Fernández analiza si decreta una cuarentena total

La medida cuenta con el apoyo de la oposición. Podría confirmarse después de la reunión con gobernadores.

Fernández analiza si decreta una cuarentena total

Foto: La Voz

Nacional Unidiversidad Nuevo coronavirus / por Unidiversidad / Fuente: Clarín / Publicado el 19 DE MARZO 2020

Alberto Fernández definirá este jueves si decreta finalmente una cuarentena total y obligatoria en la Argentina. En las últimas horas se reunió con los jefes parlamentarios de la oposición y estos le trasmitieron su aval para que se declare la “cuarentena general” en todo el país. La definición se producirá luego de un encuentro clave que el jefe de Estado mantendrá con los gobernadores en una cumbre en la Casa Rosada.

También participó de ese encuentro de ayer el ministro de Salud, Ginés González García, que exhibió unas filminas que mostraban las acciones implementadas hasta el momento contra la pandemia del coronavirus y un protocolo de medidas posibles a tomarse en caso de que crezca exponencialmente el número de infectados. En ese documento se informaba:

- Que de ser necesario para lograr el aplanamiento de la curva de contagiados, podría ordenarse un bloqueo por dos semanas de los centros urbanos con casos confirmados de trasmisión local.

- Profundizar el “distanciamiento social” por 14 días, es decir, cuarentena.

- Cese de actividades comerciales, salvo aquellas esenciales, como farmacias, supermercados y estaciones de servicio.

- Evaluación de los resultados de las medidas cada 15 días para determinar si es necesario prolongarlas hasta que la tasa de crecimiento de contagios llegue a cero.

La pelea por contener el brote de coronavirus cierra la grieta

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, destacó este miércoles que el trabajo conjunto entre oficialismo y oposición ante la pandemia de coronavirus y advirtió que "se tomarán todas las medidas que sean necesarias" para "evitar que crezca la curva de casos" en Argentina.

De todos modos, algunos testigos de la reunión aclararon que, si bien el Gobierno analiza ese paquete de medidas, no estaba aún claro cuándo sería conveniente implementarlas. Consideraban que solo debería implementarse en caso de que crezca muy fuertemente el número de infectados.

En caso de que no se decrete la cuarentena, en el Poder Ejecutivo evaluaban otros planes. Uno es, una vez que el 31 de marzo terminen las medidas restrictivas vigentes, unificar los feriados del 2 de abril con los de Semana Santa para facilitar el “aislamiento voluntario”. Así, habría 13 días feriados continuados. Esta opción se podría adelantar ya a los feriados del 23 y 24 de marzo.

El Presidente, que este miércoles estuvo todo el día en la Casa Rosada, comunicará el jueves medidas para aliviar el pago de tarifas y para monotributistas. Además, se estableció que los jefes parlamentarios de la oposición replicarán la reunión de este miércoles cada 15 días.

"Estamos analizando la posibilidad de hacer un corte para darle la posibilidad a la gente de quedarse en su casa. Una serie de días donde digamos: 'Durante este plazo todos se quedan en su casa’. Está avanzado, estamos buscando el momento”. Así había hablado Alberto Fernández, en una entrevista radial días atrás.

Es que, pese a mostrarse conformes con el impacto de las medidas adoptadas en las últimas 72 horas para desalentar la circulación de personas, en el Gobierno no solo no descartan que el Presidente pueda disponer una cuarentena "obligatoria" o paralización a la italiana: por el contrario, admiten que es una posibilidad que está "en análisis" y que todo dependerá de la evolución de la curva de contagios. Según altas fuentes oficiales de Casa Rosada, esa medida "no está descartada", pese a que finalmente el fin de semana Fernández se inclinó por un paso "intermedio" –aunque no menor– con el cierre de escuelas, las licencias obligatorias en el sector público y la ampliación para los empleados privados contemplados en los grupos de riesgo.

"Esto es minuto a minuto", describen, casi a modo de justificación por aquel amague y resguardándose de un eventual decisión posterior del jefe de Estado. Es más: aseguran que la cuarentena "obligatoria" o paralización a la italiana es una de las medidas que el jefe de Estado empezó a evaluar la semana pasada, cuando se produjo un fuerte aumento de los casos confirmados y ante el temor de que crezcan los contagios y haya circulación local del virus. "El quería cerrar todo", exponen.

Se refieren no solo a las escuelas y a las fronteras, sino también al sector comercial y a la obligación de las personas de permanecer en sus casas y circular solo para hacer compras en supermercados y farmacias o dirigirse a centros de salud.

fernandez | coronavirus | cuarentena | gobernadores