Estela de Carlotto llega este lunes a la UNCUYO

Será a las 18, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. Reflexionará sobre la actualidad, específicamente, sobre derechos humanos en Argentina de este siglo.

Estela de Carlotto llega este lunes a la UNCUYO

Foto: La Nación

Sociedad Unidiversidad / Publicado el 09 DE AGOSTO 2018

Estela de Carlotto, la reconocida referente de Derechos Humanos, estará presente en la Universidad Nacional de Cuyo  el lunes 13 de agosto a las 18 en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en el evento denominado “Reflexiones sobre la actualidad de los derechos humanos en Argentina”. La actividad busca analizar la actualidad de la temática en el país y es libre y gratuita para los que deseen asistir.

En esta ocasión se le hará entrega a la presidenta de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo de la resolución aprobada por el Consejo Directivo de la Universidad en apoyo la candidatura de su organización al Premio Nobel de la Paz 2018. La actividad será trasmitida vía streaming en la plataforma Señal U Académico. 

 

 

Sobre la nominación

El Comité Noruego, encargado de seleccionar a los candidatos y al ganador del Premio Nobel de la Paz 2018, anunció  330 nominaciones, de las cuales 216 son individuos y 114, organizaciones. 

Solo dos argentinos fueron galardonados en la historia de este premio: en 1936, el entonces ministro de Relaciones Exteriores Carlos Saavedra Lamas, por sus gestiones para terminar la guerra del Chaco entre Bolivia y Paraguay, y en 1980, Adolfo Pérez Esquivel, por su por su compromiso con la defensa de la Democracia y los Derechos Humanos a través de medios no violentos frente a las dictaduras militares en América Latina hasta esa época.

Abuelas de Plaza de Mayo fue nominada como organización en otras oportunidades, sin embargo el año pasado la distinción se le otorgó a la Campaña Internacional por la Abolición de las Armas Nucleares. Este año la organización fue nominada nuevamente.

 

La disertante

Estela es una reconocida militante de Derechos Humanos. Su militancia comienza con la desaparición de su hija Laura en noviembre de 1977, quien estaba embarazada de tres meses. Ella comienza arduas gestiones para liberarla, pero no lo logra. Un año más tarde le entregan el cuerpo sin vida de su hija. Desde ese momento se centra en la búsqueda de su nieto y de los cientos de bebés que corrieron la misma suerte.

Desde el año 1989 preside la organización Abuelas de Plaza de Mayo que se encarga de la búsqueda de los jóvenes que fueron apropiados durante la última dictadura militar. Ha obtenido más de diez Honoris Causa de distintas Universidades Nacionales, entre ellas la UNCUYO. Además de haber recibido una gran cantidad de premios y reconocimientos a nivel local e internacional por su notable tarea.

En junio de 2014, finalmente escuchó lo que tanto había buscado y esperado: su nieto Guido había recuperado su identidad.