El tenis de festejo: cumple años Rod Laver

Uno de los mejores tenistas de todos los tiempos celebra sus 82 años. Aquí un recuerdo de su historia: homenaje a una de las más grandes leyendas.

El tenis de festejo: cumple años Rod Laver

Rod Laver marcó una era del tenis. Foto: gentileza.

Deportes Radio U El Suplementario / Efemérides deportivas / por Carolina Quiroga para Radio U / Publicado el 09 DE AGOSTO 2020

Rodney George Laver nació el 9 de agosto de 1938 en Rockhampton, Queensland, Australia, hijo de un ganadero local. Desde temprana edad comenzó a entrenar tenis, apenas era un niño cuando dejó el colegio para centrarse y dedicarse tiempo completo a su pasión. Con 19 años ya era campeón en la categoría Junior de Estados Unidos y Australia (1956 y 1957, respectivamente). Todavía era amateur cuando consiguió su primer título grande, en 1960, al vencer a su compatriota el australiano Neale Fraser, en el Campeonato Australiano de tenis. Tenía 22 años. Al año siguiente ganó su primer Wimbledon venciendo a Chuck McKinley.

1962 fue su gran año: ganó el Abierto de Australia, Roland Garros, Wimbledon y el US Open, convirtiéndose en el segundo hombre de la historia en obtener “los 4 Grandes”  o  Grand Slams (que todavía no formaban parte de la Era Open, solo los disputaban los jugadores amateurs). El primero en conseguirlo había sido el tenista estadounidense Don Budge, en 1938. Además, ese mismo año, Rod batió el récord de torneos ganados en un período: 21 títulos, añadiendo al Grand Slam los torneos Masters de Roma y Torneo de Hamburgo.

Abrazó la profesionalidad en 1963. Esto le impidió entonces disputar torneos de Grand Slam (hasta 1968) y en la Copa Davis (hasta 1973), que sólo quedaron reservados para los aficionados. Cuando ingresó a los circuitos profesionales tuvo que cambiar su estilo de juego, hacerlo menos aventurado. Empezó a ser más táctico y sutil. Rápidamente fue uno de los jugadores más importantes dentro del circuito.

En 1965 ya era el mejor jugador profesional, ese año ganó quince títulos. Dos años después, logró un récord de 18 títulos, incluyendo el US Pro Championship, el Wembley Pro Championship y el French Pro Championship, torneos en los que sí que podía acceder a premios, a diferencia de los Grand Slam, vetados todavía para a jugadores profesionales. En total logró ocho títulos y seis finales de los quince torneos que jugó en esos cinco años. Su dominio en el tenis era evidente.

 Laver fue el primer jugador profesional en conquistar el título de Wimbledon en 1968 derrotando a Tony Roche. Realmente, su nivel era impresionante: ganó 17 de los 32 torneos con un récord de 106 victorias frente a 16 derrotas. Su récord de 31 victorias consecutivas fue eclipsado por el sueco Björn Borg. Desbancó incluso a figuras profesionales de la época como Pancho Gonzáles o Ken Rosewall. En siete años ganó cinco veces el US Pro Championships, cuatro de manera consecutiva entre 1966 y 1969.

Los años 60 fueron sin duda una de las décadas más revolucionarias de todo el siglo XX. Importantísimos cambios de toda índole se sucedieron en pos de la libertad, la igualdad y los derechos humanos. El mundo del tenis no fue ajeno a esta corriente. El 22 de abril de 1968 quedó para la historia de este deporte como el primer día en que amateurs y profesionales se citaban en un mismo torneo y medían entre sí sus fuerzas. Comenzaba la Era Open. Roland Garros sería el primer Grand Slam con este nuevo sistema. La creación de la ATP y sucesivamente la de la WTA, consolidaron el panorama tenístico que ha llegado hasta nuestros días.

1969 se convertiría en otro gran año: volvería a conseguir el tremendo hito que alcanzara siete años antes: completó el Grand Slam, llevándose el triunfo en Australia, Roland Garros, Wimbledon y US Open. Ganando su segundo Wimbledon ese año, Rod Laver se convirtió en el único hombre que en completar el Grand Slam dos veces la misma temporada y hasta ahora, es el último que lo ha logrado en categoría masculina. En la femenina, Steffi Graf  lo logró en 1988.

Laver alza el trofeo de Wimbledon.

 

Laver ganó cuatro de cada cinco partidos que jugó en la Era Open, pero tuvo la mala suerte de que no existiera durante gran parte de su carrera una clasificación de jugadores fiable como el actual ranking de la ATP. Con ella posiblemente se acabarían las discusiones sobre si es uno de los mejores tenistas de la historia o no.

Por números de torneos grandes, Laver (11) sería el cuarto tenista de la historia tras Roger Federer (16), Pete Sampras (14) y Roy Emerson (12). Por número de títulos, adelantaría hasta a Jimmy Connors, que cuenta con un centenar de trofeos.

El juego de Rod se caracterizó por su perfecto saque y volea además de dar agresivos golpes de fondo. Además, su saque de zurda era muy admirado. La rapidez y agilidad con la que se desenvolvía en la cancha eran factores necesarios que le permitían obtener importantes victorias. Lo mejor de su forma de juego era la facilidad para adaptar el juego a las diferentes superficies a las que se enfrentaba, su versatilidad algo complicado de encontrar en nuestros días.

Convocado para ser parte de un importante equipo de  Copa Davis junto a Roy Emerson y Neale Fraser, con 19 años pasó a formar parte del equipo de Australia, la gran dominadora de los años sesenta. Debutó en el año 1959 y estuvo en todas las finales de esta competición, donde también consiguió hacerse de récords: jugó durante cinco años, no consecutivos, y en todos consiguió alzarse con el trofeo (1959, 1960, 1961, 1962 y 1973).

Pasaron décadas de triunfos y éxitos.  A ciencia cierta no se tiene registro fiel de sus victorias porque en ese tiempo los directivos no tenían este tipo de cuentas. Pero, a grandes rasgos se le puede mencionar como el mejor tenista de la historia. Fue apodado por los periodistas como El cohete de Rockhampton. En un sondeo realizado por la Associated Press en 2000, fue votado como «El tenista masculino del siglo».

 

 

Retiro del tenis profesional

Tras su retirada en 1979, Rod Laver fue admitido en el Salón Internacional de la Fama del tenis, en Newport, Rhode Island (1981). Además, es una absoluta leyenda en Australia y en toda la Commonwealth. Es miembro de la Orden del Imperio Británico, posee la Australian Sports Medal (cuando en 2000 se la concedió el Gobierno de su país dijo que Laver era “probablemente el mejor tenista de la historia”) y miembro de la Orden de Australia. Once títulos de Grand Slam, cinco de ellos de la Era Open. Es el mejor tenista que ha dado el continente oceánico, un jugador que dominó la etapa de los años sesenta en el tenis, en la que coincidió con tenistas como su compatriota Roy Emerson, Manolo Santana o Andrés Gimeno.

Su país le rindió gran reconocimiento a su carrera; la pista central del Melbourne Park, donde se disputa el Australian Open, lleva su nombre. Además, en las afueras del estadio, se encuentra una estatua en su honor. En 2003, Rod Laver recibió un gran homenaje por parte del gobierno australiano, este homenaje también incluyó a su compatriota la tenista Margaret Smith Court. En la actualidad, con 80 años, reside en Carlsbad, California.

En la actualidad Laver vive en California. Foto: gentileza.

deportes | efemérides deportivas | polideportivo | tenis | rod laver | el suplementario