburgo y Cincinnati, y obteniendo otros torneos menores como Doha, Róterdam, Dubái, Halle y Bangkok, que elevan su total a once.

Otro año en el que Federer dominó por completo el circuito fue 2006, incluso mejorando sus anteriores marcas de títulos y victorias, ganando 12 torneos, contra los 11 de las dos temporadas anteriores y sumando 92 partidos ganados (habían sido 81 en 2005). A su récord de 24 finales ganadas consecutivamente le sumó una racha de 17 torneos consecutivos llegando a la final, desde su derrota frente a Rafael Nadal en las semifinales de Roland Garros en 2005 hasta su caída en la segunda ronda del Masters Series de Cincinnati de 2006 ante el británico Andy Murray, único torneo en la temporada donde no alcanzó la final.

En 2007 se consagró por tercera vez en el Abierto de Australia, por quinta en Wimbledon y obtuvo su cuarto Abierto de EE. UU. Federer comenzó el año adjudicándose el torneo oceánico una vez más, al derrotar al chileno Fernando González. Ganó todos sus partidos sin perder un solo set, algo que no sucedía desde el triunfo de Björn Borg en el Roland Garros, en 1980. Además, se consagró en Dubái y consiguió superar las 160 semanas consecutivas como número 1 (récord que pertenecía a Jimmy Connors) e igualar las 41 victorias consecutivas de Borg, siendo esta racha cortada en Indian Wells por una derrota 7-5 y 6-2 ante el argentino Guillermo Cañas, que también lo vence en los octavos de final del Masters de Miami.

Posteriormente, Federer se proclamó pentacampeón de Wimbledon, derrotando nuevamente en la final por segunda vez consecutiva al español Rafael Nadal, en un partido de antología, e igualó a Björn Borg, siendo el segundo jugador en conseguir ganar cinco veces seguidas Wimbledon en la era abierta (desde 1968). Este título de Grand Slam supone su corona número 11, y lo situó a solo tres torneos de igualar a Pete Sampras. Luego se convirtió en el primer jugador en la era abierta en ganar cuatro veces consecutivas el US Open, venciendo en la final a Novak Djokovic y convirtiéndose en el primero en ganar tres títulos de Grand Slam por tercera vez en un año. Su racha de finales de Grand Slam consecutivas asciende a 10 y 14 semifinales consecutivas.

 

Adiós al número 1 y JJOO de Pekín 2008

El comienzo del año no fue el mejor para el suizo, llegó a semifinales del Abierto de Australia, en el que cayó ante Noval Djokovic, mientras que en marzo perdió en Dubai en primera ronda. El flojo comienzo de temporada sembró dudas respecto a su continuidad como monarca del tenis. Poco después se conoció que Federer había estado enfermo de mononucleosis durante al menos seis semanas, aproximadamente desde finales de diciembre, jugando ambos torneos físicamente tocado.

Aún con este antecedente Su Majestad llegó a la final de Roland Garros pero por tercera vez consecutiva, volvió a caer en la final ante Nadal que lo humilló por 6-1, 6-3 y 6-0. Después de la derrota, Federer consiguió llegar a la final del Torneo de Halle donde venció cómodamente en la final al alemán Philipp Kohlschreiber.

El 6 de julio disputó el último encuentro del torneo de Wimbledon ante Rafael Nadal, en la que fue la final más larga de la historia del All England Club (casi cinco horas, más dos interrupciones debidas a la lluvia). En ese partido Federer salvó dos puntos de campeonato, uno en la cuarta manga y otro en la quinta. El partido finalizó con derrota del suizo. Esta final fue según algunos, el mejor partido de la historia del tenis. Con su derrota en la final ante Rafael Nadal se frustró su sueño de superar los seis títulos consecutivos en Wimbledon de Björn Borg y pone fin a una racha de 65 triunfos consecutivos sobre el pasto y 40 en el All England Club.

Tras una temporada gris, el tenista suizo pretendía hacer un buen papel en los Juegos Olímpicos y así recomponerse de las recientes derrotas de Wimbledon y los Masters de Canadá y Cincinnati. Fue el abanderado de Suiza en los Juegos Olímpicos de Pekín. Durante el torneo vence con comodidad a Dmitri Tursúnov, Rafael Arévalo y Tomáš Berdych, pero cayó en cuartos de final ante el norteamericano James Blake quedándose sin opciones de lograr una medalla en la categoría de individual. No así en dobles, donde siguió compitiendo junto a su compatriota Stanislas Wawrinka. La dupla llegó a la final ante la pareja sueca Simon Aspelin/Thomas Johansson, a la que logró imponerse, tras casi tres horas de partido. Roger Federer consiguió así una medalla de oro olímpica, uno de los pocos galardones/premios que no figuraban en su palmarés, "haciendo realidad un sueño", como declaró al acabar dicha final.

