El Gobierno nacional comprará el sobrestock de leche para solventar la crisis del sector

La cartera agroindustrial oficializó la intención de avanzar con su política de "aportes compensatorios" para el precio de la leche cruda y la "compra de los sobre stocks de leche que tiene el sector industrial para ubicarlos en el exterior".

El Gobierno nacional comprará el sobrestock de leche para solventar la crisis del sector

El sobre stock de leche superaría los 40 mil toneladas en la industria láctea argentina (Foto publicada por Revista Motivar)

Nacional Unidiversidad Economía / por Unidiversidad / Publicado el 09 DE MARZO 2016

De la Vendimia en Mendoza -provincia en la que el Gobierno compra sobre stock de vino- Ricardo Buryaile, ministro de Agroindustria de la Nación, pasó a la décima edición de la Expoagro, la mega-muestra agropecuaria y de agrotecnología. Allí anunció la compra de stock de leche en polvo para aliviar al mercado ante la crisis que enfrenta el sector tambero, por la sobre oferta de materia prima y falta de precio en el orden doméstico.

El funcionario reveló, además, que “es el Estado el que va a controlar y fiscalizar las semillas en Argentina” en referencia al conflicto que mantienen los productores con la biotecnológica Monsanto, por el cobro de regalías y cánones al poroto ya cosechado. De esta manera, el Ministro indicó que será el Instituto Nacional de Semillas (Inase) el contralor y “no un privado” y anunció que están trabajando en una nueva Ley de Semillas, que suplante a la establecida en 1973: “Hace 14 años que se viene discutiendo una nueva ley y queremos que se contemple esto”.

En tanto, la cartera agroindustrial oficializó la intención de avanzar con su política de "aportes compensatorios" para el precio de la leche cruda y la "compra de los sobre stocks de leche que tiene el sector industrial para ubicarlos en el exterior". La medida tendría por objeto liberar de mercadería a un mercado que cuyo sobre stock superaría los 40 mil toneladas en la industria láctea, en un momento en el que el sector se encuentra seriamente afectado por la caída de los precios internacionales de la leche. Esto complementaría la decisión adoptada por Agroindustria de abonar $ 0,40 por litro de leche producido en los tambos durante los meses de enero a marzo para los primeros 3 mil litros diarios producidos por cada tambo.

Agricultura tiene en carpeta varias opciones para el destino que le daría a la leche en polvo que no puede ser colocada por la industria local, ya sea programas especiales como Leche Solidaria de España o bien cumplir con donaciones a los Cascos Blancos en Haití.

Buryaile recordó las primeras medidas que el Gobierno Nacional tomó para con el campo y sostuvo que, en lo que respecta a la falta de competitividad surgida por las retenciones y los problemas cambiarios “ya fueron solucionados”, pero afirmó que hay que llevar a cabo “los arreglos con los holdouts para que vengan fondos para mejorar la competitividad estructural argentina”.

Por otro lado, el Ministro negó una menguante liquidación por parte de los productores e indicó que “los exportadores se habían comprometido a liquidar cuatro mil millones de dólares, 400 millones por semana y eso  se cumplió. Los productores han liquidado mucho más en esta campaña que en las anteriores. Lo que ha pasado es que ha bajado sustancialmente el precio de la soja y del maíz, por eso no tenemos el volumen de recursos que quisiéramos tener”.

El responsable de Agroindustria también se refirió a las quejas reiteradas de algunos productores por los inconvenientes en el mercado del trigo, donde algunos denunciaban que se les pagaba un precio 20% menor al del mercado: “Nosotros hicimos todo lo que teníamos que hacer para que la comercialización sea fluida, eliminamos los Registros de Operaciones de Exportación (ROE’s), hoy tenemos la Declaración Jurada de Venta al Exterior (DJVE) y no estamos interviniendo. Lo que hace falta es aceitar la cadena y que vuelva a funcionar,  porque quedo todo ese resabio que el Estado intervenía siempre ayudando a los más grandes. Nosotros queremos un mercado que funcione libre y si me piden que intervenga,  me voy a convertir en un Moreno y no quiero”.

leche | sobrestock | semillas | monsanto