Frutas de carozo: mapa interactivo para saber dónde comprar

En las grandes cadenas se vende el durazno a un promedio de 56 pesos el kilo, mientras que en los comercios de barrio el mismo producto se vende a 25 pesos. Productores argumentan la falta de rentabilidad y la superproducción del producto.

Frutas de carozo: mapa interactivo para saber dónde comprar

Foto: Micaela Iannizzotto.

Provincial Unidiversidad Economía / por Unidiversidad / Constanza Sánchez / Emilio Murgo y la colaboración de Mica Iannizzotto / Publicado el 23 DE ENERO 2018

Los precios de las frutas de carozo tales como el durazno, la ciruela y el damasco sufren una subida de precios que no tiene ninguna explicación oficial. Es que mientras los productores prácticamente regalan su mercadería, las grandes cadenas de supermercados comercializan este tipo de frutas con una suba que ronda el 450 % (si se compara la fruta adquirida en una verdulería sanrafaelina con respecto a una cadena de supermercados en el Gran Mendoza).

Mientras que las verdulerías de San Rafael comercializan el durazno a $ 12 el kilo, en Mendoza lo hacen a $ 23,25, casi al doble de precio. Lo más llamativo son los precios que manejan las grandes cadenas de Mendoza tales como Jumbo, Wall Mart, Coto y Vea. En ellos, el precio de durazno es de $ 56,15, mientras que el de la ciruela es de $ 50,40 el kilo.

Unidiversidad realizó un recorrido por distintas verdulerías y supermercados de Mendoza y reafirmó que los sobreprecios en la frutas de carozo están a la orden del día. En las grandes cadenas de supermercados el durazno pelón promedia $ 56,15, mientras que el durazno amarillo se cobra a $ 51,40. En el caso de la ciruela negra, el precio en góndola es de $ 50,40 y la roja, $ 34,90. Cabe destacar que en las verdulerías los precios bajan a casi la mitad. El durazno cuesta en promedio $ 23,25 y la ciruela, $ 23,75.

 

En este interactivo, al pasar el mouse por las barras se muestra el valor de los precios.

Según publicó Los Andes el 2 de enero de este año, en cuanto al planteo formulado por la Asociación de Productores y Exportadoras de Fruta Fresca de Mendoza, en la actividad de frutas de carozo, como el durazno, hay una superproducción que, sumada a la presión de Chile, afecta a los precios. En cuanto a la ciruela, ha bajado mucho el consumo en fresco, sumado al aumento en los costos que ha obligado a muchos productores a salir del negocio.

Lo preocupante para los productores se centra en que las tierras que ahora están incultas sean volcadas a emprendimientos inmobiliarios, especialmente aquellas fincas ubicadas en los alrededores de los centros poblados. Otra preocupación es que el sector haya adoptado la decisión de abandonar las plantaciones por falta de rentabilidad.

nacional | economía | frutas carozo | duraznos | damascos | ciruelas | interactivo