El suizo tiene más de cien títulos. Foto: gentileza.

 

De vuelta a la cima

En 2009 y con la intención de volver a lo más alto, disputó el Abierto de Australia, torneo en el que cayó a manos de Nadal. El español impidió al ex número 1 ganar su Grand Slam nº 14 con el que empataría a Pete Sampras, el ex número 1 del mundo rompió a llorar a la hora de la premiación en la clausura del certamen.

En la final de Wimbledon derrotó en un partido maratónico a Andy Roddick, quien había vencido en semifinales al local Andy Murray. Con este triunfo, Federer consiguió su sexta victoria en Wimbledon, se convirtió el primer tenista de la historia que consiguió 15 Grand Slams, superando el récord que compartía con el norteamericano Pete Sampras, y volvió al número 1 en la siguiente publicación del ranking de la ATP desplazando definitivamente al tenista Rafael Nadal de ese puesto.

Restaba un Grand Slam en el 2009: el Abierto de Estados Unidos y Federer buscó conseguir su sexto título consecutivo en Flushing Meadows (2004/05/06/07/08) y de esa manera terminar el año como el hombre récord confirmando ser el mejor jugador de todo los tiempos. El suizo cayó ante Juan Martín Del Potro en cinco sets.

En 2010 se consagró por cuarta vez del Abierto de Australia derrotando a Andy Murray por 6-2, 6-3, 6-2. Tanto en Roland Garros como Wimbledon alcanzó los cuartos de final y así perdió el segundo lugar del ranking ATP por primera vez desde noviembre de 2003.

 

Séptimo Wimbledon, medalla de plata en Londres y regreso al número 1

En 2012 alcanzó su séptimo Wimbledon y su 17º torneo de Grand Slam. En la final derrotó al local y favorito Andy Murray. Tres semanas después de su reconquista en Londres, jugó los Juegos Olímpicos de Londres 2012 justamente en el All England Lawn Tennis and Croquet Club de Wimbledon sobre el césped sagrado. Federer enfrentó a Alejandro Falla, Julien Benneteau, Denis Istomin, John Isner y Juan Martín Del Potro. En la final cayó ante Murray se colgó la medalla de plata. Además, por los resultados que se dieron durante el torneo recuperó el primer escalón del tenis mundial.

 

2014: campeón de Copa Davis

La final de la Ensaladera de Plata se disputó en Lille, frente a Francia. Con un fuerte dolor de espalda cayó ante Monfils en el primer partido, mientras que jugando el dobles con Wawrinka, vencieron a Julien Benneteau y a Richard Gasquet, 6-3, 7-5 y 6-4. En el cuarto punto enfrentó a Gasquet y triunfó sentenciando la serie, y consiguiendo con Suiza finalmente la Copa Davis y a la vez la primera ensaladera de Suiza en su historia. Al mismo tiempo, se convirtióe en el cuarto hombre en ganar los cuatro torneos de Grand Slam y la Copa Davis en la Era Open.

 

El suizo de las mil victorias

Roger Federer en 2015 perdió dos finales de Grand Slam ante Djokovic, pero ganó su 24° Masters 1000 en Cincinnati y llegó a las mil victorias como profesional. La temporada siguiente fue para el olvido ya que el suizo no alcanzó ningún título, su peor año desde 2001, y finalizó el año en el puesto 16.

En 2017 su majestad resurgió de las cenizas como un ave fénix. El “renacer” del suizo  fue en el Abierto de Australia, donde mostró un nivel superlativo a lo largo del torneo. Sorprendiendo y deslumbrando a los amantes de este deporte. Venciendo en una final épica a su gran rival de carrera, Rafael Nadal, la leyenda estaba devuelta y para triunfar en grande. Y su gran momento lo confirmaría conquistando los Masters 1000 de Indian Wells y Miami de manera simultánea. Dejando en evidencia un arranque digno de Roger.

Pero, sin dudas que el plato fuerte de ese año sería la conquista de su octavo título en el All England. El patio de la casa de Federer, Wimbledon. Donde el título le fue esquivo desde el 2012 en adelante, pero que mejor manera de confirmar un regresó a lo grande que levantar el trofeo que más grande del tenis.

Finalmente, su majestad demostró que a casi 36 años podía seguir vigente y competir en la élite del tenis. Esa temporada jugó un total de 59 partidos, dejando un balance de 54 triunfos y solo cinco derrotas. Además, levantó siete títulos durante ese año y de esta manera, confirmo por qué es el más grande de la historia.

 

Labor humanitaria

Federer ha participado en varias organizaciones benéficas. En diciembre de 2003 creó la fundación que lleva su nombre dedicada a financiar distintos proyectos humanitarios, dirigidos sobre todo a niños, principalmente en Sudáfrica, país de nacimiento de su madre, a través de la organización de voluntariado "Imbewu".

Además ha participado en diferentes eventos benéficos para ayudar a damnificados en todo el mundo. En 2005, subastó la raqueta que usó en el Abierto de los Estados Unidos para ayudar a las víctimas del huracán Katrina. En abril de 2006 fue el primer suizo en ser nombrado Embajador de buena voluntad de la UNICEF. En el Masters de Indian Wells 2005, Federer organizó una exhibición, llamada Rally for Relief (Rally para el alivio), en la que participaron varios jugadores de la ATP y la WTA. Las ganancias del evento fueron destinadas a las víctimas del tsunami causado por el Terremoto del Océano Índico de 2004. Desde entonces, ha visitado Sudáfrica y Tamil Nadu, una de las zonas de la India más afectadas por el tsunami. Federer también ha aparecido en los mensajes de la UNICEF para aumentar la conciencia pública sobre el sida. En respuesta al Terremoto de Haití de 2010, Federer organizó otra exhibición de la que participaron Rafael Nadal, Novak Djokovic, Andy Roddick, Kim Clijsters, Serena Williams, el australiano Lleyton Hewitt y Samantha Stosur antes del comienzo del Abierto de Australia 2010. A finales de 2010 organizó con Rafael Nadal el "Match For África" (Partido por África), en el que jugaron dos partidos, uno en Suiza y otro en España con el objetivo de entregar recursos a los más necesitados. Fue nombrado como joven Líder Global 2010 por el Foro Económico Mundial en reconocimiento a su liderazgo, logros y contribuciones a la sociedad.

 

Otros datos

* Roger, además de hablar el dialecto alemán suizo, habla alemán, francés e inglés con fluidez, aunque considera el alemán como su idioma nativo.

* Mientras jugaba en el Masters Series de Roma 2006, se reunió con el papa Benedicto XVI.

* Federer está casado con Mirka Vavrinec. Se conocieron en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 mientras jugaban juntos en dobles mixtos por Suiza. Vavrinec se retiró del tenis en 2002 debido a una lesión en el pie; después ha trabajado como gestora de la fundación Federer. Se casaron en Basilea el 11 de abril de 2009, en una fiesta a la que asistieron sus familiares y amigos más cercanos. El 23 de julio de 2009, Vavrinec dio a luz a dos niñas gemelas, Myla Rose y Charlene Riva. De nuevo se convirtieron en padres de gemelos, Leo y Lenny, nacidos el 6 de mayo de 2014.

* A los 36 años y 195 días de edad, se convirtió en el número uno del mundo ATP más veterano en la historia.

* Una vez finalizada su temporada 2019 comenzó una gira por Latinoamérica con Alexander Zverev en la que los dos jugadores se enfrentaron un total de cuatro veces en los países de Chile, Argentina, México y Ecuador. Federer ganó tres partidos de exhibición de los cuatro. El partido de exhibición en México batió un récord mundial, con 42.517 espectadores se convirtió en el partido de tenis con más espectadores de la historia.

* Al igual que todos los ciudadanos suizos masculinos, Federer tendría que haber cumplido el servicio militar obligatorio en las Fuerzas Armadas de Suiza. Sin embargo, en 2003, fue considerado no apto para el servicio debido a un problema en la espalda que tenía desde hace mucho tiempo, de modo que no tuvo que cumplir el servicio militar.

* En su adolescencia fue seleccionado para tocar la trompa alpina durante eventos de lanzamiento de bandera suiza.

* De niño, practicaba una amplia gama de deportes. Además de tenis, jugaba al baloncesto, bádminton, tenis de mesa. También jugaba al fútbol, en las categorías inferiores del FC Basel, aunque finalmente terminó optando por el tenis.

deportes | efemérides deportivas | polideportivo | tenis | roger federer | el suplementario